Deportes

En el muy selecto club 'Cinco copas'

  • El mexicano Márquez se convertirá en el cuarto jugador de la historia que tiene la fortuna de disputar cinco ediciones de la Copa del Mundo

El veteranísimo defensa Rafael Márquez, en el entrenamiento de México el pasado jueves en Moscú. El veteranísimo defensa Rafael Márquez, en el entrenamiento de México el pasado jueves en Moscú.

El veteranísimo defensa Rafael Márquez, en el entrenamiento de México el pasado jueves en Moscú. / josé méndez / efe

Rafael Márquez, central de la selección de México que en Europa triunfó en el Mónaco y, sobre todo en el Barcelona, entrará en Rusia 2018 en el selecto club, de cuatro miembros, de los que han disputado cinco fases finales de un Mundial de fútbol. Nacido hace 39 años en Zamora de Hidalgo, igualará las cinco comparecencias de su compatriota el portero Antonio Carbajal, del alemán Lothar Matthäus y de otro guardameta, el italiano Gianluigi Buffon, a quien España, en primera instancia, y Suecia -en la eliminatoria de repesca- evitaron que se convirtiera en Rusia en el único con seis Mundiales a sus espaldas.

El Kaiser de Michoacán, que ayer se entrenó a puerta cerrada junto a sus compañeros en las instalaciones del Dinamo de Moscú, en Novogorsk, al norte de Moscú, puede que no tenga una participación excesivamente activa en el torneo, pero su peso específico dentro de la plantilla del colombiano Juan Carlos Osorio es innegable y, de momento, ya ha entrado en la historia del fútbol mundial.

En la que también está su compatriota Antonio la Tota Carbajal, que debutó como guardameta más joven del Mundial de Brasil 1950, en la inauguración de Maracaná.

El portero de Ciudad de México participó después en los de Suiza 54 y Suecia 58, antes de convertirse en el primer jugador en disputar cuatro Mundiales, en el de Chile 62, torneo en el que también participó del primer triunfo de México en el principal competición por selecciones: 3-1 ante la extinta Checoslovaquia.

En el de Inglaterra 66, Carbajal -48 veces internacional, hoy con 89 años- amplió su récord a cinco y jugó su undécimo y último partido mundialista, dejando a cero su portería, en el empate contra Uruguay.

Pasarían 22 años hasta que Lothar Matthäus igualara al Cinco Copas mexicano.

Finalista en los Mundiales de España 82 y México 86, Matthäus alzó, como capitán, la Copa del Mundo de campeón en Italia 90, antes de disputar las fases finales de Estados Unidos 94 y Francia 98, donde el alemán batió el récord absoluto de partidos disputados en fases finales: 25 en total, de los 150 que jugó con la Mannschaft.

Hace cuatro años, en Brasil, se unió a ellos Buffon, 176 veces internacional e institución del deporte italiano. Aunque no disputó ningún partido, el portero de Carrara integró la selección azzurra en el Mundial de Francia 98, antes de disputar el de Corea y Japón 2002 y festejar título cuatro años después en el de Alemania.

El histórico portero de la Juventus también disputó el Mundial de Sudáfrica 2010 y el de Brasil, hace cuatro años.

Y pese a que no podrá festejar en Rusia una plusmarca que tardaría en ser batida, Buffon recibió una dedicatoria más que afectuosa por parte del presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, durante su intervención en el Congreso de la Federación Internacional de Fútbol que tuvo lugar esta semana en Moscú. En la que no se olvidó felicitar al gran capitán mexicano.

Márquez, convocado como internacional por primera vez en 1997, contra Ecuador, debutó en un Mundial hace 16 años, de la mano de Javier Aguirre, en el de Corea y Japón. El vasco le confirió galones y Márquez fue el capitán más joven de ese torneo, luciendo un brazalete que no se quitó en los tres siguientes.

Su primer Mundial acabó de forma amarga, ya que fue expulsado contra Estados Unidos por darle un cabezazo a Cobi Jones en el partido de octavos en el que el Tri quedó eliminado (2-0).

Pero la venganza, dicen, es un plato que se degusta frío: 14 años después, el Patrón se tomó la revancha, al marcar el gol decisivo en el triunfo histórico ante Estados Unidos (1-2, en Columbus, Ohio) que rompió la maldición del 2-0 y supuso el primer triunfo mexicano en 44 años en casa del vecino del norte.

No era la primera vez que Márquez anotaba con el Tri. El central de Zamora es el único defensa de toda la historia que lo ha hecho en tres mundiales distintos. Marcó en el de Alemania 2006, contra Argentina, en octavos; en el partido inaugural contra la anfitriona en Sudáfrica 2010; y ante Croacia, en el Mundial de Brasil 2014.

Su importancia en la historia del fútbol mexicano es hasta tal punto indiscutible que Carlos Vela no dudó ofrecerle su puesto en caso de que no seleccionaran para Rusia 2018. No hizo falta, porque Osorio confía plenamente en él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios