UCAM Murcia - Córdoba CF | La Previa Contigo en la distancia

  • Con el empujón moral de la hinchada, el Córdoba tiene el reto de sumar su primer triunfo a domicilio

  • El UCAM, ya más entonado aunque habita en puesto de 'play out', no sabe lo que es perder de local

La plantilla del Córdoba atiende las instrucciones de Raúl Agné durante el último entrenamiento. La plantilla del Córdoba atiende las instrucciones de Raúl Agné durante el último entrenamiento.

La plantilla del Córdoba atiende las instrucciones de Raúl Agné durante el último entrenamiento. / Laura Martín

Más unido que nunca, porque sabe que es la mejor manera de soportar la crisis institucional que lo ha encaminado a un oscuro túnel sabe Dios si con salida, el Córdoba CF juega este domingo en Murcia con el reto de hacer lo que hasta ahora se le ha resistido: triunfar de visitante. El conjunto blanquiverde sabe de la dificultad que entraña superar a un UCAM que empieza a entonarse, si bien se mantiene lejos de las posiciones de honor en las que todos daban por hecho que estaría. Pero ese es un problema ajeno a Raúl Agné y sus pupilos, que bastante tienen con estar centrados en la pelota con todo el ruido que hay a su alrededor, y no ahora, que parece depurado, sino desde el inicio de la competición.

Después de la importante victoria lograda en la parada anterior ante el Villarrobledo, y no sólo por el fondo (en pleno caos tras la salida de la presidencia de Jesús León, y cómo se llegó a eso), sino también por la forma (la actuación más solvente de la temporada), la escuadra cordobesista tiene en su cabeza dar un paso más.

Para engancharse de una vez por todas a los puestos de de play off, separados ahora apenas tres puntos, no vale con ser el mejor local; también hay que dar una buena cara en los viajes para enlazar de una vez por todas dos éxitos consecutivos y coger una cierta regularidad que permita ofrecer la imagen de serio aspirante al ascenso que debe acompañar siempre al CCF.

De momento, esa segunda parte de la ecuación ha sido imposible de cuadrar. Tres empates y otras tantas derrotas es el balance a domicilio; números paupérrimos -sólo el Algeciras, por la diferencia de goles, y el Villarrobledo, que sigue a cero, los empeoran- para un equipo con armas y caché de sobra para despegar sin los suyos.

Quizás por eso, ahora que vuelve a tocar jugar lejos, los ánimos de la hinchada en el último entrenamiento puedan servir de acicate para sentirse arropados también en la vieja Condomina. Falta hará, porque por mucho que el UCAM no esté bien en la clasificación, su rendimiento en casa sí está siendo más o menos solvente y, hasta la fecha, no sabe qué es perder; eso sí, ya se ha dejado por el camino ocho puntos, fruto de cuatro igualadas.

Los universitarios, a más con Miguel Rivera

Ese fue el resultado de su última cita de local, con el filial del Cádiz como enemigo, gracias a un gol ya en el descuento de Isaac Aketxe. El delantero vasco, una de las mejores referencias ofensivas de la división de bronce en las últimas dos temporadas, ejemplifica el despertar de los universitarios desde la llegada al banquillo de Miguel Rivera, pues un doblete suyo la pasada jornada en Algeciras dio también la primera alegría completa de visitante. Así, ya cuenta con cuatro dianas en su cuenta particular un ariete que bien pudo ser blanquiverde en verano, tras romper el año de contrato que le restaba con el Cartagena, con el que jugó, sin éxito, los dos últimos play off de ascenso.

Alineaciones probables del UCAM Murcia - Córdoba CF. Alineaciones probables del UCAM Murcia - Córdoba CF.

Alineaciones probables del UCAM Murcia - Córdoba CF. / El Día

Pero de lo que pudo ser y no fue, mejor ni preocuparse. Porque el Córdoba tiene argumentos más que sólidos para salir airoso por una vez en un desplazamiento. De momento, salvo alguna pequeña modificación táctica, se espera que los blanquiverdes partan con la idea de juego mostrada ya en la cita previa, con el balón como aliado y gente con calidad para aparecer y llevarlo al mejor puerto. Es por tanto esperada una continuidad del 4-2-3-1, con Javi Flores por detrás de Ortuño, y González e Imanol barriendo y repartiendo desde la medular.

El único cambio, obligado por la ausencia de Fidel Escobar, sería la entrada de Djetei o Fernando Román para hacer pareja con Chus Herrero. En todo caso, un equipo de garantías que quiere dar la primera gran alegría de la temporada lejos de El Arcángel a un cordobesismo que sufre por los suyos, a los que no abandonará nunca. Y menos ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios