Córdoba CF Piovaccari, un poco más lejos de seguir en el Córdoba CF

  • El interés del club blanquiverde se enfría a la espera de cerrar la llegada del nuevo entrenador

  • El jugador ya está de vacaciones en su país natal y ya dejó entrever que no esperará demasiado

Piovaccari protesta un fuera de juego en el último partido de liga, en Riazor. Piovaccari protesta un fuera de juego en el último partido de liga, en Riazor.

Piovaccari protesta un fuera de juego en el último partido de liga, en Riazor. / LOF

Comentarios 0

La continuidad de Piovaccari en el Córdoba la próxima temporada no está tan clara como en un principio se esperaba. El interés del club blanquiverde por renovar al ariete, que era firme antes de la finalización de la liga, parece haberse enfriado a la espera de cerrar la incorporación del nuevo entrenador y el jugador ya se encuentra de vacaciones a la espera de noticias, aunque con la sensación de que no le faltarán ofertas después del buen rendimiento exhibido durante la campaña recién finalizada.

Y es que a nadie se le escapa que el italiano ha sido –junto con Andrés Martín– el principal argumento ofensivo del conjunto cordobesista durante este curso. Piovaccari ha jugado 37 partidos (35 en Liga y dos en Copa), en los que ha hecho 13 goles (uno de ellos en la competición copera). Unos números que han sorprendido a propios y extraños, pues en principio el jugador llegó en unas condiciones bastante asequibles, después de estar sin equipo durante gran parte del verano y entrenarse con el combinado de la AFE.

Por ese gran rendimiento ofrecido, en el seno del Córdoba estaban decididos a atar la renovación del jugador. Un convencimiento que el paso de los días ha enfriado en parte. Por un lado, las declaraciones del jugador tras el último partido en casa, en las que apuntó que no sabía si podría esperar demasiado a que el club blanquiverde definiera su proyecto, no han sentado demasiado bien en la planta noble de El Arcángel. Por otro lado, la salida de Rafael Berges de la entidad ha hecho que el de Gallarate pierda a su gran valedor dentro de la entidad. No en vano, Berges fue el hombre que apostó por él en verano y que le dio la oportunidad de regresar a Córdoba tras una primera etapa menos brillante.

De ese modo, lo que iba a ser una oferta inminente por parte del club blanquiverde, con la idea de alcanzar un acuerdo rápido entre ambas partes, ha quedado de momento en un segundo plano. Y es que en las oficinas de El Arcángel, después de la llegada de Alfonso Serrano como nuevo director deportivo, se afanan ahora en cerrar la contratación del nuevo técnico, que el Córdoba espera tener cerrada a finales de esta semana o principios de la siguiente.

Cuando el banquillo tenga nuevo inquilino, serán él y el director deportivo los encargados de examinar las posibilidades que existen en la plantilla que ha finalizado el curso, tanto de los jugadores que siguen con contrato –aunque el club ya avanzó algunas operaciones como la salida de Jaime Romero y alguna más– como de los que pudieran interesar para renovar.

Ese visto bueno del futuro entrenador se antoja más importante si cabe para el puesto de teórico delantero titular del Córdoba, que todos en el club entienden como una figura clave si realmente se quiere aspirar a conseguir el retorno por la vía rápida a LaLiga 1|2|3.

El jugador, de vacaciones

Y en ese compás de espera en el que se mueve el Córdoba hasta poner cara a su nuevo entrenador, Piovaccari se ha marchado ya de vacaciones a su país natal sin recibir la deseada oferta de renovación, con la tranquilidad de que propuestas no le deben faltar después de su gran temporada en lo individual, muy al contrario de lo que le sucedió en el verano pasado.

En el Córdoba, por el momento, mantienen el interés en contar el jugador, pero esa firme intención de intentar atar su renovación ha quedado aparcada hasta ser evaluada por los nuevos responsables deportivos. Un compás de espera que aleja un tanto al delantero de seguir en El Arcángel, a pesar de que en un momento de la temporada ese vínculo estuvo automáticamente renovado.

Y es que en el contrato del ariete transalpino se incluía una cláusula de renovación automática si lograba alcanzar la cifra de diez goles. Piovaccari cumplió sobre el césped, pero el descenso de categoría anulaba dicha cláusula y devolvía al jugador a la situación actual de libertad. Su contrato, pues, finaliza el próximo 30 de junio y el italiano ya es libre para escuchar ofertas. Unas propuestas que pueden alejarle del Córdoba a pesar de su expresado deseo de continuar en la ciudad donde reside su familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios