Córdoba CF

El dominio de las áreas como transición hacia al éxito del Córdoba CF

  • El equipo blanquiverde cierra 2020 con su mejor promedio de goles encajados desde 2003

  • Piovaccari, con cuatro dianas, está metido de lleno en la lucha por el pichichi de la categoría

Piovaccari celebra con Djetei, ante la llegada de Bernardo Cruz, uno de sus goles ante El Ejido. Piovaccari celebra con Djetei, ante la llegada de Bernardo Cruz, uno de sus goles ante El Ejido.

Piovaccari celebra con Djetei, ante la llegada de Bernardo Cruz, uno de sus goles ante El Ejido. / Juan Ayala

La llegada de Pablo Alfaro ha transformado al Córdoba CF, que acumula pleno de victorias -tres de tres- con el técnico maño al frente, lo que lo ha asentado en la zona de ascenso del Subgrupo IV-B de Segunda División B con 14 puntos, a tres del líder UCAM Murcia. Además, el equipo se clasificó brillantemente para la segunda ronda en de la Copa del Rey, que traerá el 5 de enero a El Arcángel un equipo de Primera División como el Getafe, tras superar en su estreno en el torneo a un Albacete de Segunda División.

Entre las claves de tal mutación, que dan para un análisis más profundo, hay una que destaca por encima de todas: el dominio de las áreas, la propia y la contraria, que se refleja en los seis tantos conseguidos en esos tres partidos, que terminaron todos con la puerta a cero, tanto en los dos que Isaac Becerra defendió la portería como en el que lo hizo Edu Frías. Queda claro que, más allá del estilo, el dibujo táctico o las sensaciones, esa fortaleza en los extremos del campo es el camino más rápido para alcanzar el éxito.

En materia defensiva, los datos, fríos, dicen que el Córdoba cerrará este 2020 con solo 16 goles encajados en los 19 partidos oficiales disputados. El promedio, por tanto, se queda en 0,84, que viene a ser el mejor desde 2003. Aquel año natural, los blanquiverdes lo finalizaron con 37 tantos recibidos en los 45 choques jugados, lo que arrojó una media de 0,82, lo que valió para conseguir una agónica permanencia con aquel último empate en Getafe (1-1) con Castro Santos al mando y poner los cimientos para una nueva salvación igualmente apurada en Leganés (0-1), ya en 2004, con el villarrense Pedrito como técnico.

Ni que decir tiene que el objetivo de este ejercicio es mucho más ambicioso. Para poder, al menos, pelear por él, será necesario mantener la seguridad ofrecida en estos últimos tres duelos, y que ya se pudo ver también, con otros matices, en los primeros del campeonato, entonces con Juan Sabas como entrenador. Su relevo, Alfaro, conoce perfectamente esta receta, pues ya el curso pasado hizo del Ibiza el conjunto menos goleado de la categoría con apenas 18 tantos -en 28 partidos, lo que deja un promedio de 0,64- en la fase regular, aunque luego aquello sirviera de poco en el play off por el buen hacer del Cornellá, que dejó fuera a los pitiusos en el primer cruce en Marbella.

Con todo, parece evidente que no solo del rendimiento defensivo puede valerse un Córdoba que cuenta con uno de los mejores frentes ofensivos de la categoría. Por ahora, tras un parón en la fase más crítica previa al relevo en el banquillo y gracias principalmente a la goleada ante El Ejido (4-0) de la parada liguera más reciente, los números empiezan a sonreír también en ese aspecto. El cuadro cordobesista suma 11 dianas en sus ocho partidos del campeonato regular en Segunda B, solo una menos que el Real Murcia y el Recreativo de Huelva, si bien el Decano milita en el otro subgrupo.

Gran parte de ese rendimiento lo tiene el acierto mostrado por Federico Piovaccari, máximo anotador blanquiverde con cuatro goles en los ocho partidos que ha disputado (nueve si se cuenta el de Copa). Esta cifra mete al ariete italiano directamente en la lucha por el pichichi no solo del Grupo IV, sino también de Segunda B, que a estas alturas aún se encuentra muy apretada.

De momento, y según los datos ofrecidos por Futbolistika, en ambas manda el sevillista Iván Romero, que anotó los dos goles que dieron el triunfo a su equipo en El Arcángel, con cinco tantos, los mismos que Dioni (Cultural Leonesa), Hugo Duro (Castilla), Javi Martón (Covadonga), Megías (Socuéllamos) y Raúl González (Lleida Esportiu). Con los mismos cuatro goles que suma Pío hay otros 16 futbolistas, entre ellos el cordobés Hugo Díaz (Linares Deportivo) o Chumbi (Real Murcia).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios