Córdoba CF

El Córdoba CF más ganador desde 2006

  • El inmaculado esprint final con Alfaro provoca el mejor porcentaje de triunfos en los últimos 15 años

  • Aquel curso, también en Segunda B, terminó con el ascenso en El Alcoraz de Huesca en el 'play off'

Los jugadores del Córdoba CF celebran uno de los goles a El Ejido, ante el visitante Adrián Cova. Los jugadores del Córdoba CF celebran uno de los goles a El Ejido, ante el visitante Adrián Cova.

Los jugadores del Córdoba CF celebran uno de los goles a El Ejido, ante el visitante Adrián Cova. / Juan Ayala

El tres de tres, ese pleno al nueve, conseguido por el Córdoba CF de la mano de Pablo Alfaro desde su desembarco en el club continúa teniendo reflejo directo en las estadísticas. Las individuales, como esa que sitúa al técnico aragonés como el mejor revulsivo en el banquillo cordobesista desde que Miguel Ángel Portugal relevara en 2003 a Fernando Castro Santos; y las colectivas, como el ascenso hasta la segunda posición del Subgrupo IV-B de Segunda B, ya a tiro de un partido del líder UCAM Murcia.

Pero también, en este último apartado global, han convertido a este CCF en el más ganador en un año natural desde 2006. Todo con los condicionantes propios de un 2020 que sufrió un parón de hasta cinco meses sobre el desarrollo lógico de las dos temporadas solapadas en él por culpa de la pandemia del coronavirus, que paralizó el curso 19-20 en marzo y pospuso el arranque del 20-21 hasta mediados de octubre. Por medio, ya se sabe, aquel play off exprés de la Costa del Sol que Alfaro disputó al frente del Ibiza –lo eliminó el Cornellá en el primer cruce– y la remodelación del fútbol no profesional español ya iniciada y que culminará a partir del próximo verano.

Yendo al grano, a los números de la escuadra cordobesista escrutados por el analista deportivo Álvaro Vega (@laligaennumeros), hay que decir que el equipo ha disputado este año que ya adivina su final un total de 19 partidos, de los que ganó nueve, empató cinco y perdió otros cinco. Esas nueve victorias, en las que ha jugado un papel predominante ese tres de tres desde el relevo de Alfaro por Juan Sabas –el preparador madrileño sumó dos triunfos en sus seis jornadas al frente del CCF, por los cuatro de Raúl Agné, al que sustituyó en marzo con el equipo fuera de la zona de play off–, suponen un 47,36% de éxito.

Y ese porcentaje, tan cercano a la mitad, no se disfrutaba en El Arcángel desde hacía 15 años. De hecho, desde que en 2006, siempre bajo la dirección de Pepe Escalante, los blanquiverdes ganaran 19 de los 39 partidos disputados –empataron una docena y perdieron apenas ocho– para firmar un sobresaliente 48,71%. Esa racha no permitió jugar la promoción en el ejercicio 05-06, finiquitada con el doble traspiés en Almansa y ante el Écija, pero sí puso los cimientos para estar en la del 06-07, que terminó con una alegría por todo lo alto.

Un play off, el último que el Córdoba ha disputado de Segunda B a Segunda, que determinó su último ascenso al fútbol profesional, tras entrar como cuarto y superar en aquellas ajustadas eliminatorias tanto al Pontevedra en Pasarón como al Huesca en El Alcoraz, dado que el factor campo siempre estuvo en contra. Sin duda, los pasos ahora se están dando para repetir, con otra fórmula por las modificaciones en la reglamentación, ese mismo final, con el que el cordobesismo empieza a soñar de nuevo después de la inmaculada irrupción de Pablo Alfaro en su banquillo.

Solo otra vez por encima del 40% en este intervalo

La dificultad para sumar un porcentaje tan elevado se refleja en el hecho de ambas marcas se han producido con el equipo en la categoría de bronce. Y también en que desde aquel año 2006 solo en una ocasión más se superó el 40% de victorias, esta vez sí en Segunda División. Fue en el año 2012, curiosamente cuando está establecido, en este intervalo, el tope de triunfos, con 23, en un año natural con 52 partidos oficiales, que también es el máximo en esta década y media.

Eso se traduce en un 44,23% de éxito, que permitió disputar el primer play off de ascenso a Primera, con Paco Jémez, en el curso 11-12. Y en el siguiente, jugar la histórica eliminatoria de Copa del Rey con el Barcelona, tras apear a la Real Sociedad en la ronda anterior –ambos conjuntos jugarán en enero, el miércoles 13, en El Arcángel la primera semifinal de la Supercopa de España–, ya con otro cordobés como Rafael Berges al mando.

Recuperando los topes en estos 15 años, el de empates quedó fijado con 20 en 2014, el año del retorno a Primera con los números arrastrados de Pablo Villa y Luis Carrión, y el toque final de Albert Ferrer, al que ya en la élite no tardaría en relevar Miroslav Djukic. Precisamente el serbio también puso su granito de arena en el récord de derrotas, las 23 que dejó el 2015, lastrado por esa vergonzosa segunda vuelta en la máxima categoría que cerró José Antonio Romero (alguna llegó también con Oltra ya en Segunda); y que se repitieron en 2017, con Carrión en la parte inicial de la desescalada blanquiverde, a la que luego dieron continuidad Juan Merino y Jorge Romero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios