Córdoba CF

El Numancia, un rival que muere con sus armas

  • La sanción de Alberto Escassi provocará cambios en el centro del campo del conjunto rojillo

  • El cordobés 'Pichu' Atienza es el líder del entramado defensivo del equipo de López Garai

Varios jugadores del Numancia presionan al nazarí Vadillo. Varios jugadores del Numancia presionan al nazarí Vadillo.

Varios jugadores del Numancia presionan al nazarí Vadillo. / Álex Cámara

El Numancia, que este sábado recibe al Córdoba en Los Pajaritos, sigue gozando de la simpatía del fútbol español desde que protagonizara a finales de los 90 una competición copera en la que eliminó a varios equipos de Primera División antes de caer en la eliminatoria de octavos de final con el Barcelona.

Empujado por aquella gesta, vivió después varios años de gloria en los que logró hasta tres ascensos a la máxima categoría. Ahora cumple su décima campaña consecutiva en Segunda con el mismo objetivo de amarrar la permanencia de forma desahogada, sin descartar dar la sorpresa. De hecho, ya el curso pasado se quedó a un paso de volver a ascender a la élite, al perder la final del play off con el Valladolid tras dejar fuera en semifinales al Zaragoza.

El conjunto soriano se rearmó en verano con la llegada de López Garai al banquillo. Tras una irregular primera vuelta, el Numancia trata ahora de enderezar el rumbo y asentarse en la zona tranquila de la tabla. Para ayudar, el club ya ha incorporado en este mercado invernal los defensores Osede, Ganea y Centelles.

Sin balón

Los equipos de López Garai suelen tener gran orden táctico y buen trato de balón. El técnico dispone un 4-3-3 con la idea de ser protagonista con el balón, tenerlo para hacer daño, y realiza una presión alta para robar rápido y manejar el juego. Trata de salir combinando desde atrás, exigiendo el pase como mejor arma para batir líneas.

Juan Carlos es el meta titular. Unai Medina, con Markel como alternativa; y Ripa, ahora apretado por el recién llegado Ganea, suelen ocupar los laterales. Como centrales, Pichu Atienza es fijo y junto a él se sitúan Carlos Gutiérrez u Osede. Por la forma de juego exigida por el el exblanquiverde, además de contundentes y expeditivos, tratan de salir con el balón, por lo que quedan expuestos a errores en la transición.

Con balón

El Numancia utiliza un triángulo en la medular, con un pivote defensivo y dos jugadores por delante, pero que actúan muy cerca. Diamanka o Kako harán la función de stopper tras la sanción de Escassi, tratando de dar salida de balón e imponer su potencia y trabajo; el senegalés, Nacho, Marc Mateu y Fran Villalba, jugadores con gran calidad para asociarse y asistir, se disputan las dos plazas de volante.

Ya en ataque, en el costado derecho suele jugar Yeboah, eléctrico, rápido y con buen desborde; y en el izquierdo, Alain Oyarzun, también rápido y con buena capacidad técnica, con recambios como Nacho y Mateu. Y arriba, como referencia, Guillermo parte con ventaja sobre Higinio, Jordi Sánchez o Borja Viguera.

Lo mejor

Templanza en sus acciones.

Lo peor

Errores de transición en la salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios