Córdoba CF Lago Junior, un peligro a la carrera

  • El costamarfileño lidera con diez goles al Mallorca, segundo equipo más productivo de la categoría

  • Su velocidad y verticalidad, una exigente prueba para la ya de por sí exigida defensa blanquiverde

Lago Junior pugna con el jugador del Granada Víctor Díaz, en el duelo de Los Cármenes. Lago Junior pugna con el jugador del Granada Víctor Díaz, en el duelo de Los Cármenes.

Lago Junior pugna con el jugador del Granada Víctor Díaz, en el duelo de Los Cármenes. / Carlos Gil

Más allá de la dispar situación en la clasificación de LaLiga 1|2|3, la opuesta trayectoria reciente, la acumulación de sensaciones desde que arrancó el curso o el estado de ánimo reinante en el grupo, el Córdoba CF tiene este domingo ante el Mallorca (El Arcángel, 12:00) un encuentro complicadísimo.

Todo eso añade pimienta a la obligación de los blanquiverdes de sumar los tres puntos para engancharse con todas las de la ley a la batalla por la permanencia, de la que ahora le separan nueve puntos. Pero la presión, aunque menor porque tiene ese mismo objetivo ya en la mano, también persigue a un cuadro balear que ahora vive el sueño de entrar en un play off en el que ahora mismo tiene plaza.

Aunque quedarse con sólo un nombre en la brillante campaña bermellona no haría justicia, lo cierto es que hay uno que destaca por encima de todos: Lago Junior. El atacante costamarfileño, que sabe ya lo que es marcar en El Arcángel –lo hizo en su última visita con el Mirandés y en su primera con el Numancia–, refleja la decidida apuesta de Vicente Moreno por martirizar a su enemigo a la carrera, en transiciones verticales a toda velocidad. Y eso es algo con lo que viene sufriendo este CCF desde hace meses, lo que convierte la cita del domingo en un examen con mayúsculas para el equipo y, sobre todo, Rafa Navarro, afanado en cómo detener el caudal ofensivo insular.

La peor defensa de todo el campeonato (57 dianas encajadas) tendrá que hacer frente al segundo mejor ataque del torneo (41, dos menos que el líder Osasuna). Solo ese dato ya recuerda que si el partido es de goles, si se rompe y pasa a ser de ida y vuelta y descontrolado, las opciones de éxito del Córdoba se verán minimizadas.

Un rival letal con espacios

El reto pasa por jugar juntos, apretar mucho al balón y reducir al mínimo los espacios, tanto por fuera como a la espalda de los centrales, incluso si es necesario con ayudas constantes. Porque es precisamente por ahí por donde puede hacer más daño un Mallorca que, con todo, tiene otros argumentos como la estrategia –otro quebradero de cabeza en clave cordobesista en un ejercicio para olvidar– para amenazar.

Con Salva Sevilla como lanzador desde la medular y Ante Budimir fijando a los centrales con un sobresaliente juego de espaldas y una aportación siempre inteligente, la velocidad de Lago Junior, Leo Suárez o Aridai Cabrera hace el resto. El primero es el único jugador de campo de la plantilla del Mallorca que ha jugado los 31 partidos ligueros, estando casi siempre en el verde salvo en los llamados minutos de la basura.

En ese tiempo, al africano le ha dado para sumar ya una decena de goles y siete asistencias –a sólo dos del líder de la categoría, su compañero Salva Sevilla–, las dos últimas el pasado lunes ante el Zaragoza (3-0): el primero a la cabeza del cordobés Raíllo desde la banda, a pie cambiado, y el segundo en posición centrada para facilitar el mano a mano de Aridai con el meta blanquillo.

Rafa Navarro debe ajustar conceptos defensivos

Porque a pesar de que el atacante costamarfileño suele jugar tirado a la izquierda, pese a su condición de diestro, también lo puede hacer por dentro o por el perfil contrario. En todas las posiciones es diferencial; rapidísimo, aun con el balón pegado al pie, con cambio de ritmo, buen regate, visión de juego y gran disparo, Lago Junior pasa a ser este fin de semana el principal quebradero de cabeza de la zaga cordobesista. Atarlo en corto y no dejarlo correr será clave para poder tumbar a un rival que llega al duelo en su mejor momento de la temporada y que quiere seguir sumando puntos a la carrera.

Para que todo eso no salga habrá que ver el plan que dispone el Córdoba. Fernández será su rival directo, pero necesitará ayuda de su interior –ojo a las incorporaciones de Estupiñán– y la vigilancia de los pivotes y hasta los centrales. Porque controlar a Lago puede ser sinónimo de alegría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios