Córdoba CF Andrés, calma y madurez

  • El delantero, en la agenda de varios clubes de Primera, negocia algunos aspectos de su contrato

  • "El Córdoba se va a quedar en Segunda", indica con la serenidad propia de todo un veterano

Andrés Martín controla un balón en la frontal del área ante Juan Cruz e Iván Sánchez, del Elche. Andrés Martín controla un balón en la frontal del área ante Juan Cruz e Iván Sánchez, del Elche.

Andrés Martín controla un balón en la frontal del área ante Juan Cruz e Iván Sánchez, del Elche. / LOF

Andrés Martín es la sensación del Córdoba CF actual, la única alegría de una temporada para olvidar a la que inicialmente no estaba invitado y de la que acabará siendo protagonista, de una u otra manera. De hecho, tras los movimientos realizados en el último mercado de invierno que no han servido para aliviar la tensión en la tesorería del club –debe las nóminas de las mensualidades de febrero y marzo– es el único as en la manga que le queda a Jesús León para cuadrar las cuentas.

De momento, el joven delantero está ya en la agenda de varios clubes de Primera, que vienen siguiendo de cerca sus actuaciones, si bien su prioridad actual es el Córdoba. Y no sólo con su trabajo en el césped, vital para tratar de dar forma al milagro de la permanencia, sino también con contactos en los despachos para resolver algunos puntos de su contrato, ahora obsoletos tras su promoción a la primera plantilla.

Mientras Real Madrid, Barcelona, Atlético o Real Sociedad, entre otros, ya lo han visto en las últimas semanas en directo, el entorno del jugador se encuentra en contacto permanente con el Córdoba. El objetivo es actualizar determinados detalles de su contrato, profesional desde el verano de 2018, aunque todavía no en el aspecto económico pese a su condición de jugador de LaLiga 1|2|3 a todos los efectos. Tal vez, sobre la mesa, aparezcan nuevas opciones sobre el que hoy en día es el activo principal de la entidad.

Real Madrid, Barcelona, Atlético o Real Sociedad lo han visto en directo en las últimas semanas

Porque como de bien nacidos es ser agradecidos, Andrés Martín reconoce que "el Córdoba es el equipo que me lo ha dado todo, el club que ha confiado en mí". Y su deseo es devolver esa confianza de la manera que mejor sabe: con goles, asistencias y participación directa en el juego ofensivo de un equipo en el que hoy en día es titular indiscutible.

Quizás por eso, consciente de que tiene un diamante cada vez menos en bruto, el CCF se afana en darle todos los cuidados posibles para que se sienta cómodo y feliz. Fuera del foco mediático, ayer ofreció unas manifestaciones del futbolista de Aguadulce en sus canales; un día antes ya había lanzado el cartel promocional de la final con el Lugo, en la que Andrés aparece con el máximo goleador de la historia de la entidad, Manolín Cuesta. Todo desde la calma, como debe ser.

Presenta la batalla final ante el Lugo

"Con tanta gente, el Córdoba se va a quedar en Segunda, porque es un equipo muy grande en España", comentó el atacante de 19 años, reconociendo a su vez que la institución está "en un momento complicado", deportiva y económicamente. Con todo, este fijo en los esquemas de Rafa Navarro, como ya lo fue también de Curro Torres, se apresuró a recordar que "todos mis compañeros están comprometidos al cien por cien y vamos a sacar esto adelante".

Con contrato profesional desde verano, su paso al primer equipo todavía no ha sido recompensado

Pero va más allá, con una serenidad impropia de quien apenas acumula una veintena de partidos en la categoría de plata. Andrés afirmó que "pisar El Arcángel, jugar con nuestra gente es todo, porque cuando el estadio ruge el equipo lo nota". "En El Arcángel no creo que jueguen sólo once", insistió el delantero sevillano, un factor clave que el Córdoba debe intentar aprovechar el domingo en la final ante el Lugo. La escuadra gallega es la que marca ahora mismo la frontera con la permanencia, con ocho puntos más que los blanquiverdes.

Y esto es el presente, aún oscuro, de un jugador que prefiere dejar al margen los rumores sobre el destino futuro para tratar de llegar a ese momento con la mayor luz posible siguiendo los mejores consejos: "Mi padre siempre me dice lo mismo: que trabaje, que no me crea lo que soy, que al final estoy aquí, pero que hace un año no me conocía nadie, y que si llego algún día, ojalá que sí, pues que tenga siempre los pies en el suelo, no me crea más que nadie y siga con la misma humildad que siempre". Una receta, sin duda, más que acertada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios