Córdoba CF

El Córdoba CF y el Córdoba Futsal, otra vez abocados a jugar a puerta cerrada

Aspecto de la grada de Preferencia en el partido ante el Getafe de Copa del Rey. Aspecto de la grada de Preferencia en el partido ante el Getafe de Copa del Rey.

Aspecto de la grada de Preferencia en el partido ante el Getafe de Copa del Rey. / Juan Ayala

Córdoba al completo, como el resto de Andalucía, pasará en la medianoche del domingo 17 de enero al nivel 4 de alerta, dentro del paquete de medidas tomadas por la Junta de Andalucía para intentar frenar la expansión de la tercera ola de la pandemia del covid-19. Y uno de los sectores damnificados volverá a ser el deporte, que pasará a jugarse a puerta cerrada, sin público en las gradas de estadios ni de pabellones.

De esta manera, recintos como El Arcángel, que hace apenas diez días acogió a 2.500 espectadores para el partido de Copa del Rey ante el Getafe, o Vista Alegre, que reunió a 200 aficionados en su último choque de 2020, volverán a ver desiertos sus graderíos. Lo mismo ocurrirá con el Ciudad de Lucena, el Manuel Polinario o el Municipal de Pozoblanco y Miralbaida... Puerta cerrada para frenar al coronavirus.

Esta situación no es nueva, pues varias zonas de la provincia ya estuvieron durante la segunda ola de la pandemia en este nivel 4 que reduce a cero la presencia de público en los eventos deportivos. De hecho, el Córdoba CF jugó a puerta cerrada su partido ante el Sevilla Atlético, en el que hasta ahora es su único revés en casa. Antes y después había contado con el apoyo de 400 y hasta 800 seguidores.

De hecho, el club tenía la intención de volver a reunir a 2.500 fieles el próximo miércoles con motivo de la visita de la Real Sociedad por la Copa, y hasta elevó nuevamente la petición a la Delegación de Salud en Córdoba para catalogar de "excepcional" el partido. Pero el paquete de medidas anunciado este viernes por el Ejecutivo andaluz deja en nada tal petición y va más allá, pues obliga a jugar a puerta cerrada. Es más, salvo cambio radical, esta será también la situación en el choque liguero ante el Yeclano del domingo 24.

No será el Córdoba el único club afectado. En la capital también quedará cerrado al público Vista Alegre, donde el Córdoba Futsal y el Deportivo Córdoba juegan sus partidos de Primera División y Segunda Femenina, respectivamente. Los primeros vieron aplazado el derbi regional de este fin de semana con el Jaén, en el que hubieran podido tener el apoyo de su afición al jugarse el sábado por la tarde, y volverán a actuar de local el próximo fin de semana ante el Betis; las segundas, por su parte, juegan este sábado en Antequera y siete días después recibirán al Almaraz.

Y eso mismo ocurrirá con los estadios de los representantes de Tercera División (Ciudad de Lucena, Salerm Puente Genil, Córdoba B y Pozoblanco), los dos equipos de la Liga Reto Iberdrola (Córdoba Femenino y Pozoalbense) o los representantes provinciales de la División de Honor Juvenil, que mantendrán por ahora sus calendarios. Queda por ver qué pasa con categorías menores, ante el cierre perimetral de las provincias.

Esta decisión, como ha anunciado la Junta de Andalucía, se revisará de forma periódica y serán los datos de la pandemia del covid-19 los que marquen la vuelta de los espectadores a los estadios. De momento, el CCF tendrá que dejar en nada el sorteo anunciado entre sus aficionados para asistir al mencionado choque ante la Real Sociedad, que como ya hiciera el miércoles en la Supercopa de España, volverá a jugar en El Arcángel a puerta cerrada, sin el calor de los aficionados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios