Córdoba CF

El Córdoba CF trata de transmitir calma ante el embargo por la deuda con Luis Oliver

  • La entidad prepara una "respuesta en los juzgados" al no reconocer ese débito de 1,8 millones

  • Ha comenzado a "transferir cantidades" a los cuerpos técnicos anteriores para inscribir al plantel

Luis Oliver y Jesús León, juntos durante una comparecencia de prensa antes de su llegada al Córdoba CF. Luis Oliver y Jesús León, juntos durante una comparecencia de prensa antes de su llegada al Córdoba CF.

Luis Oliver y Jesús León, juntos durante una comparecencia de prensa antes de su llegada al Córdoba CF. / El Día

Como desgraciadamente viene ocurriendo en la mayor parte de los últimos tiempos, el ruido extradeportivo vuelve a primar sobre el proyecto deportivo del Córdoba CF. A la guerra abierta que mantienen el máximo accionista, Jesús León, con Carlos González, anterior propietario del paquete mayoritario de acciones, por el control de la sociedad, ahora se ha unido la reclamación, vía judicial, de Bitton Sport (Luis Oliver) de 1,8 millones de euros (1,2 más 0,6 presupuestados por intereses, gastos y costas) por su despido del pasado año. Y esto se ha traducido en el embargo -aunque la notificación a tal efecto no haya sido recogida- a un club que este viernes ha tenido que salir al paso de tales informaciones.

Así, mediante un comunicado, el Córdoba advierte que "no está embargado", argumentando que "las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) no pueden ser objeto de embargo como tal". Están embargados sus bienes e ingresos de manera preventiva, a pesar de que la notificación remitida al club el pasado 30 de julio no fuera recogida. Ese desconocimiento no frena la decisión del juzgado, al tratarse de un título ejecutivo tras no haber fondos para abonar los pagarés presentados por Bitton Sport por las cantidades requeridas.

Pese a todo, el club informa en su nota que "está funcionando en todos sus estamentos con absoluta normalidad" y apunta que este mismo viernes "ha comenzado a transferir cantidades a los anteriores cuerpos técnicos (los liderados por José Ramón Sandoval y Curro Torres), por lo que espera que la próxima semana, como tenía previsto, inscriba a la totalidad de su plantilla y actual cuerpo técnico en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)".

Este es el paso previo y obligatorio para poder competir. La cantidad que el Córdoba adeuda a ambos entrenadores y sus ayudantes asciende prácticamente a 250.000 euros, que deberán ser abonados con fecha tope el 23 de agosto para poder iniciar la temporada ante el Recreativo Granada, el fin de semana del 24-25 del mismo mes.

Un mensaje de "tranquilidad" para el cordobesismo

La entidad aclara en su enunciado que "las noticias aparecidas tienen como origen una reclamación de cantidad por parte del ex director deportivo del club, Luis Oliver, reclamación con la que el Córdoba CF, en defensa de sus intereses, no está de acuerdo y contra la que ya prepara desde hace días la correspondiente respuesta en los juzgados, a principios de septiembre".

Agosto es un mes inhábil judicialmente hablando, de ahí que los movimientos estén pospuestos, aunque antes, a buen seguro, habrá contactos entre las partes para intentar solventar la situación. Porque las vías para frenar el embargo pasan por liquidar la deuda contraída o alcanzar un acuerdo extrajudicial.

Por último, el Córdoba CF ha aprovechado su comunicado para "mandar un mensaje de tranquilidad ante las informaciones que tienen un origen de intereses económicos de terceros, muy alejados de nuestro único objetivo, que es el fútbol y preparar una temporada en la que se ha de buscar el objetivo del ascenso". Y en eso trabajan, contra viento y marea y apartados del ruido, Enrique Martín y sus jugadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios