Córdoba CF

¿Cuál es la deuda real del Córdoba CF?

  • El club blanquiverde fija su pasivo en el entorno de los 2,5 millones, lejos del cero pronosticado

  • Un informe oficial de la Comisión de Control del convenio de acreedores lo eleva a 9,3 millones

Jesús León, pensativo, durante una comparecencia de prensa en El Arcángel. Jesús León, pensativo, durante una comparecencia de prensa en El Arcángel.

Jesús León, pensativo, durante una comparecencia de prensa en El Arcángel. / El Día

Las arcas del Córdoba CF están vacías. Los problemas para abonar las nóminas de los profesionales deportivos y no deportivos del club vuelven a estar encima de la mesa, con la cantinela continua de que la solución será inminente. De momento, la mensualidad de septiembre aún deben percibirla tres jugadores de la primera plantilla, más el filial, el femenino, el fútbol base... Estando ya a mediados de octubre, no parece el mejor panorama para afrontar con garantías toda la temporada.

Entre otras cosas porque la entidad tiene ahora mismo embargadas sus cuentas por una cifra cercana a los 400.000 euros por incumplir sus obligaciones con Hacienda y Seguridad Social. Y si a eso se le suma que también tiene pendiente de abono el pago subordinado concursal del pasado julio –en vías de requerimiento–, que alcanza a 330.000 euros, según reconoció el propio CCF, la situación no es que pinte demasiado bien. Pero ¿cuál es la deuda real de la institución?

La sociedad con sede en El Arcángel fija su pasivo en el entorno de los 2,5 millones de euros, según fuentes del Córdoba. Una cifra alejada al cero pronosticado durante los meses de mayo y junio por el presidente, Jesús León, y todo su consejo de administración. Pero, según la información aportada por el club, también distanciada de los 9,3 millones que recoge el informe oficial de la Comisión de Control del convenio de acreedores, que publicó en su edición del miércoles ABC Córdoba y que obra en poder del Juzgado Mercantil número 1 de Córdoba.

Mediante un comunicado de respuesta, la entidad cordobesista quiso "negar rotundamente" tales cifras, argumentando en su defensa que "la noticia no está basada en datos contables actualizados a la fecha que se incluye en el informe". El documento, según la información publicada, fecha en los últimos días de junio la petición de datos al Córdoba y a LaLiga para basar su informe; el club, por su parte, informó a el Día que las notas entregadas correspondían al mes de enero.

El pago del concurso, en vía de requerimiento

De esta forma, el CCF considera "sesgada" la información porque "los tiempos en los que se facilitó son diferentes a los actuales". Y añade que no hace referencia a los Bienes Imponibles Negativos (BIN), fijados en 3.960.806 euros, que dejarían, a su juicio, la deuda en aquellos primeros días de 2019 en 5.299.878,67.

Una cantidad que, desde distintas fuentes de la entidad, advierten que mejoró de manera notable tras los diferentes traspasos de jugadores realizados, primero Javi Galán, Sergi Guardiola y Álvaro Aguado en el mes de enero, y, ya en julio, Andrés Martín. De esta manera, según siempre el club, la resta de estos beneficios más los gastos ordinarios de enero a junio, dejarían el pasivo en el entorno de los 2,5 millones, que se mantendría en la actualidad en números similares.

El comunicado emitido por el CCF apunta que en los 9,3 millones del informe se recoge también el descuento de los derechos televisivos que realizó la entidad en la temporada pasada por valor de 2,4, "ya saldada". Sí admite la institución que "tiene pendiente de liquidar deuda vencida del concurso de acreedores por valor de 330.000 euros" y que "está trabajando en solucionar a la mayor brevedad posible".

Un caso, este último –y que el informe eleva a 538.000 euros–, que es de extrema gravedad, dado que el incumplimiento del convenio del concurso, aún latente y con pagos anuales hasta 2022, podría suponer la disolución de la institución. Con todo, parece poco probable que ese escenario llegue a darse, bien por la voluntad del club de solventar sus problemas en el corto plazo, bien por el paso al frente que otros acreedores darían llegado el caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios