Córdoba CF

Las claves del futuro del Córdoba CF

  • El juez nombrará este sábado a los dos administradores que tomarán el control y la gestión de la entidad

Jesús León conversa con unos guardias civiles a la salida de los juzgados. Jesús León conversa con unos guardias civiles a la salida de los juzgados.

Jesús León conversa con unos guardias civiles a la salida de los juzgados. / Laura Martín

La detención y posterior puesta en libertad de Jesús León ha dejado un panorama totalmente nuevo en la gestión del Córdoba CF. El club pasará este sábado, si nada cambia según las previsiones, a manos de una administración judicial, formada por dos personas, para tomar las riendas de la entidad y gestionar el club de manera provisional. Ese nombramiento irá precedido de la disolución del actual consejo de administración del club blanquiverde, lo que supondrá además la destitución oficial de Jesús León como presidente de la entidad.

El empresario montoreño, de esa forma, saldrá del cargo de presidente, aunque eso no significa que de momento no siga siendo el propietario del paquete mayoritario de las acciones del club, algo que se tendrá que dirimir en la causa abierta en un juzgado de Madrid, por medio de la cual Carlos González trata de recuperar los títulos de propiedad después de que Jesús León incumpliera el contrato de compraventa firmado por ambas partes.

Todas las partes involucradas en el caso aseguraron este viernes a la salida de la vista con el juez que durante la mañana del sábado se procederá al nombramiento de dos administradores judiciales que regirán el club, un abogado y un economista, para abrir un periodo en la entidad de control que podría extenderse entre un mínimo de seis meses y un máximo de año y medio, si bien las fuentes consultadas aseguran que ese procedimiento podría incluso quedar ampliado con posterioridad.

¿Qué supone la administración judicial?

Al respecto de este asunto, César Ollero, el abogado de Minoritarios CCF, aseguró que la administración judicial “es una medida cautelar que puede ser levantada en el momento que el juez considere conveniente que no existe peligro” para la entidad en cuestión, en este caso el CórdobaCF. “Es como la prisión provisional. Es una medida cautelar que en lugar de ser personal, con la prisión, es patrimonial, con el administrador”, aclaró Ollero.

Además de esos dos administradores que desde hoy tomarán el control del Córdoba CF, Álvaro Cerezo –abogado de Jesús León– explicó que “posiblemente se nombre un interventor para controlar la administración por parte de Minoritarios CCFy nosotros”, aunque también reconoció que “no sabemos quién va a ser todavía porque hay que ponerse de acuerdo o que lo decida el juzgado”. En todo caso, la figura del interventor quedaría fijada en un plazo de unos días, posiblemente durante la próxima semana.

¿Peligra la supervivencia del Córdoba CF?

Respecto a la situación en la que queda el Córdoba CF en relación con su delicada salud económica, las fuentes consultadas coinciden en señalar que la administración judicial en principio parece una medida acertada para salvaguardar la continuidad de la entidad y garantizar su viabilidad.

Así lo valoraron prácticamente todas las partes implicadas, con la salvedad del abogado que representaba a Joaquín Zulategui, Francisco Acosta, que no quiso valorar el asunto.

Uno de los grandes temores de los seguidores blanquiverdes es la posible liquidación del club, algo que Álvaro Cerezo –el abogado de Jesús León– puntualizó que “no corresponde a los administradores pedir la liquidación porque hay un concurso, por lo que correspondería al juez del concurso o a los acreedores solicitar la liquidación por ese motivo. Ahora mismo estamos en una situación de acuerdo concursal, y tendría que liquidarse eso para iniciarse otra posible situación concursal”.

¿Podrá levantar el club el embargo de sus cuentas?

La opinión de las fuentes consultadas por el Día es que la intervención de los administradores judiciales en la entidad facilitará la mejora en las condiciones financieras del Córdoba CF. Para empezar, y quizás en lo que ahora mismo es más importante para el club, en el levantamiento de los embargos que pesan sobre sus cuentas y que están asfixiando a la entidad. Además, se prevé que los administradores judiciales tengan algo más sencillo el alcanzar acuerdos con los diferentes acreedores de la entidad para establecer un calendario de pagos y permitir que la sociedad sobreviva mientras va poniendo al día sus cuentas.

¿Es posible la venta del club a un tercero?

Por último, sobre la posibilidad del levantamiento de la administración judicial en el medio o largo plazo, Álvaro Cerezo, comentó que “si se hiciera una venta de las acciones, con acuerdo de todas las partes y viniera un tercero, evidentemente, el juzgado levantaría la administración judicial, siempre que venga una persona solvente, sin problemas y sin relación con esta causa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios