Córdoba CF

La campaña de abonados del Córdoba CF: más que un reto para Infinity

  • La propuesta de precios de la nueva propiedad divide al cordobesismo, crítico con la subida respecto al curso anterior

  • Desde el club defienden que el esfuerzo supondrá un impulso al proyecto y facilitarán los plazos de pago

Javier González Calvo, en la presentación de la campaña de abonados, con sus consejeros al fondo. Javier González Calvo, en la presentación de la campaña de abonados, con sus consejeros al fondo.

Javier González Calvo, en la presentación de la campaña de abonados, con sus consejeros al fondo. / Juan Ayala

La campaña de abonados del Córdoba CF es el primer gran reto que enfrenta Infinity en su primer proyecto desde cero en el club blanquiverde. Al margen de los asuntos judiciales de los que sigue pendiente la entidad, en lo que al aspecto social y deportivo se refiere, la propuesta de precios para los abonos ha generado cierta división entre en cordobesismo, entre los que ven adecuada la leve subida en pos de devolver el esfuerzo de la nueva propiedad y los que esperaban unos precios incluso inferiores al curso pasado y han mostrado su descontento.

Aunque es lógico que cualquier propuesta dejaría opiniones para todos los gustos, también es evidente que la expectación generada en torno a la campaña parece haber dejado sin cumplir las expectativas de muchos socios. Así lo refleja un sondeo realizado por el Día a través de su página web. En él, el 48% de los aficionados se mostraron contrarios a los precios propuestos por el club blanquiverde, considerando que la incertidumbre generada por el coronavirus precisaba de una rebaja en los precios. Un 35% de los encuestados, eso sí, consideran que los precios siguen siendo asequibles, y se muestran contentos con los extras que incluirá el abono (el polo personalizado y la suscripción a Footters). Por último, un 17% de los usuarios que respondieron al sondeo se mostraron indiferentes y aseguran que renovarán su abono por amor al club.

Con todas las reservas que hay que tener en cuenta a la hora de evaluar las opiniones en redes sociales, pues existe una masa importante de abonados al club que no se expresan a través de internet pero que lo harán con su renovación o no, en el club son conscientes de que la campaña ha generado cierta controversia en algunos de sus aspectos.

Entienden en El Arcángel, sin embargo, que los precios son más acordes a la realidad de un club que aspira a dar el salto de vuelta definitivo a Segunda División, para relanzar un proyecto que ha nacido con ambición y exigencia en todas las áreas de la entidad. Por eso, desde el club se defiende la política de precios establecida, aunque también se ha tendido la mano a algunas de las sugerencias de los abonados y aficionados en general.

Una de ellas, que el club ya trabaja en solventar, es la de dar mayores facilidades a las familias para que se puedan abonar en grupo sin tener que comprometer en pocos pagos buena parte de sus ingresos. De esta forma, aunque no parece que se vaya a recuperar el descuento familiar de otras temporadas, los plazos para hacer frente al coste de los abonos se ampliarán considerablemente en aquellos casos en los que sea necesario.

El Burgos y el Cartagena, dos ejemplos similares

En cuanto a los precios, aún es pronto para comparar la campaña del Córdoba con la de otros equipos importantes de Segunda División B, pues el club blanquiverde ha sido de los primeros en lanzar su propuesta. Hasta el momento, hay dos casos que pueden servir como referencia clara, al tratarse de equipos con las mismas aspiraciones que el CCF. Se trata del Cartagena y el Burgos, que fueron incluso más madrugadores que el Córdoba a la hora de desvelar su campaña.

En el caso del Burgos, la incertidumbre por el coronavirus ha hecho que el club opte por sacar abonos de media temporada de momento, con unos precios que van desde los 50 a los 100 euros para las renovaciones y de los 70 a los 130 para las nuevas altas. Un coste que, multiplicado por dos se acerca mucho e incluso supera en algunos casos los precios planteados por el CCF para toda la temporada.

El Cartagena, por su parte, ha planteado una campaña muy particular, al estar inmerso en la lucha por el ascenso a Segunda División. El club departamental ha planteado unos precios bastante atractivos a los abonados que renueven antes de disputar el play off de ascenso. Después de esas eliminatorias, si el club no logra subir, sus socios tendrían que pagar entre 70 y 160 euros para renovar su carné. Unos precios inferiores a los del Córdoba, aunque el club blanquiverde compensa la diferencia con los complementos de sobra conocidos ya.

Pese a esa acogida algo tibia que ha tenido la campaña, en el Córdoba confían en que la masa social responderá con solvencia y apoyo al club. Para ello, el aval que defienden es el trabajo de Infinity en estos meses en la entidad y los frutos que empezarán a verse pronto cuando la dirección deportiva vaya confirmando los nombres que compondrán un equipo que partirá con el único e ineludible resto de ascender a Segunda División.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios