Córdoba CF

Alberto González y su gran oportunidad

  • El meta del filial será titular ante el Tenerife por la 'cláusula del miedo' en el contrato de Carlos Abad

Alberto González, en segundo término, con Carlos Abad en el centro atrapando un balón. Alberto González, en segundo término, con Carlos Abad en el centro atrapando un balón.

Alberto González, en segundo término, con Carlos Abad en el centro atrapando un balón. / jordi vidal

José Ramón Sandoval tendrá que alinear a Alberto González como guardameta ante el Tenerife, toda vez que la entidad cordobesista no tiene pensado ejercer la cláusula del contrato de cesión de Carlos Abad que permitiría que el arquero tinerfeño pueda ocupar su sitio en el once blanquiverde. Y es que ese habitual mecanismo que incluyen muchos de los contratos de jugadores que salen a préstamo resulta un escollo insalvable en esta ocasión para el Córdoba, que no anda precisamente sobrado en lo económioco para hacer frente a una cláusula que estipula en unos 100.000 euros la cantidad que el club blanquiverde debería abonar al Tenerife para poder usar a su guardameta titular.

A pesar de que desde la entidad cordobesista se llevó a cabo algún contacto para intentar liberar esa condición contractual, la delicada situación del Tenerife, que sólo suma un punto más que el CCF y ocupa posición de descenso, descartó de lleno cualquier opción de que los tinerfeños renunciaran a ese derecho incluido en el contrato de cesión de Carlos Abad.

El Córdoba debería abonar unos 100.000 euros en caso de querer alinear a Carlos Abad

De esa forma, Alberto González es el guardameta que se encuentra en el número uno entre las escasas opciones -él y Llamas, que será el suplente- con las que cuenta Sandoval, que también tiene que lidiar con la lesión de Marcos Lavín, arquero que en principio iba a ser el titular en el filial, pero que tras la salida de Pawel ejercerá de suplente de Carlos Abad en el primer equipo. Sin embargo, su lesión le abre la puerta del debut en Segunda a un Alberto González que recaló en el club en el verano de 2017 y que a sus 22 años está ante la gran oportunidad de su vida.

Y es que hasta el momento, el joven portero cordobés tiene su techo deportivo en los ocho partidos que el curso pasado disputó en Segunda División B con el filial blanquiverde, en los que recibió 13 goles, si bien mantuvo la portería a cero en dos choques.

Su debut llega, eso sí, en un momento delicado en el que la defensa del Córdoba está más en entredicho que nunca, después de los 13 goles encajados en las primeras cinco jornadas. Por tanto, el sábado Alberto tendrá un doble reto, superar los nervios del debut en el fútbol profesional y salvaguardar la portería del equipo más goleado de la categoría. Un reto inmenso para un chico que tiene ante sí la ocasión perfecta para mostrarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios