Economía

Afrontar la vuelta al cole costará casi 800 euros por cada niño

  • El gasto supone un 2,8% del presupuesto anual del que dispone cada hogar en Córdoba

  • Los uniformes escolares alcanzan los 250 euros, sin incluir el calzado, y el transporte suma 80 euros

Una joven compra los artículos para la vuelta al cole en la papelería Recreo. Una joven compra los artículos para la vuelta al cole en la papelería Recreo.

Una joven compra los artículos para la vuelta al cole en la papelería Recreo. / Laura Martín

Comentarios 0

En unas semanas, los jóvenes regresan a las aulas, aunque la campaña de la vuelta al cole ya ha empezado. Algunos padres deciden comprar todo lo necesario para el próximo curso durante las primeras semanas de verano. Otros, menos previsores, se esperan a los últimos días de agosto.

Dejar todo para última hora puede no ser una buena idea, sobre todo si no se han aprovechado las rebajas estivales y, ahora, con la nueva campaña, en algunos casos los precios se incrementan notablemente.

Según un informe sobre el gasto por hogar en Andalucía elaborado por Kelisto.es a partir del Índice de Precios al Consumo (IPC), la vuelta al cole supondrá un 2,8% de los gastos anuales de la familia, es decir, 797 euros de media por cada niño para equiparlos con todo lo necesario para el regreso a las aulas. Desde libros hasta ropa, artículos de papelería y material deportivo.

Fuentes de Kelisto apuntan además a que “uno de cada cuatro hogares llega a final de menos con dificultad o con mucha dificultad”. También, según la Estadística del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de 2018, un 36% no tiene capacidad suficiente para afrontar los gastos imprevistos.

La conclusión es que “resulta esencial comparar las distintas ofertas que hay en el mercado para recortar el gasto final que se destinará a la vuelta al cole”, recomiendan desde la plataforma digital.

Los costes de la vuelta al cole han registrado una notable evolución en función del tipo de centro. Durante la última década, el gasto de los alumnos que acuden a centros públicos se ha disparado casi un 23%, al pasar de 477 euros en 2009 a 586 euros en la actualidad.

En cambio, en los centros privados, la factura se ha reducido notablemente: el coste por escolar ha caído un 26,32% al pasar de 1.114 euros de media, en 2009, a 821 euros en 2019.

Respecto al material escolar, según el informe elaborado por el comparador de precios Idéalo, la vuelta al cole ha regresado un 11,62% más cara. Los artículos de papelería sufren un incremento del 46% en el precio y el chándal pasa de 27,95 euros de media a 34 (22%). El precio de las mochilas se ha reducido un 1,52%.

Tatiana Blanco, una madre cordobesa de dos hijos, Alejandro (8 años) y Pablo (4 años), está inmersa en las últimas compras del regreso a las aulas y afirma que “tengo suerte con los gastos de la vuelta al cole”. La matrícula del colegio alcanza los 280 euros por cada niño –incluye seguro escolar, fotocopias y el material de todo el año–.

En este sentido, asegura que “no tienes que buscar y comparar precios en distintos establecimientos”. No obstante, “el uniforme es un gran problema para muchas familias”.

Tiene que comprar dos pares de zapatos y otros dos de zapatillas de deporte. Explica que intenta “reutilizar toda la ropa del mayor, pero a veces no gano para coser rodilleras”.

Los niños gastan el chándal y es una compra segura para cada curso nuevo. Por esta razón, “suelo ir a grandes superficies porque los precios son más económicos”. Sin embargo, hay prendas de las que no se libra. Blanco colabora con la asociación de madres y padres (AMPA) del colegio y “conozco muy bien los precios de los uniformes”. Los pantalones grises del uniforme y la chaqueta aconseja adquirirlos “en verano, cuando empiezan las rebajas”.

Otras prendas tienen cosido el escudo de la escuela y no puede ser de marca blanca. El chándal son 52 euros, pantalones largos 15 y cortos 10, y “camisetas hay que comprar, como mínimo, tres, para cambiarse de muda”. Añade que “todo esto por dos niños”.

Aprovecha pantalones y rebecas. No obstante, los polos cuestan 29 euros y el jersey casi 30 euros. En total, unos 250 euros por niño, sin añadir el gasto en calzado.  Además, no se contempla el gasto de transporte (80 euros) que algunos padres tienen que hacer uso por el horario laboral.

Por esta razón, para ayudar a familias con problemas económicos, el AMPA vende uniformes de segunda mano. “La familia dona la ropa y la asociación lo vende a un precio simbólico de un euro”, indica Blanco. Además, afirma que sabe de madres que recortan el escudo para coserlo en los polos nuevos, “hay personas en situaciones muy complicadas”.

La papelería familiar Recreo, por su parte, dispone de todo el material necesario para empezar las clases y “a precios económicos que no se han encarecido, se mantienen los mismos precios de antes”, aclara la gerente, Maite Alanís. Añade que, “realmente, las grandes superficies no son más baratas, te venden un paquete de lápices, cuando solo necesitas uno, que cuesta 0,40 euros”.

En las papelerías se vende el material por unidades y disponen de mochilas desde los 10 euros. Además, “aquí sabemos qué buscan. Si nos piden un pincel rellenable, sabemos de qué nos están hablando”, explica una dependienta, María Luisa Cerezo.

Cerezo recomienda ser precavidos y comprar todo en junio. No obstante, “no pasa nada si no tenemos los libros; se piden y tardan tres días en llegar”.

Respecto a la venta de libros, la empleada asegura que “ya no es como antes”. Ahora, “con el cheque libro y la gratuidad de la Junta de Andalucía, a las familias les da igual dónde comprarlos porque no pagan nada”. Por esta razón, desde Recreo invitan a adquirir los libros en los pequeños comercios y papelerías familiares para levantar la economía local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios