Día de la Subdelegación de Defensa

El Ejército se reivindica en Córdoba

  • La Subdelegación de Defensa entrega sus distinciones anuales 

Cargos de la Subdelegación de Defensa con los premiados Cargos de la Subdelegación de Defensa con los premiados

Cargos de la Subdelegación de Defensa con los premiados / Juan Ayala

"La bandera es de todos y las Fuerzas Armadas siguen abiertas al mundo". Es lo que ha dicho el subdelegado de Defensa en Córdoba, Íñigo Laquidáin, durante su intervención en la celebración del acto institucional del Día de la Subdelegación de Defensa. 

Laquidáin, además, ha considerado que Córdoba "es una gran cantera de militares" y ha destacado que en el último año han recibido hasta 2.500 citas para ingreso en el Ejército, de las que 450 "han logrado entrar". 

Córdoba, ha continuado, es la "la cuarta o sexta provincia en de España en el número de personas que ingresan en las Fuerzas Armadas". No obstante, ha reconocido que "hay una brigada, familias, gente que conoce el Ejército y tiene un buen concepto; el boca a boca funciona". 

Laquidáin también ha hecho referencia al respaldo social que tiene la presencia del Ejército en Córdoba y ha indicado que uno de sus objetivos es "darnos a conocer y estar en contacto con las instituciones". Por eso, ha continuado, "vamos haciendo lazos y entablando relaciones; eso es buen para el conocimiento mutuo". 

En esta línea, ha destacado la participación de las Fuerzas Armadas en diferentes eventos que se desarrollan en la provincia, como el Salón del Estudiante en Lucena o en la cita Ágora de La Carlota, también dirigida a alumnos, donde dan a conocer su trabajo.

En su intervención, Laquidáin ha indicado también que el Ejército español es "el mayor contribuyente en efectivos de la Unión Europea" y ha recordado que este año se cumplen tres décadas de la primera misión en el extranjero, que fue en Angola.

Con este acto, la Subdelegación de Defensa ha celebrado su acto anual, en el que ha entregado diferentes galardones en reconocimiento al apoyo que prestan a su trabajo personas y entidades de Córdoba. Se trata del premio Ana María de Soto, que este año ha recaído en la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes y al al presidente de la Fundación Universitaria para el Desarrollo de la Provincia de Córdoba (Fundecor), Librado Carrasco.

En el caso de la Real Academia, ha sido su presidente, José Cosano el que ha recibido la distinción y ha reivindicado el trabajo que lleva a cabo la entidad que preside y que se puso en marcha hace 210 años. 

Mientras, Carrasco, que es reservista voluntario y viaja cada año a Líbano para ayudar como veterinario, ha señalado que son dos "los conceptos que reflejan este premio; el agradecimiento y el compromiso". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios