Córdoba

La segunda jornada de ola de calor registra una máxima de 42,4 grados

  • Meteorología mantiene la alerta naranja al menos otros dos días y prevé una máxima de 46 grados centígrados mañana en Montoro

Dos turistas intentan protegerse del sol. Dos turistas intentan protegerse del sol.

Dos turistas intentan protegerse del sol. / Jordi vidal

El tercer día de agosto también será el tercer día de ola de calor, la primera de un verano atípico que parecía librarse de temperaturas extremas como las que están previstas, al menos, hasta mañana sábado. Así, la Agencia Estatal de Metereología (Aemet) mantiene hasta mañana -o hasta nuevo aviso- la alerta naranja, equivalente a un nivel de riesgo "importante".

La máxima de ayer en Córdoba capital fue de 42,4 grados, y hoy se prevén 43 grados y una mínima de 22. Y, para mañana sábado, el mercurio no bajará de 24 grados y subirá hasta los 45 en la ciudad, la máxima en lo que llevamos de verano. Ojo en Montoro, donde la Aemet prevé 46 grados centígrados.

A principios de la próxima semana, los valores empezarán a descender levemente

No obstante, a partir del domingo y principios de la semana próxima, las temperaturas darán una leve tregua. Para el domingo, se prevén 42 grados de máxima y 22 de mínima. La semana del 6 de agosto empezará con una máxima de 41 grados durante el lunes y el martes, y mínimas de 24 y 23, respectivamente. Por último, para el miércoles 8 se esperan 39 grados de máxima y 22 de mínima, las temperaturas más bajas desde que comenzó esta primera ola de calor de un verano cordobés atípico meteorológicamente hablando.

Fuera de la capital, en el resto de la provincia, el mercurio seguirá elevado. De hecho, Montoro volvió a convertirse ayer en epicentro del calor de España, con 44,6 grados centígrados registrados a las 19:00, sólo una décima menos que el miércoles, mientras que en Córdoba capital la máxima fue de 42,4. En las próximas horas, los municipios más cercanos del Alto Guadalquivir también llegarán a los 45 grados, y las mínimas no bajaran de los 22. En Los Pedroches se alcanzarán los 41 de máxima y los 24 de mínima.

Mientras se mantienen estos valores, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) recuerda las principales medidas para protegerse del sol y las elevadas temperaturas. Mareos, desorientación, calambres, sequedad de la piel y enrojecimiento, dolor de cabeza, aceleración del ritmo cardíaco o vómitos son algunos de los síntomas que se producen como efecto de un golpe de calor. Los profesionales recuerdan que deben protegerse, especialmente, si se trata de personas más vulnerables ante estas patologías.

Los consejos más frecuentes están relacionados con la alimentación, una dieta ligera y beber al menos dos litros de agua al día es fundamental para evitar los efectos de la canícula. Resguardarse en lugares frescos, no salir ni hacer deporte al aire libre durante las horas centrales del día, vestir con ropa ligera, proteger la piel con crema solar o los ojos con gafas de sol son otros de los consejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios