Balance de criminalidad del Ministerio del Interior

Las restricciones por el covid rebajan en casi un 13% la actividad criminal en Córdoba

  • Caen los homicidios y asesinatos consumados, no así en los casos de tentativa

  • Los delitos que más bajan son los hurtos y los robos, pero suben el tráfico de drogas y los secuestros

Dos agentes de la Policía Nacional con mascarilla. Dos agentes de la Policía Nacional con mascarilla.

Dos agentes de la Policía Nacional con mascarilla. / E. D. C.

Las restricciones establecidas por las distintas administraciones, especialmente el gran confinamiento del primer estado de alarma, tenían un objetivo claro: impedir el avance del coronavirus y evitar un posible colapso sanitario. Las decisiones que se tomaron y se siguen tomando en este sentido, eso sí, tienen otro tipo de consecuencias. Una de las más evidentes es, por ejemplo, la merma económica de casi todos los sectores productivos. Pero hay todavía más. La imposibilidad de circular libremente por la calle o tener que estar en casa a partir de una hora establecida también ha conllevado una caída de la actividad criminal.

Así lo demuestran los datos del Balance de criminalidad dado a conocer por el Ministerio del Interior y que contempla los tres primeros trimestres del año, es decir, de enero a septiembre. Esto quiere decir que en el periodo comprendido en el estudio entran los meses de confinamiento domiciliario, pero también el primer tramo del año y el verano, con medidas mucho más laxas.

En cualquier caso, los delitos han caído e Interior lo relaciona directamente con las restricciones impuestas por la pandemia. El informe habla de un descenso  "íntimamente correlacionado con las circunstancias derivadas de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el covid-19, y que estuvo vigente hasta el día 21 de junio".

Los datos en la provincia

En el caso de la provincia de Córdoba, la actividad criminal en estos tres trimestres ha sido casi un 13% inferior a la registrada durante el mismo periodo del año pasado. Según los datos del Gobierno, en estos meses se han registrado 16.628 infracciones penales en la provincia, mientras que en los mismos meses de 2019 esas infracciones sumaron más de 19.000. La caída, por lo tanto, ha sido de un 12,6%.

El descenso más pronunciado, de un 50%, se ha dado en los homicidios dolosos y asesinatos consumados, que a su vez representan una parte ínfima de los delitos penales que se comenten en Córdoba. En este caso, han sido tres este año por los seis del mismo periodo de 2019, lo que supone una bajada de un 50%.

Pero ocurre algo curioso, aunque caen los delitos consumados en este sentido, no lo hacen así los cometidos en grado de tentativa (los que no tienen víctimas mortales). Estos últimos han subido más de un 157% al pasar de siete en 2019 a 18 en los meses referidos a este año en el informe.

Y al igual que ocurre con los homicidios dolosos y asesinatos en grado tentativa, hay otras infracciones que también crecieron durante estos meses de restricciones. Subieron, por ejemplo, los secuestros, que directamente se doblaron al pasar de dos a cuatro. Aumentaron también los delitos contra la libertad e indemnidad sexual (un 23,5%). En este último caso, aunque los delitos de agresión sexual con penetración sí descendieron (un 17,6%), aumentaron a mayor ritmo el resto de infracciones que tienen que ver con la indemnidad sexual (casi un 29%).

Los delitos contra la libertad e indemnidad subieron casi un 24%

En el apartado en el que sí se observó una caída generalizada fue en el de los robos y hurtos. Los robos con violencia e intimidación bajaron un 37% durante estos tres trimestres, los cometidos con fuerza sobre domicilios cayeron un más de un 23% y los hurtos descendieron un 37%. Este tipo de infracciones son, además, las más numerosas respecto al total de delitos cometidos.

Otras infracciones que también descendieron y que tienen que ver con los robos fueron las cometidas sobre vehículos. Éstas bajaron casi un 36% (fueron 231 sustracciones de vehículos el año pasado por 148 de este ejercicio).

En el lado contrario a los robos y hurtos se sitúan los delitos por tráfico de drogas, que entre enero y septiembre de este año han registrado un incremento de un 5,6% según los datos del Ministerio del Interior.

Comparación con Andalucía y España

Comparando la situación criminal de Córdoba con la de Andalucía y España se observan varias similitudes, pero también algunas diferencias. Esa subida percibida en los delitos de homicidios y asesinatos en grado de tentativa es algo que se repite tanto en la comunidad como en el resto del país. Sin embargo, estos delitos son prácticamente los únicos que suben. Mientras se ve un aumento en ciertas infracciones en Córdoba, especialmente de delitos sexuales o tráfico de drogas, esto no ocurre ni a nivel andaluz ni nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios