EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

El profesorado de Córdoba rechaza el aprobado general en las aulas

  • Los docentes recuerdan que "todo lo que no se evalúa, se devalúa" 

  • FAPA-Ágora alerta de la brecha digital" entre el alumnado

Una docente cierra un aula de un centro educativo. Una docente cierra un aula de un centro educativo.

Una docente cierra un aula de un centro educativo. / El Día

El profesorado de Córdoba rechaza el aprobado general en las aulas con motivo del coronavirus. Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de la junta de personal docente no universitaria, Antonio López, quien ha señalado a el Día que "lo está claro es que hay que hacer una evaluación continua".

Las clases en colegios e institutos están paralizadas de manera presencial como medida de protección ante el covid-19, pero la docencia continua de manera virtual y, ante la posibilidad de dar un aprobado general -que ahora la titular del Ministerio de Educación, Isabel Celaá, ha señalado que no se va a llevar a cabo-, López ha recordado que "todo lo que no se evalúa, se devalúa", al tiempo que ha recordado que en los centros educativos ya se ha impartido dos terceras partes de los contenidos del curso escolar.

Los alumnos y el profesorado "están dando lo mejor de sí mismos y el esfuerzo merece ser evaluado". En caso contrario, ha insistido, "la escuela no tendría el impacto positivo pedagógico que debería esperarse de ella". En esta línea, López ha destacado la necesidad de que existan "unas instrucciones claras por parte de la Consejería de Educación" y que, además, se negocien con los docentes. 

También ha aludido al hecho de que se repita de curso. Una medida que, según Celaá, será una "excepción". Así, para el presidente de los docentes en Córdoba el hecho de repetir "es una medida -también- excepcional enfocada a la mejora del alumnado".

Ante la posibilidad de que se pueda retomar las clases el próximo curso a partir del mes de septiembre, López  ha destacado que "es imposible que se mantenga la distancia social en las aulas masificadas, por lo que hay que garantizar la seguridad del alumnado y del profesorado y, por ello, se tienen que definir las medidas de protección, además de disminuir la ratio". 

La visión de los familias

"Hay que llegar a una cuerdo para jugar con las mismas cartas", es lo que ha considerado el presidente de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de centros públicos -FAPA-Ágora-, Francisco Mora, quien ha insistido en la necesidad de "llegar a un acuerdo" para establecer este tipo de medidas en las aulas. Así, se ha preguntado qué pasaría "si, por ejemplo, en una comunidad autónoma se da el aprobado general y en otra no". 

A su juicio, si se da el aprobado general "cómo se va a saber que el alumnado tiene las competencias necesarias para el próximo curso", por lo que ha considerado también necesario "adaptar las materias curriculares para el ejercicio lectivo 2020-2021. Además, ha recordado que no es lo mismo pasar de quinto a sexto de Primaria que es la misma etapa educativa, que de sexto a primero de Secundaria.

Mora también ha advertido de la brecha digital que existe entre el alumnado y, en ese caso, se ha cuestionado cómo se va a evaluar a los estudiantes que no tienen acceso a internet y no han podido seguir las clases desde el confinamiento. 

La concertada defiende el desarrollo integral del alumnado

Quien también ha mostrado su rechazo al aprobado general, ha sido la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) en Córdoba, que se ha posicionado a favor de la Consejería de Educación de rechazar esta medida, ya que "esa posibilidad menosprecia el esfuerzo del alumnado y el ímprobo trabajo que están desarrollando los docentes, avanzando día a día en la mejora de las herramientas didácticas y digitales a su alcance para seguir llevando a cabo el proceso educativo".

La escuela concertada ha mantenido este jueves un encuentro telemático con responsables de la Consejería de Educación, donde ha reivindicado que "la clave del proceso de evaluación está en el respeto máximo a la labor de cada docente y en su reconocimiento profesional, ya que es la responsabilidad de cada profesor decidir si el alumno ha adquirido el nivel competencial adecuado para superar la materia correspondiente".

"Sólo desde la autonomía y una gran consideración hacia la profesión docente lograremos que se tomen las decisiones adecuadas, sin presión social ni administrativa alguna que pretenda incidir en las decisionesacadémicas y enturbiar lo verdaderamente importante en Educación: el desarrollo integral del alumnado, incluso o más si cabe, en estas circunstancias excepcionales", ha subrayado.

FSIE ha incidido en la necesidad de que se pongan en marcha una serie de instrucciones para regular "aspectos que despiertan muchas dudas, tales como el papel que jugarán los exámenes de septiembre o si se modificarán de algún modo los criterios para la evaluación y promoción de los alumnos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios