Córdoba

La plataforma de la Mezquita arremete contra la Junta por la carrera oficial

  • El colectivo dice que si la gestión del monumento fuera compartida hechos de este tipo no ocurrirían

Comentarios 1

La Plataforma Mezquita-Catedral Patrimonio de Todos ha elaborado un informe de denuncia, que presentará ante Icomos, el Defensor del Pueblo y la Dirección de Patrimonio de la Junta, sobre la instalación de las estructuras de los palcos de la carrera oficial de la Semana Santa en el monumento y el posible daño que se haya podido causar sobre éste. El portavoz de la plataforma, Miguel Santiago, acusó directamente a la Delegación de Cultura de la Junta y a su responsable, Francisco Alcalde, de permitir esta instalación cuando, añadió, "no ha habido estudio previo ni autorización preceptiva". La plataforma considera a la Junta de Andalucía la responsable de lo que califica como un "atropello", aunque también se acusó al Ayuntamiento de una dejación de funciones al depositar en la Agrupación de Cofradías la competencia de realizar esta instalación.

La Comisión de Patrimonio, recordó Santiago, ya apuntó que el proyecto de preparación de estos palcos era "insuficiente" al no contemplar dicho plan la instalación de 64 módulos sobre los andenes del edificio, que supuso que las estructuras estuvieran sobre estos grandes escalones y, en algunos casos, pegadas a los propios muros.

"El Cabildo viene haciendo lo que le da la gana", criticó Santiago, quien apostilló que "la Administración no debería permitirlo". En este sentido, recordó el objetivo primero de la plataforma, una gestión compartida del monumento, lo que evitaría que ocurriesen "estas barbaridades".

La plataforma insistió en que esta denuncia no tiene nada que ver con el hecho de que la carrera oficial se haya trasladado a este punto de la ciudad, sino con los posibles daños que con la misma se puedan generar en el monumento más importante de la ciudad. Eso sí, consideraron que la instalación de las estructuras en los alrededores de la Mezquita-Catedral suponen "un dolor para los ojos y el alma" del que ya se han quejado los vecinos y también los turistas, al entender que se crea una visión de "fealdad" en un punto turístico tan importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios