Laboral

La plantilla de ABB abandona el encierro tras la postura de negociación abierta de la empresa

  • Los trabajadores, no obstante, tienen la intención de llevar a cabo nuevas medidas de presión

Trabajadores de ABB en la entrada de la empresa. Trabajadores de ABB en la entrada de la empresa.

Trabajadores de ABB en la entrada de la empresa. / Laura Martín

Los alrededor de 200 trabajadores de la empresa ABB en Córdoba han decidido paralizar el encierro en la fábrica en protesta por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la compañía, apenas 24 horas después de que lo iniciaran, ante la postura de la empresa en la negociación abierta con los sindicatos sobre la reducción de plantilla que la multinacional había planteado y que CCOO y UGT rechazan. No obstante, los trabajadores tienen la intención de llevar a cabo nuevas medidas de presión.

El presidente del comité de empresa de ABB en Córdoba, Jesús Villegas, ha señalado que “se ha agotado todo el tiempo prácticamente” y ha recordado que esta era la última semana del periodo de consultas con la compañía.

 Villegas ha sido uno de los trabajadores que ha estado en la negociación que se lleva a cabo en Madrid, que se prolongó “hasta casi las 06:00 de la madrugada de ayer, un tiempo en el que hemos estado negociando, intercambiado propuestas, haciendo recesos y negociando”.

Así, ha detallado que por parte de la empresa se ha presentado una propuesta en la que “para los trabajadores no era válida porque no abarcaba a todos los trabajadores afectados”.

Por esta razón, se ha ampliado el periodo de consultas hasta el próximo miércoles 24 de julio. No obstante, el martes 23, tendrá lugar una reunión con el Ministerio de Trabajo con la intención de “mediar y acercar posturas” entre los trabajadores y la empresa.

Villegas ha reiterado que por parte del comité de empresa, el objetivo es “llegar a la meta, que es cero despidos traumáticos”. En Córdoba, “alrededor de 15 personas continúan con un despido encima de la mesa”.

Rebaja en el número de despidos

En un principio, los despidos previstos, tanto en la sede ABB en Córdoba, como en la del País Vasco, eran de 59, aunque la compañía los rebajó a 51 y ahora a 49, de los que quince de ellos pertenecen a la sede de la capital cordobesa.

Entre las medidas planteadas, se han propuesto jubilaciones, traslados a otras plantas y bajas incentivadas, a las que algunos de los empleados han accedido y “siempre voluntariamente”, he señalado el representante de los trabajadores.

Respecto a los despidos que ABB quiere aplicar, Villegas ha señalado que “la empresa está posicionada, con pequeños movimientos que valoran como positivos, pero hay pocos avances e insuficientes” porque, al fin y al cabo, “la cuestión es que traen una idea preconcebida de despedir a más gente, y así lo harán". Sin embargo, frente a ello “lucharemos y tocaremos todas las vías disponibles para abarcar a todos los compañeros afectados”.

La asamblea de trabajadores de la la compañía se mantiene reunida en las dependencias de la fábrica “para dar explicaciones a los trabajadores” y tomar una decisión. La decisión, según Villegas, es “seguir con el encierro o dejarlo en standby y retomar la semana que viene las movilizaciones”.

El presidente del comité de empresa ha recordado que desde la llegada de ABB a Córdoba en los 90, “los que llevamos 20 y 15 años trabajando aquí, nos hemos escapado con prejubilaciones de forma voluntaria”. No obstante, “es histórico que se presenten despidos traumáticos en la empresa”, ha anotado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios