Encuesta de Población Activa Córdoba cierra 2018 con la tasa de paro más baja de la última década

  • El número de parados en la provincia baja en 18.400 en el último trimestre de 2018 y la cifra se sitúa en 81.600

La campaña de la aceituna es uno de los motivos de la bajada del paro.

La campaña de la aceituna es uno de los motivos de la bajada del paro. / Sara Núñez

La tasa de paro ha bajado en la provincia un 4,5% en el último trimestre de 2018, por lo que se sitúa a niveles de hace una década. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), Córdoba cerró el año con 81.600 parados, 18.400 menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando se registraron 100.000 (un 18,40% menos).

Observando los datos históricos, para hallar una cifra similar hay que remontarse a 2008, cuando la tasa de paro era del 20,19%. En 2009, sin embargo, sufrió una fuerte subida hasta el 25,96% de la que le ha costado recuperarse diez años: hasta 2018 no se ha bajado de ese porcentaje. Sin duda, el peor dato se consiguió en 2013, cuando el 36,68% de la población activa cordobesa estaba en paro.

A pesar de los buenos resultados del último trimestre, la tasa continúa muy por encima de los niveles precrisis, cuando hubo un 14,69% a cierre de 2007, o un 15,67% e finales de 2005.

Los datos de la EPA, publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejan que también se ha producido un descenso del paro respecto al tercer trimestre de 2018. Entre julio y septiembre, en pleno verano, fue de un 25,40%. Es decir, ha decrecido un 2,93%. Hay que recordar que en el último trimestre del año el empleo aumenta por las campañas de Navidad (se hacen contrataciones extra tanto para esas fechas como para las rebajas) y la actividad agrícola, fundamentalmente por la aceituna. Incluso los empresarios del sector alertaron de la falta de mano de obra para esta campaña.

Las mujeres tienen una tasa de desempleo del 28,95%, casi un 12% más que los hombres

Según la última EPA, el número de empleados también ha crecido de los 270.400 registrados en el último trimestre de 2017 a los 281.600 del cierre de 2018, un 4,14% más. Esto supone 11.200 puestos de trabajo más. Para encontrar unos números similares hay que retroceder hasta 2009, cuando hubo 281.400 empleados en ese mismo periodo de tiempo. A finales de 2018 también se han conseguido las mejores cifras de todo el ejercicio: en el primer trimestre había 277.100 ocupados, en el segundo 278.600 y en el tercero 271.000.

A su vez, hay que destacar que estos datos están relacionados con el descenso que se ha producido en la población activa en los últimos años; de las 378.500 personas en edad de trabajar que había a finales de 2016, al año siguiente se pasó a 370.500 para cerrar 2018 con 363.200. Según esto, la población activa ha decrecido un 4% en los dos últimos años.

De las personas empleadas, 116.000 son mujeres , lo que supone solo el 41% del total, mientras que 165.700 son hombres. Esto refleja las dificultades que tienen las mujeres para acceder a un puesto de trabajo. De hecho, el colectivo más afectado por el desempleo son las mujeres, que tienen una tasa del 28,95%, casi un 12% más que los hombres, doblando la media nacional (16,26) y quedando a cinco puntos por encima de la media andaluza.

Otro de los colectivos que destaca la EPA es el de parados que buscan su primer empleo. En este sentido, en la provincia los datos no son muy esperanzadores ya que de las 10.500 personas registradas por la EPA a finales de 2017, se ha pasado a 10.100. Según esto, tan solo hay 400 personas menos en esa lista. En total, hay 81.600 personas buscando empleo en la provincia.

La Encuesta de Población Activa también hace un análisis por sectores. En este sentido, es llamativo que la actividad que más crece porcentualmente es la industria: del 10,6% ha pasado al 15,4%. Esto es, de 28.800 personas dedicadas a este sector en el último trimestre de 2017, se pasó a 43.300 al cierre de 2018.

En la provincia hay 10.100 personas que buscan su primer empleo, una cifra que en un año solo ha bajado en 400

Respecto a la agricultura, la tasa interanual ha aumentado levemente en comparación con el último trimestre de 2017, pasando de 10,6% a 10,9% (de 28.600 trabajadores a 30.800); mientras que en la construcción ha ocurrido algo similar, ya que del 4,9% ha subido al 5,3% (de 13.300 empleados en este sector se ha llegado a 14.800).

El mayor porcentaje de ocupados sigue estando en el sector servicios, aunque la cifra ha sufrido un descenso del 73,9% al 68,4%, es decir, de 199.700 ocupados en este ámbito a finales de 2017 se pasó a 192.700 el pasado año.

Al término de 2018, la provincia de Córdoba contaba una población activa de 363.200 personas. De ellas, 4.700 pertenecían al grupo de edad de entre 16 y 19 años y 21.800 al de 20 a 24 años. El grupo más numeroso es el de 25 a 54 años, donde se contabilizaron 278.000 personas, seguido del grupo de 55 años en adelante, con 58.700.

Por otra parte, la población inactiva sigue creciendo. En un año, las personas que no pueden emplearse han aumentado un 2,13%, ya que de las 281.800 que había al cierre de 2017 hubo un ascenso hasta 287.800 en el mismo periodo de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios