Sorteo extraordinario de Navidad

La pandemia también castiga la búsqueda del Gordo en Córdoba

  • Las administraciones calculan una bajada del 25% debido a las restricciones

  • “Los negocios se resienten y no hay tanta alegría”, admite un lotero de Doctor Fleming

Administración número 11 de Córdoba. Administración número 11 de Córdoba.

Administración número 11 de Córdoba. / Juan Ayala

No está siendo un año fácil para nadie. Tampoco para los juegos de azar. Las ventas de Lotería de Navidad han sufrido este año un importante descenso. De media, Córdoba está soportando un desplome del 25% en las ventas de décimos de lotería navideña con respecto a años anteriores. Así lo manifiestan los responsables y trabajadores de distintas administraciones consultados por el Día, quienes relatan las dificultades para vender décimos en este 2020.

La ilusión de que toque el Gordo jamás muere, aunque vivamos tiempos de crisis. Sin embargo, la pésima situación económica también está golpeando a este sector que en Navidad tantas alegrías protagoniza. “El problema es que en las administraciones de lotería se gana un 4% de lo recaudado y las ventas con respecto al año pasado han disminuido casi un 25%”, explica Cristina Cañete, lotera de la administración número 28 de Córdoba, situada en el centro comercial Zoco.

“La gente compra menos porque en los restaurantes y en los bares, donde la gente se reúne y se anima a comprar lotería, ya no es posible reunirse”, continúa la lotera. En las circunstancias actuales, ir a adquirir un décimo de manera presencial parece cada vez menos seguro. Por ello, en este 2020, lo que está aumentando considerablemente es la compra de décimos por medio de internet, tal y como Cristina Cañete asegura: “Por internet hemos hecho muchos más envíos que ningún año”.

Los trabajadores de las administraciones de lotería dejan patente que las restricciones impuestas por las autoridades han sido la principal causa que ha provocado este descenso en las ventas de lotería. “Hay personas de pueblos y de otras provincias que no han podido venir. A la gente de las cofradías, que suelen venir muchos aquí, se les echa en falta”, expresa Rafael García, lotero de la administración número 20 ubicada en la popular plaza de la Compañía del centro de Córdoba. Y es que los bloqueos a la movilidad entre municipios ya se han levantado, pero el daño “ha pasado factura”, y los loteros no esperan una recuperación de lo perdido. “La devolución de décimos de Navidad va a ser tres veces mayor de lo normal”, asegura el lotero de la administración número 20.

A la restricción de movilidad, minimizada tras la nueva normativa de la Junta de Andalucía, se le suma la limitación de personas en reuniones. Esta regulación no permite que las empresas y las organizaciones puedan disfrutar de las tradicionales comidas de Navidad. Ahí es donde más ventas han perdido las administraciones de lotería, tal y como confirma el lotero Rafael García: “Lo que nos han fallado han sido las empresas, las peñas y demás organizaciones, que como no se pueden reunir ni relacionarse pues no venden lotería entre ellos. Muchas ni siquiera han pasado por aquí a comprarlas”.

Jaime Calle, encargado de la administración número 8, ubicada en Doctor Fleming, sitúa el descenso de ventas de lotería navideña en hasta un 40%: “En mi zona dependemos mucho de los turistas que vienen al Casco Antiguo y el que no haya apenas turismo se ha notado bastante”, declara el responsable.

Pero no todo el descenso del porcentaje de ventas afecta solo en los grupos. En el aspecto individual, Jaime Calle afirma que “el que compraba el año pasado dos décimos, este 2020 está comprando solo uno”. Además, los trabajadores también se tienen mucho en cuenta a la hora de vender lotería. A causa de la imposibilidad de muchos trabajadores para acudir a sus centros de trabajo, las ventas de lotería se han visto reducidas: “Las ventas dependen mucho de los trabajadores cercanos y como muchos están teletrabajando no pasan por aquí a comprar sus décimos”, explica José María Dalmonte, encargado de la administración número 16.

Esta administración, que está en Ciudad Jardín junto a la avenida del Aeropuerto, también se ve afectada, además de por la ausencia de trabajadores diarios, por la falta de estudiantes que habitualmente residen en el barrio: “Aquí, que hay muchos estudiantes cerca, también se ha notado que los jóvenes se han ido a su casa pronto al no tener clases presenciales”, explica el lotero.

Las administraciones de lotería continúan aguantando largas colas de gente ilusionada con adquirir su décimo. “Este año nos toca que lo hemos pasado muy mal”, decía una señora a la lotera al comprar su décimo en la administración del Zoco. Sin embargo, “los negocios se resienten y no hay tanta alegría”, como definió José María Dalmonte la situación. Todavía quedan los últimos días hasta que el Sorteo Extraordinario de Navidad tenga lugar el próximo 22 de diciembre. Las personas se lanzan ahora a por los últimos décimos buscando algo de fortuna. “La gente apura hasta el final y es en estos últimos días cuando más se vende. Sin embargo, las ventas seguirán la tendencia de este año y no van aumentar”, advierte el responsable de la administración 16.

En un año para olvidar como este 2020, parece que ni a la fortuna puede aferrarse la gente. Ya que, “aunque a la gente solo le queda confiar en la suerte”, “el trabajo está muy duro”, añade en encargado Jaime Calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios