Festividad

El obispo confía en que la Virgen de la Fuensanta "salve" a Córdoba de la pandemia

  • Demetrio Fernández oficia en el santuario la homilía por el día de la copatrona de la ciudad

El obispo de Córdoba, en el santuario de la Fuensanta. El obispo de Córdoba, en el santuario de la Fuensanta.

El obispo de Córdoba, en el santuario de la Fuensanta. / El Día

El Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta en Córdoba ha amanecido este martes, 8 de septiembre, con la imagen de la copatrona de la ciudad engalanada en un altar situado en la nave central del templo, para celebrar el día de su fiesta, la Natividad de la Virgen María. Un día que, debido a las circunstancias actuales provocadas por el covid-19, ha resultado diferente al que viene siendo habitual cada año para conmemorar la fiesta en honor a esta imagen tan venerada en la ciudad, ya que los responsables del Santuario han tenido que reducir el aforo en el interior del templo a unas cien personas y seguir estrictamente las medidas sanitarias vigentes.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, fiel a su cita con la Virgen de la Fuensanta cada año, ha presidido la misa en honor a la copatrona; donde ha recordado la importancia de la Natividad de la Virgen y ha señalado que “María es nuestra madre humilde, dulce, de la que nacemos todos”.

Durante la homilía, el prelado ha indicado que esta jornada es una ocasión de esperanza, de esperar que la Virgen traiga gracias para la ciudad, pues “la intercesión de María es un instrumento constante”. Y ha explicado que el cristiano tiene que confiar en las gracias que Dios ha volcado sobre María, “que son todas singulares”. “Uno no puede ser cristiano si no es mariano y aunque Cristo nos da la salvación, en ella encontramos todas las gracias”, ha asegurado.

Asimismo, el pastor de la Diócesis ha instado a los cordobeses a mantener viva la esperanza y a no dejar que la situación del covid-19 enfríe la fe. En este sentido, ha recordado como la Virgen de la Fuensanta ha salvado históricamente a la ciudad de otras epidemias y crecidas del río. “María nos quiere salvar y nos va a salvar de esta situación”, ha aclamado.

También, el Obispo ha pedido a la Virgen por los gobernantes de la ciudad, presentes durante la misa, para que les ayude a solventar las dificultades que nos están rodeando y a tomar las decisiones oportunas para poner fin a estos momentos tan dolorosos para multitud de personas.

La imagen de la Virgen de la Fuensanta ha estado junto a los jóvenes cofrades y los representantes de la Agrupación de Cofradías los días 6 y 7 en la Catedral, donde el obispo ha celebrado la misa. Además, del 8 al 16 de septiembre, el Santuario acogerá la novena en honor a la Fuensanta que comenzará cada día a las 19:15 con el rezo del Rosario, y a las 20:00, tendrá lugar la santa misa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios