Nuevas medidas

Primer día de nuevas restricciones en Córdoba: Las familias toman las plazas y los bares afrontan las pérdidas

  • Hostecor cifra entre un 30% y un 50% las pérdidas en los establecimientos hosteleros de Córdoba

  • Los parques infantiles amanecen precintados y las familias se van a las plazas

Un parque infantil precintado en Córdoba capital Un parque infantil precintado en Córdoba capital

Un parque infantil precintado en Córdoba capital / Lolo Agredano

Las medidas tomadas por la Junta de Andalucía tras el aumento descontrolado de casos de coronavirus en Córdoba se han comenzado a aplicar esta madrugada, aunque será hoy cuando se empiece a notar los efectos que genere en el día a día de los cordobeses, que tendrán que restringir varias actividades durante los próximos 14 días para frenar la expansión del virus, a las que se añadirán las que se deriven del nuevo estado de alarma aprobado por el Gobierno de España

Córdoba amaneció con más restricciones tras un San Rafael que prácticamente no fue tal y una noche que se descontroló en ciertas zonas con largas colas para entrar en locales de copas de la capital. Situación que desató un aluvión de críticas en las redes sociales.

Las opiniones por la situación se trasladaron a las mesas de los bares durante el desayuno. Algunos sin saber lo que había ocurrido y otros defendiendo al sector hostelero, tanto los dirigidos al turismo como los bares de barrio. "Nuestros hosteleros la están pasando mal desde hace meses y nuestros bares de barrio no son el problema porque cumplen las medidas", asegura Manuel López mientras pide una tostada y un café en un bar del centro. 

Algunas personas desayunan en un bar de Córdoba Algunas personas desayunan en un bar de Córdoba

Algunas personas desayunan en un bar de Córdoba / Lolo Agredano

Algunos hosteleros, al conocer las nuevas medidas, iniciaron una campaña para pedir el apoyo de la ciudadanía para que reserven y vayan a comer a las 20:00 y evitar así retrasos en la hora de cierre, fijada como máximo a las 22:00, aunque algunos seguirán trabajando puertas adentro con delivery o take away.

Sin embargo, cerrar dos horas antes supone pérdidas al sector que van del 30% al 50%, dependiendo del tipo de establecimiento, según detalla el presidente de Hostecor, Francisco de la Torre. Para esta asociación las nuevas medidas "son completamente injustas e ineficaces mientras las demás actividades sigan igual".

Uno de los debates que se abre con las restricciones horarias de ciertas actividades es, precisamente, los horarios de trabajo de los españoles. "Se habla de que estamos camino del horario europeo, pero el comercio sigue cerrando a las 20:00 o más tarde, un trabajador de oficina que sale a las 15:00 y come a esa hora, no querrá cenar a las 19:00", pone de ejemplo De la Torre. 

Estas consecuencias ya las sienten los trabajadores. Un camarero de un bar del centro, que ha preferido no decir su nombre, asegura a el Día que tras conocerse las medidas de la Junta su empleador ha rebajado su jornada (y su salario) de 40 horas semanales a 20, media jornada. "Lo mismo pasó cuando finalizó el estado de alarma de marzo, nos prometen que será solo 14 días porque la empresa no aguanta más pérdidas, pero yo también tengo hijos y una familia en casa que alimentar", lamenta el trabajador. 

Ambiente en uno de los pocos bares abiertos este domingo en Las Tendillas Ambiente en uno de los pocos bares abiertos este domingo en Las Tendillas

Ambiente en uno de los pocos bares abiertos este domingo en Las Tendillas / Lolo Agredano

Hostecor cifra los posibles cierres definitivos en hasta el 35% de los establecimientos tras estas medidas. "Muchos locales se plantean ir a cierre, bien sea durante la semana o mientras transcurren estos 14 días, esperamos que no sean definitivos", explica el presidente de la asociación. 

Los 4.000 establecimientos que hay en Córdoba piden a la Junta al menos una hora más en el límite del cierre. "Es ilógico que cerremos a las 22:00 y podamos coger el coche e irnos a comer a otro municipio de Córdoba donde no hay restricciones", aseguran. Hostecor ha mantenido reuniones con la Junta y ha solicitado ayudas para el sector, desde ampliar las moratorias con los bancos hasta conceder un 50% de rebaja en los alquileres.

Cierre de parques y mercadillos

Otra de las medidas tomadas tanto por la Junta como por el alcalde, que las ratificó en un decreto este sábado, es el cierre de parques infantiles y jardines. Esta mañana han amanecido precintados por orden del alcalde, incluyendo la Ciudad de los Niños y las Niñas.

La Ciudad de los Niños y las Niñas, cerrada por decreto del Ayuntamiento La Ciudad de los Niños y las Niñas, cerrada por decreto del Ayuntamiento

La Ciudad de los Niños y las Niñas, cerrada por decreto del Ayuntamiento / Lolo Agredano

Los niños, nuevamente, no tendrán sitio para jugar y los padres deberán ingeniar nuevas actividades en sus casas, como pasó durante el confinamiento, o en espacios públicos como Las Tendillas, el Bulevar de Gran Capitán o la zona del Renfe, donde esta mañana, ante el cierre de los parques, algunas familias han ido con sus pequeños en bicicleta, patinetes o carritos de muñecas mientras una patrulla de la Policía Local vigilaba la zona. 

Es importante recordar que entre las medidas se limita las reuniones de personas "para el desarrollo de cualquier actividad o evento de carácter familiar o social, tanto en la vía pública como en espacios públicos municipales a un número máximo de seis personas, incluidos convivientes, salvo que éstos sean más de seis". 

En cuanto a los mercadillos, hoy el comercio ambulante se ha plantado en El Arenal, donde debía celebrarse el mercadillo del domingo, para denunciar "la injusticia" que supone paralizar esta actividad donde "no se ha registrado ni un solo caso de coronavirus". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios