Perfil

Casi la mitad de los nuevos infectados por covid-19 en Córdoba tienen menos de 30 años

Tres mujeres pasean por una calle con mascarillas. Tres mujeres pasean por una calle con mascarillas.

Tres mujeres pasean por una calle con mascarillas. / Juan Carlos Vázquez

Casi la mitad de los nuevos contagios de covid-19 en la provincia de Córdoba tienen un perfil común: jóvenes que no han cumplido los 30 años. Así lo desvela la estadística oficial de la Consejería de Salud y Familias, que  concreta que, de las 244 infecciones confirmadas en las últimas dos semanas por pruebas PCR, un total de 108 afectan a personas que no han superado la treintena. Esto equivale al 45% del total.

Son casos asociados mayoritariamente al ocio nocturno y las escapadas en grupo, en los que la confianza lleva a que no se respete la distancia de seguridad y se relaje el uso de la mascarilla. Los principales brotes activos en Andalucía están de hecho vinculados a este perfil, como el de la discoteca Babylonia, que se mantiene como el más amplio de la comunidad con 133 contagios. En Mojácar (Almería), también hay 62 afectados por un brote en la zona de discotecas.   

Los datos que constan en el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía permiten profundizar un poco más en el perfil de estos nuevos contagios. Así, la franja de edad entre los 15 y los 29 años es la más golpeada por el nuevo coronavirus, con 87 casos recientes, el equivalente a, prácticamente, uno de cada tres contagios. Dentro de este grupo hay sustanciales diferencias entre hombres y mujeres: ellos suman 56 infecciones, el 65% del total, y ellas, 36 casos, el 35%. 

Con todo, ninguna franja de edad se libra de la pandemia y nadie se puede relajar. Así, el segundo grupo de edad más golpeado es el que comprende la población entre 45 y 64 años, que registra 72 contagios. En esta franja sí hay igualdad entre sexos: las mujeres suman 39 contagios y los hombres, 33. La población de entre 30 y 44 años presenta 44 infecciones en los últimos 14 días, mientras que solo hay 20 positivos recientes que afecten a los mayores de 65, que fueron las grandes víctimas durante la primera oleada de la crisis sanitaria. 

La estadística oficial permite indagar un poco más en el perfil de los pacientes. Actualmente, no hay ningún positivo en las residencias de mayores de la provincia, mientras que tres pacientes se encuadran en lo que la Consejería de Salud considera profesiones de riesgo: dos trabajadores de la sanidad (un sanitario y un no sanitario) y uno de la ayuda a domicilio. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios