Medallas de la ciudad

Los que hicieron una Córdoba mejor

  • La Brigada, el Hospital San Juan de Dios, Josefina Molina o Hisae Yanase, entre los distinguidos

  • En la ceremonia se ha destacado el papel de la mujer en la Policía Local y la lucha contra el cáncer

  • La distinción de Julio Anguita como Hijo Adoptivo de la ciudad se llevará a cabo en otro acto

Foto de familia de la entrega de distinciones de la ciudad. Foto de familia de la entrega de distinciones de la ciudad.

Foto de familia de la entrega de distinciones de la ciudad. / Juan Ayala

“Vuestro trabajo ha contribuido a que Córdoba sea hoy una ciudad mejor”. Así ha cerrado el alcalde de Córdoba, José María Bellido, la Gala de Honores y Distinciones de Córdoba 2020, en una ceremonia que se ha celebrado este martes en el Gran Teatro de la capital cordobesa, con la ciudadanía como invitada por primera vez y cumpliendo, como no podía ser de otra manera, con las medidas de seguridad ante la segunda ola del covid-19 en la provincia.

La ceremonia arrancó a las 20:30 con la presentación de la Orquesta de Córdoba y, a continuación, se ha leído el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento. Aunque no se ha mencionado en el acto, el Pleno reconoce, por unanimidad, a Julio Anguita como Hijo Adoptivo de la ciudad, un reconocimiento póstumo que viene a demostrar la importancia de su figura para Córdoba y los cordobeses, pero que se entregará posteriormente a sus familiares en otro acto.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha presidido la ceremonia junto la Corporación Municipal y ha leído un breve discurso en el que ha destacado que “siempre" ha creído "que para que una ciudad avance debe contar con lo mejor de quienes viven en ella. Si cada uno aporta lo mejor de sí, cada uno en su ámbito, la sociedad avanza, mejora, crece”. 

Para el alcalde, los premiados representan valores que hay que reivindicar en estos días. “Desde el respeto a nuestra democracia, a la solidaridad, el compromiso y la superación. En mirar al futuro con ambición y con responsabilidad”.

Un momento durante el acto de entrega de las Distinciones Honoríficas de la ciudad Un momento durante el acto de entrega de las Distinciones Honoríficas de la ciudad

Un momento durante el acto de entrega de las Distinciones Honoríficas de la ciudad / Juan Ayala

Bellido sí se ha referido a Julio Anguita, primer alcalde que los cordobeses eligieron en las urnas tras la transición. “Las circunstancias sanitarias impidieron que la ciudadanía pudiera acudir a su capilla ardiente, pero tendrá un reconocimiento especial de su ciudad en el que se le hará entrega a su familia del título de Hijo Adoptivo de la ciudad”, ha destacado el alcalde.

Asimismo, se ha entregado la Medalla al Mérito de la Ciudad a los más de 3.000 hombres y mujeres que componen la Brigada Mecanizada Guzmán El Bueno, por su implicación, durante 35 años, en innumerables misiones en el exterior, principalmente en zonas de conflicto y crisis humanitaria, así como más recientemente en la lucha contra la pandemia durante los días más duros del confinamiento en la provincia. 

“Qué bello sería que estuviese entre nosotros”, han sido parte de la sentidas palabras de Antonio González Pedraza al recibir la Medalla al Mérito de la Ciudad que ha sido entregada a la artista japonesa, pero hecha cordobesa, Hisae Yanase, a título póstumo. Su respeto por la historia de esta ciudad comienza con su investigación sobre cerámica califal y su influencia en los jóvenes artistas a través de la docencia. 

La Brigada Guzmán El Bueno recibe la Medalla de Córdoba La Brigada Guzmán El Bueno recibe la Medalla de Córdoba

La Brigada Guzmán El Bueno recibe la Medalla de Córdoba / Juan Ayala

El alcalde ha expresado que es “un reconocimiento más que merecido por su implicación el tejido artístico de la ciudad por más de cuatro décadas y por su reivindicación de Córdoba, su ciudad, como espacio para el arte y la transmisión de cultura”.

El Hospital San Juan de Dios ha recibido la distinción por prestar atención sanitaria y desarrollar su labor social durante los últimos 85 años, cuya obra social benefició a más de 700 familias tan solo en el 2019.

El superior del centro, Isidoro de Santiago Sánchez ha sido el encargado de recibir la medalla y ha extendido su agradecimiento a todos los sanitarios cordobeses, así como “a todos los hermanos, trabajadores y voluntarios que han dado lo mejor de sí en la atención sociosanitaria”. El alcalde ha recordado también al Hermano Bonifacio que “se instaló en Córdoba y levantó no sin esfuerzo el hospital-clínica San Rafael donde se atendía y se trataban a niños con menos recursos de enfermedades hoy ya prácticamente olvidadas como la polio.

Al cumplirse el 50 aniversario de la incorporación de mujeres en la Policía Local, Delfina Tapia Olmo, Adolfina Prieto García, Dolores Tapia Olmo, Dolores Romero Escobedo y Francisca Serrano Corpas han recogido el reconocimiento a la trayectoria y compromiso de la Policía. Un 27 de abril de 1970, las hermanas Delfina y Dolores Tapia se convertían en las primeras mujeres que integran la Policía y las primeras policías de toda España.

Las primeras mujeres de la Policía Local reciben la Medalla de Córdoba Las primeras mujeres de la Policía Local reciben la Medalla de Córdoba

Las primeras mujeres de la Policía Local reciben la Medalla de Córdoba / Juan Ayala

“Los sueños se hacen realidad, nosotras soñamos con ser policías y con nuestro esfuerzo lo conseguimos”, han destacado en su discurso, en el que también han hecho un llamamiento a la integraciones de la mujer en la vida laboral en igualdad de condiciones, lo que “requiere la complicidad de todos, hay que romper el techo de cristal que está costando tanto trabajo”. 

Este hecho histórico reivindicó la igualdad de oportunidades. Para el alcalde, el hecho se logró, “gracias al empuje, inconformismo y ambición” de estas mujeres hace ya 50 años.

“Un cáncer me abrió las puertas y otro me las ha cerrado”, así agredecía María Luisa Cobos, presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en Córdoba, a todas las personas que han apoyado la labor de la asociación, “una asociación que me hizo ver luz donde solo veía oscuridad y sufrimiento”, ha expresado conmovida.

El alcalde se ha centrado en la lucha contra el cáncer también en su discurso y ha reivindicado que “María Luisa Cobos merece el reconocimiento por su lucha contra esta enfermedad, por su ejemplo al combatirla, y por su esfuerzo en materia de información y prevención, algo fundamental para salvar vidas”.

La primera mujer en obtener el título de directora y realizadora en la Escuela Oficial de Cine nació en Córdoba y es la cineasta Josefina Molina, quien ha sido premiada también con tan importante distinción de la ciudad. Su premio ha sido recibido por su amiga personal, Celia Fernández Prieto, quien ha leído la carta de agradecimiento enviada por la cineasta, quien se encuentra en Madrid.

María Luisa Cobos muestra la Medalla de Córdoba María Luisa Cobos muestra la Medalla de Córdoba

María Luisa Cobos muestra la Medalla de Córdoba / Juan Ayala

“Córdoba ha sido y será siempre mi ciudad, la que trazó mi camino en la vida, lo poco que puedo aportar lo aprendí de Córdoba, de sus calles y de su gente”, ha expresado en la carta y, a su vez, ha dedicado su premio a su padre, Alfonso Molina Padilla, quien “me enseñó a ver la ciudad como un cofre del tesoro”.  Su currículum recoge un Goya de Honor por su trayectoria, Josefina Molina ha sido calificada por el alcalde como “todo un hito en la España de finales de los 60, inconformismo y reivindicación de la mujer y de la igualdad”.

Por último, ha recibido la medalla el arquitecto Rafael de la Hoz, quien ha puesto el toque de humor a la noche, un arquitecto referencia de la modernidad y los edificios más emblemáticos de la ciudad como son la Cámara de Comercio, la rehabilitación del Teatro Góngora, la Fundación Antonio Gala o el Campus de Rabanales. 

“Tengo una trayectoria llena de fracasos, ¿Cómo es posible que reciba está distinción?”, se ha preguntado, y ha reflexionado sobre las premiaciones. “No se conceden por los éxitos, lo que se premia es la intención”. Así, el arquitecto ha recibido su medalla en el nombre de su abuelo, su padre, él mismo y su hijo. Todos arquitectos de nombre Rafael de la Hoz. 

Al término del discurso del alcalde, la Orquesta de Córdoba ha cerrado el acto con una presentación en homenaje a los premiados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios