El debate sobre la seguridad

Córdoba es la provincia andaluza que tiene menos licencias para portar armas cortas

  • Una treintena de cordobeses están autorizados a portar pistola sin ser policías o militares

Armas incautadas la pasada semana en La Carlota.

Armas incautadas la pasada semana en La Carlota. / El Día

El debate sobre la venta de armas y las licencias no es nuevo. Sin embargo, es algo que ha vuelto a ser vox populi durante los últimos días a raíz de unas declaraciones de Santiago Abascal. En una entrevista concedida a la web armas.es, el líder nacional de Vox proponía “un cambio radical y urgente en la ley” no solo para que los españoles puedan tener un arma, “sino para que puedan usarla en situaciones de amenaza real para su vida”. Y todo ello se debe a que, en España, es prácticamente imposible conseguir una licencia de arma tipo B: la que permite a quien la posee tener una pistola o un revólver sin ser policía, guardia civil, militar o vigilante de seguridad privada.

Según los últimos datos conocidos, correspondientes a 2017, Córdoba, con 30, es la provincia andaluza con menor número de licencias de tipo B concedidas por la Guardia Civil, cuerpo que tiene la competencia de evaluar cada caso para otorgar las autorizaciones. Un total de 1.389 licencias autorizadas se encuentran en Andalucía. La provincia con mayor número es Granada, con 309, seguida de Sevilla (298) y Málaga (203).

En España, del total de casi tres millones de licencias de armas concedidas, 8.459 son de las llamadas de autodefensa, siendo Córdoba la sexta provincia con menos autorizaciones. Las provincias españolas con menor número de autorizaciones de este tipo de armas son Segovia, Soria y Teruel, con dos licencias cada una, seguidas de Las Palmas (ocho) y Huesca (nueve). Por otro lado, con gran diferencia, Madrid, con 2.426 autorizados, es la comunidad con mayor número de armas cortas con licencia. Con un número menos elevado, continúan Murcia, con 437, Barcelona (358), Granada y Sevilla.

¿Cómo se obtiene la licencia?

Pero, ¿cómo puede obtenerse esta licencia y quiénes puedes acceder a ella? Para ello, hay que ser juez, fiscal, agente judicial, joyero, policía o guardia civil retirado o militares en la reserva.

Según la información facilitada por la Guardia Civil en su web, las licencias del tipo B “solamente podrán ser expedidas a los españoles y extranjeros con residencia en España que sean mayores de edad”. Pero, además, se tienen que constatar motivos que “justifican la posesión de un arma corta”, acompañándose de los “documentos que considere oportunos”, entre los que se encuentran certificados de aptitudes psicofísicas, de antecedentes penales y de violencia de género.

Asimismo, este tipo de licencias hay que renovarlas cada tres años, para lo que es necesario volver a presentar toda la documentación y certificados actualizados.

Estas restricciones no se dan en otros países como Estados Unidos o incluso en Italia, donde existe una ley que sí ampara la defensa con armas y que fue valorada por Santiago Abascal como un “acierto político” por “reconocer el derecho a defender nuestro hogar”. Ayer mismo, el secretario general de Vox, Ortega Smith, avisó de que cuando su formación “tenga capacidad legislativa, va a reformar el Código Penal para que si alguien utiliza un arma legítima que tenga en casa, ya sea un arma de fuego, un cuchillo de la cocina o un jarrón y mata o hiere a un criminal, no sea condenado sino que reciba la medalla al mérito civil”.

En Córdoba, a pesar de las restricciones para obtener la licencia de armas de fuego y las dificultades para lograr la autorización de la Guardia Civil, existen numerosos casos de posesión ilícita. El pasado domingo, un hombre de La Carlota disparó a su vecino. Tras su detención, al individuo se le identificaron 19 armas en su domicilio . Posteriormente, se procedió a su intervención al no poseer la pertinente guía de pertenencia que ampara su tenencia legal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios