Semana del Donante del Hospital Reina Sofía La intervención artística ‘Brote de Vida’ recoge la esencia de la donación de órganos

  • La artista María Ortega y pacientes trasplantados han pintado un tronco de árbol en forma de corazón del que germina la vida

Inauguración de la intervención artística ‘Brote de Vida’. Inauguración de la intervención artística ‘Brote de Vida’.

Inauguración de la intervención artística ‘Brote de Vida’.

Comentarios 0

El Hospital Universitario Reina Sofía ha presentado en la cuarta jornada de la XVII Semana del Donante un mural de grandes dimensiones denominado Brote de Vida. Se trata de una intervención artística de María Ortega que ha ido creando a lo largo de esta semana con la participación de pacientes trasplantados. La pintura, de cinco por tres metros, se ha instalado justo al lado del Monumento al Donante y muestra un tronco de árbol en forma de corazón del que germina la vida.

Es el tronco de un árbol maduro, con la palabra "dona" en uno de los anillos, del que nacen brotes verdes después de ser cortado, que simbolizan la esencia de la donación: la vida después del trasplante y la vida que regala el donante.

La directora gerente del hospital, Valle García, el coordinador Sectorial de Trasplantes, José María Dueñas; la artista María Ortega y el artista Tete Álvarez han participado en la presentación del proyecto.

La pieza "nos hace revivir a través de elementos enraizados umbilicalmente en la tierra"

Se trata de una pieza que “a través de elementos vegetales, enraizados umbilicalmente en la tierra, nos hace revivir, dejando para siembre una huella”, señala la artista. Para su creación ha contado con la colaboración del artista plástico Tete Álvarez.

Con esta metáfora del fin y del inicio de la vida, Ortega aspira a incrementar la conciencia social sobre la importancia de la donación de órganos. Concretamente, “queremos que el espectador que se detenga frente a ella y pueda reflexionar sobre la vida, la esperanza que albergamos, sobre nuestro lugar en el mundo. Es una cartografía de vida, esperanza y generosidad, como es la persona donante”, ha añadido.

Después de dos jornadas de trabajo, esta obra pasa a formar parte de la colección artística que atesora este hospital. La pieza permanecerá expuesta en el complejo hospitalario por el momento, aunque tendrá más recorrido, ya que se está trabajando en un proyecto didáctico sobre la misma.

Por otro lado, la obra original ha sido donada por la artista al hospital y se ha producido una serie de un centenar de grabados personalizados, tres de los cuales han sido entregados a los premiados en la primera edición de los Premios Miguel Berni por la donación de órganos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios