Córdoba

La delincuencia repunta debido a las infracciones de tráfico y los robos

  • La Guardia Civil registra un aumento de sustracciones de gasóleo y en el interior de viviendas · Los delincuentes multirreincidentes y los menores copan las estadísticas

La reforma del Código Penal que considera delitos lo que antes sólo eran infracciones de tráfico y el aumento de los robos de objetos metálicos, combustible y en el interior de viviendas han provocado un repunte de la delincuencia en la provincia en el último año, reconoció el teniente coronel de la Guardia Civil, José Ignacio Criado. Aunque el comandante no precisó el incremento global, sí detalló que los robos con fuerza en casas de campo y viviendas aisladas han experimentado un aumento del 35% respecto al año pasado. "Normalmente son segundas viviendas, naves o locales para guardar aperos", explicó el responsable del Instituto Armado en la provincia, quien, por otra parte, destacó que en el último año no se han producido robos con violencia e intimidación en las viviendas -"los que más preocupan a la población". "Es completamente distinto que un delincuente entre en una casa vacía a que irrumpa e intimide a los inquilinos", diferenció.

Las sustracciones de cobre y de elementos metálicos para venderlos como chatarra también han repuntado desde enero más allá del incremento continuo que han experimentado en los últimos dos años. Pero, por encima de estas tipologías delictivas, Criado destacó la aparición de un tipo nuevo, "que hasta un año no se había registrado salvo en casos excepcionales". Se trata de las sustracciones de gasóleo. Desde enero, ya se han denunciado en torno a 80 casos: "Roban 50, 60, 80 litros, pero también se han producido pérdidas de depósitos de 200 litros", dijo Criado.

El teniente coronel vinculó la aparición de los delitos menores con la existencia de asentamientos: "Hay personas que llegan a los pueblos en busca de trabajo pero, debido a los sistemas de control para evitar las contratación irregulares, no obtienen los recursos que necesitan para salir adelante y, por lo tanto, aparecen cinturones de delitos menores", explicó. La Guardia Civil puso en marcha hace dos años y medio planes concretos para evitar las acampadas en el ámbito rural, un fenómeno que -aseguró Criado- ha desaparecido en Córdoba. Como resultado, "los clanes se han desplazado a los entornos urbanos y han aparecido los denominados pisos-patera, que están generando sensación de intranquilidad más que de inseguridad real". El comandante, por otra parte, destacó que el repunte de la delincuencia esté relacionado con los denominados robos de subsistencia, aquellos en los que el autor pretende obtener los recursos para alimentarse. "Este tipo ha desaparecido", aseguró.

La figura del delincuente multirreincidente también ha experimentado un "repunte importante" en los últimos meses. Estos individuos, vinculados con el mundo de la droga o la marginalidad, se relacionan con la comisión de delitos menores que tienen como objetivo "obtener recursos económicos". "Hay grupos muy diversos de personas, para los cuales el sistema penal español no está preparado porque es casi más un problema social que policial", lamentó el teniente coronel.

Los delincuentes menores de edad también se han colado este año en las estadísticas del Instituto Armado. En su mayor parte, se trata de jóvenes vinculados con la droga y que, a veces, también delinquen para obtener recursos para el ocio. Lo habitual es que comentan robos en el interior de vehículos, sustracciones de motocicletas o, incluso, se relacionen con el menudeo de droga. "Lo hacen para mantener un nivel de vida y unas condiciones que no les corresponden, y eso sí que nos está preocupando". Tal es la situación que la Guardia Civil y la Fiscalía mantuvieron una reunión para afrontar el problema.

Por otra parte, Criado mostró su "satisfacción" por la disminución de los delitos contra las personas, que se encuentran estabilizados con una tendencia a la baja. Sólo los malos tratos en el ámbito familiar han sufrido "un ligero aumento, muy liviano", en el último año. "Esto indica que el sistema está funcionando y que la cifra negra de casos de malos tratos, que hace unos años nos preocupaba mucho, ha bajado considerablemente", explicó el teniente coronel. Las mujeres, como víctimas potenciales de la violencia machista, "ya están suficientemente concienciadas y el funcionamiento de los servicios policiales y de la Justicia está dando resultados muy buenos", sostuvo. El esclarecimiento de estos delitos se sitúa en el 100%, debido a que "la respuesta por parte de las administraciones es muy buena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios