Los Pedroches

Coronavirus en Córdoba: Pozoblanco ya tiene su Monopoly personalizado

Dos vecinos de Pozoblanco juegan al Pozopoly, la versión pozoalbense del clásico Monopoly. Dos vecinos de Pozoblanco juegan al Pozopoly, la versión pozoalbense del clásico Monopoly.

Dos vecinos de Pozoblanco juegan al Pozopoly, la versión pozoalbense del clásico Monopoly. / Sánchez Ruiz

El ingenio y la creatividad están siendo una de las mejores herramientas para combatir las horas y los días que nos está dejando el confinamiento en los hogares por el estado de alarma ante el coronavirus. En Pozoblanco, los hermanos Gustavo y Daniel Dueñas Gómez han estado durante los primeros tres días de aislamiento creando un Monopoly de la localidad.

La reacción de la gente al compartirlo en redes sociales ha sido muy buena, aplaudiendo la espontaneidad y la generosidad de estos hermanos que han querido ofrecer una variante del clásico Monopoly para que a sus convecinos les resulte más divertido este juego de mesa.

Así, las calles toman los nombres de las vías más conocidas de Pozoblanco, respetando los distintos barrios de la localidad, donde sorprende ver las nuevas vías de zonas de reciente creación, como son La Salchi y la zona de San Antonio. Por supuesto, no se han dejado atrás las principales calles pozoalbenses, casos de la Mayor, Benedicto XV, Ronda de los Muñoces, Romo, Avenida de la Estación o Avenida Villanueva de Córdoba.

Las clásicas casillas de la cárcel o el parking toman nombres propios como el Parking de Marcos Redondo o el Cuartel de la Guardia Civil de Pozoblanco, donde te envían si caes en la casilla del calabozo, ilustrada con un coche de la Benemérita. También toman protagonismo los servicios de impuestos como Hacienda Local, la Estación del AVE de Los Pedroches, el Bus Municipal, la Estación de Autobuses, Industrias Pecuarias de Los Pedroches, Aqualia o el servicio de taxis de Antonio.

En las casillas de Suerte o Ayuntamiento de Pozoblanco "debes seguir las instrucciones del alcalde", con un toque de humor e historia común de Pozoblanco en las tarjetas. Según sus creadores, "esto último fue lo que más trabajo costó hacer, no por su diseño, que con las capas del Photoshop se hacen rápido, sino por los textos, donde queríamos hacer referencia a anécdotas compartidas por todos los pozoalbenses".

De esta manera, en algunas de ellas se puede leer "Te toca pagar una ronda en el pub El Metal. Paga 10 euros a cada jugador"; "Tu perro se ha cagado en Marcos Redondo y la Policía te ha puesto una multa. Paga 30 euros"; "El alcalde te contrata como concejal de Festejos. De sueldo cada jugador te da 50 euros", o también "Te han contratado como taquillero en la plaza de toros. Cobras 150 euros".

Los billetes, con caras de personajes públicos

La idea de crear un Monopoly de Pozoblanco les surgió a los hermanos Gustavo y Daniel al querer descargar este juego de mesa para luego imprimirlo, pero no acababa de convencerles ninguno, por lo que decidieron crear el suyo propio. Cuando jugaron la primera partida vieron que "era divertido y gracioso, por lo que decidimos compartirlo a toda la gente para que pasaran un buen rato en sus casas jugando con su familia".

Es por eso que lo han diseñado en blanco y negro, entendiendo que no todo el mundo dispone de impresora a color, con el diseño de billetes y tarjetas en diferentes imágenes. Un completo juego de mesa que los pozoalbenses han acogido con entusiasmo.

Algunos incluso han ido más allá y han diseñado billetes propios con las caras de personajes públicos como el alcalde, Santiago Cabello; la portavoz del PSOE, Rosario Rossi; el concejal de Cultura, Juan Bautista Escribano, o el presidente de la Agrupación de Cofradías, Juan Fernández. Una idea con la que se han reído los creadores, que ya aceptan más propuestas por parte de la gente.

De hecho, ante la pregunta de si harán más cosas, Gustavo y Daniel reconocen que aún no lo saben. Eso sí, "no será por falta de tiempo", reconocen mientras apuntan que, por ahora, llevan bien el encierro en casa. Y es que lo que no consiga la imaginación y el ingenio...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios