Movilidad

Córdoba prohibirá a las bicicletas y patinetes eléctricos circular por calles peatonales y aceras

  • En calles como Cruz Conde o Capitulares o en los pasos de peatones habrá que bajarse del vehículo, con el que no podrán superarse los 25 kilómetros por hora

  • La ordenanza de movilidad entrará en vigor a principios del año que viene, e incluye la prohibición de aparcar la bici en papeleras, semáforos o árboles

Una mujer circula con un patinete por Cruz Conde, algo que estará prohibido con la nueva ordenanza. Una mujer circula con un patinete por Cruz Conde, algo que estará prohibido con la nueva ordenanza.

Una mujer circula con un patinete por Cruz Conde, algo que estará prohibido con la nueva ordenanza. / E. D. C.

El teniente de alcalde delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, ha avanzado las principales medidas que se incluirán en la ordenanza municipal de movilidad, que se prevé que entre en vigor a principios del año que viene. La ordenanza viene a regular la situación de vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos, que hasta ahora no tenían una normativa propia, y también define las medidas a aplicar cuando se circula en otros medios, como la bicicleta.

Entre las medidas más significativas se encuentra la prohibición de circular en bici o en patinete eléctrico por calles peatonales y aceras. Esto quiere decir que los conductores de estos vehículos deberán bajarse para poder circular por estas vías, como pueden ser Cruz Conde o la calle Capitulares o gran parte del Casco Histórico.

"La acera es del peatón", ha afirmado Torrico, quien ha reconocido además que la ordenanza está montada en torno a esta figura. Esto supondrá, por ejemplo, que en los pasos de peatones el ciclista tenga que bajarse de la bici para cruzarlos. Por lo tanto, de las explicaciones dadas por el delegado de Movilidad se entiende que las bicis y los patinetes eléctricos solo podrán circular por carriles bici y calzadas. Además, en cuanto a los patinetes eléctricos no podrán sobrepasar los 25 kilómetros por hora.

El resto de vehículos que no tengan motor, tales como patines, patinetes, monopatines... sí podrán circular por las calles peatonales y las aceras, siempre respetando la distancia de seguridad con los peatones y la velocidad a la que estos vayan andando.

Patines, patinetes o monopatines sí podrán ir por la acera

No será obligatorio el uso del casco si el conductor tiene de 15 años en adelante y en cuanto al aparcamiento de bicis y patinetes eléctricos estará prohibido dejarlos en árboles, papeleras o similares, solo se podrán estacionar en aparcabicis señalizados para tal efecto. Aún así, si estos aparcamientos no existieran está permitido dejar los vehículos sobre aceras, andenes o pasillos siempre y cuando la anchura de estos supere los tres metros y no se impida la circulación de los peatones.

Tampoco será obligatorio tener seguro si se circula en patinete eléctrico, aunque sí se trabaja en la necesidad de contar con un código QR que asegure que ese vehículo está homologado.

La ordenanza también especifica una serie de velocidades aplicadas a calles según su fisionomía. En las vías que tengan dos carriles o más por sentido los coches podrán ir a un máximo de 50 kilómetros por hora, si solo tienen un carril o uno por sentido la velocidad máxima es de 30 kilómetros y de 20 para las calles de plataforma única, presentes principalmente en la zona del Casco Histórico. También se crea el modelo calle 10 (de diez kilómetros por hora) para algunas de estas vías con plataforma única, donde los vehículos a motor tienen la obligación de ceder el paso a cualquier vehículo o persona que le entre por la derecha.

Más medidas

Torrico ha detallado otras medida que llevará emparejada la ordenanza, como la creación de una mesa de la movilidad o las limitaciones de velocidad en determinadas calles. Sobre esto último, ha explicado que en los espacios compartidos entre vehículos y peatones se establecen las citadas calles diez (10 kilómetros por hora), calles 20 (residenciales) y las ciclocalles, donde la velocidad máxima son 30 kilómetros por hora.

También se especifica una normativa específica para las personas con movilidad reducida y se regula el transporte especial, como el de coches de caballos, coches fúnebres o autoescuelas.

Lo que no se regula es la VTC, porque se está a expensas de la normativa que apruebe la Junta de Andalucía. Aún así, estos vehículos sí pueden pasar por zonas acire (porque así lo dicta una sentencia judicial que ya está recurrida), aunque no pueden hacerlo por carriles bus y taxi.

De momento, no se han establecido las infracciones económicas y de puntos a aplicar a aquellos que incumplan estas normas porque todavía queda consensuar la ordenanza con colectivos de la ciudad como taxistas, asociaciones ciclistas, de peatones, transporte público... así como con el resto de grupos municipales.

Torrico ha explicado además que se sacará adelante la ordenanza sin contar con un ordenamiento actualizado por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT), algo que en su día frenó que se iniciaran los trámites para la normativa municipal. Parte de las infracciones, por ejemplo, dependen mucho de esta normativa estatal, según ha dicho Torrico, aunque ya trabaja en este sentido mirándose en ciudades de referencia con planes de este tipo como Málaga, Sevilla o Valencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios