Peligro mortal

La Fiscalía de Seguridad Vial alerta del “vacío” legal en el manejo de patinetes eléctricos

  • “No es un juguete”, advierte el fiscal Bartolomé Vargas tras el accidente de La Rambla

Carretera A-386, donde se produjo el accidente mortal de La Rambla. Carretera A-386, donde se produjo el accidente mortal de La Rambla.

Carretera A-386, donde se produjo el accidente mortal de La Rambla. / Gabi Páez

El fiscal de Seguridad Vial, el cordobés Bartolomé Vargas, ha advertido de que existe un “vacío” de legislación en el proceso desde que se compra un patinete eléctrico hasta su uso en la calzada. “El patinete eléctrico no es un juguete”, ha advertido en una entrevista en RNE con motivo del accidente mortal en La Rambla de un usuario de uno de estos vehículos que, al parecer, pudo alcanzar los 60 kilómetros por hora.

Según ha indicado, hay ciudadanos que adquieren este vehículo, “cambian el acelerador para que la velocidad pase de 30 a 70 kilómetros por hora y van a la calzada”. Por ello, ha explicado que ha enviado una comunicación a las policías municipales y autonómicas para indicarles las normas que hay que aplicar. “Los usuarios de patinetes tienen que cumplir las mismas normas que el resto”, ha subrayado Vargas, para añadir que si crean una situación de riesgo para el peatón, “los policías tienen que revisar los patinetes y retirarlos”.

Asimismo, ha apuntado que si hay accidente con estos vehículos, los fiscales abren una investigación como en cualquier otro accidente de moto o de coche. En total, en los dos últimos años, la Fiscalía de Seguridad Vial lleva contabilizados al menos 300 siniestros de patinetes eléctricos, aunque Vargas no descarta que esta cifra pueda ser mayor.

A su juicio, el patinete eléctrico es una “excelente opción” de movilidad urbana, que “no hay criminalizar”, y ha subrayado que los únicos que hacen “daño” a la “causa del patinete” son los que hacen de él un uso inadecuado. “El mensaje que hay que dar es que el conductor de este vehículo está sometido a las normas como todos los demás”, ha concluido.

El pasado martes, un ciudadano de origen rumano de 33 años que circulaba en un patinete eléctrico por la A-386, en el término municipal de La Rambla, se convirtió en la primera víctima mortal en España con este tipo de vehículos en carretera. El suceso se produjo sobre las 20:40, en plena noche, cuando el conductor del patinete, que circulaba en sentido Santaella, colisionó contra un vehículo Volkswagen Polo en el que viajaba una pareja y falleció en el acto.

Hasta el lugar del siniestro se trasladaron rápidamente efectivos de Policía Local de La Rambla, Guardia Civil de Tráfico, Mantenimiento de Carreteras, Bomberos de Montilla y de la Empresa Pública de Emergencias (EPES), que no pudieron hacer nada por salvar la vida del hombre. El alcalde, Alfonso Osuna (IU), explicó que, durante la tarde, vecinos alertaron a la Policía Local de las supuestas imprudencias que estaría cometiendo un hombre que conducía un patinete eléctrico en el casco urbano. Cuando los agentes salieron en su busca, el ahora fallecido habría emprendido una huida por carretera en dirección a Santaella, cuando se produjo el siniestro.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios