Coronavirus

Salud crea un comité en Córdoba para decidir sobre las restricciones de movilidad por covid

  • El organismo de alto impacto se encargará de definir la población expuesta y la susceptible en cada alerta

Integrantes del Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de Córdoba. Integrantes del Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de Córdoba.

Integrantes del Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de Córdoba. / El Día

La Junta de Andalucía ha creado el Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de la provincia de Córdoba dependiente del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Andalucía creado mediante el Decreto-Ley 22/2020, de 1 de septiembre, por el que se establecen con carácter extraordinario y urgente diversas medidas ante la situación generada por el coronavirus.

Para la delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, este comité es “la herramienta que era necesaria para poder ejecutar determinadas medidas, y para, en casos extraordinarios y en última instancia, poder acordar la restricción de la movilidad en determinados municipios o partes de los mismos”.

Entre las funciones de este comité se encuentran “la gestión de la respuesta en las alertas de salud pública de alto impacto para la salud en Córdoba de una manera ágil y adecuada; definir la población expuesta y la población susceptible en cada alerta, determinar la posible extensión y efectos de la misma, y apoyar que la investigación epidemiológica conduzca a identificar las causas; así como el refuerzo de los circuitos de información y, sobre todo adoptar medidas de salud pública urgentes como respuesta inmediata a la situación de alerta y establecer las instrucciones oportunas, localización, movilización y asignación de los recursos necesarios, tanto asistenciales como de salud pública”, ha detallado.

Botella ha explicado también que “será vital e imprescindible para articular la competencia delegada en los titulares de las delegaciones de Salud y Familias y adoptar medidas preventivas de salud pública relativas a esas restricciones a la movilidad de la población de una localidad o parte de la misma, o para el cierre temporal de centro docente de su ámbito territorial, como consecuencia de la situación epidemiológica por covid-19”.

Unas medidas que sólo se adoptarán “en niveles de excepcionalidad y de riesgo grave para la salud pública, ha insistido la delegada, una vez agotado todo el ejercicio competencial que tienen los municipios para velar por la salud pública en base a la Ley de Autonomía Local de Andalucía”.

La delegada ha dejado claro que ”este comité irá analizando pormenorizadamente los datos epidemiológicos de la provincia de Córdoba para tener una radiografía en tiempo real de la situación que nos va a permitir, en base a datos científicos aportados por los profesionales, adoptar medidas y recomendar actuaciones que nos lleven a frenar las curvas de contagio que se puedan ir generando”.

María Jesús Botella ha hecho hincapié en que “hoy es más necesario que nunca que la administración andaluza cuente con el apoyo de las administraciones locales y que todas las administraciones estemos coordinadas con el objetivo común de garantizar la salud de los cordobeses”.

En este punto, ha agradecido la labor que en la contención del virus están realizando los municipios cordobeses que ha puesto sobre la mesa muchas medidas que “esperemos que den el resultado que todos deseamos, y que se enmarcan en las competencias legales con las que cuentan en materia de vigilancia de la salud pública, en materia de promoción, defensa y protección de la salud pública, así como en la ordenación de las condiciones de seguridad en las actividades organizadas en espacios públicos y en los lugares de concurrencia pública atribuidas por la ley de autonomía local de Andalucía”.

“Su apoyo, ha explicado, está siendo imprescindible para minimizar las consecuencias y para garantizar la salud de los ciudadanos”, ha apuntado.

El comité está compuesto la delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, que será la presidenta y varias vocalías desempeñadas por la jefa de servicio con competencias en materia de salud pública de la Delegación Territorial, María Cruz Gallego, una persona titular de la dirección gerencia de uno de los centros o distritos existentes en el ámbito de la Delegación Territorial en representación del Servicio Andaluz de Salud, designada por la persona titular de su Dirección Gerencia, que recae en la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Valle García; el director provincial de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Antonio Mantero, el director gerente de Agencia Pública Empresarial Alto Guadalquivir, Pedro Castro y como secretario con voz y sin voto el jefe de servicio de Planificación y Evaluación Asistencial, Juan Rodríguez Carretero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios