Córdoba

La ola de calor remite tras dejar las temperaturas máximas del año

  • El aviso bajará hasta el nivel amarillo el martes y a partir del miércoles los termómetros se mantienen debajo de los 40

Un joven bebe de una fuente en el Patio de los Naranjos. Un joven bebe de una fuente en el Patio de los Naranjos.

Un joven bebe de una fuente en el Patio de los Naranjos. / jordi vidal

Lo peor ya ha pasado. Tras unos días de temperaturas extremas, la ola de calor remite desde esta semana después de dejar las máximas del año, con los 45,1 grados del pasado sábado. De hecho, el aviso decretado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) pasó ya ayer a ser naranja -después de dos días en rojo-, ya que los termómetros se quedaron en 43,2 alcanzados a las 17:30. Se espera que la jornada de hoy sea de tránsito y que al martes el riesgo baje ya al nivel amarillo.

Con todo, las temperaturas de esta semana han sido asfixiantes y no sólo de día sino durante la noche, ya que ha habido que adentrarse en la madrugada para poder bajar de los 30 grados en Córdoba. En esta ola de calor, además de la capital ha habido otro municipio protagonista: Montoro, que el pasado miércoles se situó como el más caluroso de toda España, rozando también los 45. Con estos registros, el aire acondicionado, la piscina y los ventiladores son los únicos aliados para los que pasan el mes de agosto en Córdoba.

El mercurio alcanzó ayer en Córdoba los 43,2 grados a primera hora de la tarde

¿Y qué hay que esperar a partir de ahora? Pues los termómetros bajarán, sí, pero tampoco habrá que sacar la rebeca. Durante la jornada de hoy se mantiene la alerta naranja y la previsión es llegar hasta los 42 grados de máxima y 22 de mínima -lo que significa que volverá a costar conciliar el sueño-, mientras que para el martes, aunque el aviso baje a amarillo, el mercurio superará de nuevo los 40, pues se esperan 41 de máxima y la mínima sin cambios. Será a partir del miércoles cuando se note más ese respiro con 38 grados, que bajará hasta los 35 el jueves, mientras que el fin de semana los termómetros andarán entre los 38 y los 39. Las mínimas, por su parte, se situarán entre los 22 y los 18.

Pese a estas altas temperaturas, la Consejería de Salud no ha activado todavía ningún aviso por calor, ya que sus alertas responden a unos umbrales fijados tanto en las máximas como en las mínimas que, por el momento, no se han sobrepasado. Esto no significa que no se esté realizando un seguimiento a los pacientes más vulnerables al calor, que en Córdoba asciende a 1.363 personas. La mayoría son mayores de 65 años y pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor. A ello se suma en muchos casos que estas personas no disponen de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios