Córdoba

La bajada del nivel del Guadalquivir aleja el riesgo de inundaciones en las parcelas

  • El paso de la borrasca Elsa obliga al desalojo de una vivienda en La Altea y al cierre del zoo

El alcalde, José María Bellido, durante su visita a las parcelaciones más afectadas. El alcalde, José María Bellido, durante su visita a las parcelaciones más afectadas.

El alcalde, José María Bellido, durante su visita a las parcelaciones más afectadas. / El Día

A pesar de las cuantiosas precipitaciones registradas en las últimas 48 horas en Córdoba a cuenta del temporal Elsa, el nivel del río Guadalquivir a su paso por la capital ha ido disminuyendo, con lo que el inicial riesgo de inundaciones en la zona de las parcelaciones como La Altea o Guadalvalle ha ido alejándose de manera gradual.

A pesar de ello, una persona fue ayer desalojada de una vivienda en La Altea después de entrara agua en la parcela más próxima al río; el desalojo se produjo alrededor de las 04:00. Es más, el Ayuntamiento informó de que no se registraron incidencias por inundación en Alcolea, mientras que en Guadalvalle el nivel fue desciendo poco a poco a medida que fue transcurriendo la jornada. Con ese descenso del caudal a lo largo de la jornada de ayer, el temor a que el agua llegara a algunas viviendas localizadas en las parcelaciones del Guadalquivir se fue diluyendo con el paso de las horas.

El alcalde, José María Bellido, por su parte, visitó las parcelaciones de Guadalvalle y Altea para analizar con los vecinos la incidencia de los efectos del temporal en la zona. En su visita, Bellido constató sobre el terreno que pese a la crecida del río Guadalquivir no produjeron situaciones de riesgo en la zona, donde la Policía de Córdoba y el servicio de Bomberos trabajaron en labores de supervisión y prevención ante posibles situaciones de riesgo. El alcalde agradeció “el trabajo y el compromiso de todos los miembros de Policía de Córdoba y del cuerpo de Bomberos que han demostrado su eficacia allí donde han sido requeridos para actuar en jornadas con situaciones climatológicas muy adversas”.

La Policía Local, además, registró varias incidencias por inclemencias meteorológicas, entre ellas la caída de más de una veintena árboles. Además, se registraron numerosos desperfectos en la vía pública tras la caída de cornisas o farolas en varias calles de la capital. La Policía también encintó la pasarela del río Guadalquivir en la zona de la Calahorra por el caudal.

A todo ello se suma la caída de la marquesina de taxis en la calle Compositor Rafael Castro, el corte del camino asfaltado por riesgo de derrumbe en la vía que conecta la carretera de Palma del Río con la carretera del Aeropuerto y la actuación en cables descolgados sobre el acerado y parte de la iluminaria en la avenida del Flamenco, entre otros.

El temporal, además, ha provocado daños en el zoo, lo que ha obligado al Ayuntamiento a clausurar este espacio durante todo el fin de semana. Hasta el recinto de la avenida Linneo se han desplazado efectivos de Sadeco para limpiar las dependencias que se encuentran anegadas. Los trabajadores han retirado los árboles que se han caído como consecuencia de las intensas lluvias, además de llevar a cabo labores de limpieza de ramas y de suciedad. Desde el Ayuntamiento también han señalado que los jardines Juan Carlos I y los de Colón permanecen cerrados al público por las lluvias. 

Después de dos jornadas de intensas precipitaciones que ha traído la borrasca Elsa, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este domingo en la capital una jornada soleada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios