Sanidad

Salud advierte de multas a quienes incumplan la cuarentena del brote de la discoteca

  • La Junta eleva ya a 91 el número de personas contagiadas y a 1.000 las que tienen que permanecer aisladas

Un profesional sanitario realiza una prueba a una persona en el autocovid de Las Setas. Un profesional sanitario realiza una prueba a una persona en el autocovid de Las Setas.

Un profesional sanitario realiza una prueba a una persona en el autocovid de Las Setas. / Salas /EFE

La delegada de Salud, María Jesús Botella, ha advertido de que las personas contagiadas por el brote de coronavirus detectado en una fiesta en Córdoba la semana pasada que incumplan la cuarentena obligatoria se pueden enfrentar a multas de hasta 600.000 euros -la máxima- y de que, además, puede decretar su confinamiento.

Botella ha hecho estas declaraciones durante su comparecencia para ofrecer los últimos datos de este brote y cómo se ha gestionado desde la Delegación de Salud y ha hecho bastante hincapié en la necesidad de que todos los contagiados permanezcan en sus casas, además de aquellas personas que hayan dado negativo en prevención de que se produzcan nuevos casos. 

Todas ellas -unas mil personas- "tienen que permanecer confinadas en sus domicilios, tanto los positivos como los negativos; estos últimos porque el periodo de incubación no había empezado tras el PCR", ha subrayado y ha añadido que "si no hay un confinamiento voluntario, habrá uno obligatorio", que lo declarará "como autoridad sanitaria y que tendrá que tramitar el juzgado de lo contencioso-administrativo". 

Además, este incumplimiento "podría dar lugar a sanciones porque son infracciones administrativas que vienen recogidas en la ley de Salud Pública de Andalucía".

Hasta el momento y, según los últimos datos, el número de positivos en este brote se eleva a 91, ocho más que ayer. Una cuantía, que según ha dicho, puede ir aumentado, aunque no ha podido señalar si se ha llegado al pico máximo de contagiados. 

Desde que se decretar el brote, se han realizado 2.000 PCR y, según ha indicado, "se está haciendo seguimiento e identificado a 1.000 contactos estrechos" de todas las personas que acudieron a la fiesta.

Botella ha recordado que el brote comenzó el pasado 16 de julio cuando en el sistema de red de alerta se inscribieron cinco personas que habían dado positivo por coronavirus. Todas ellas, compartían una misma situación: habían acudido a la discoteca. 

A partir de entonces, ha continuado, "se decidió emitir una resolución para ordenar como medida cautelar el cierre de Babylonia porque en un primer momento era el elemento común entre los cinco positivos". Al día siguiente, según ha contado Botella, habló con el alcalde de Córdoba, José María Bellido, "para la máxima difusión y establecer un dispositivo urgente y excepcional para que todas las personas fueran al autocovid del centro de salud Carlos Castilla del Pino". Un dispositivo, que "ha funcionado y que ha sido muy oportuno", a su juicio. 

Durante estos últimos días, ha anotado, "ha habido una coordinación eficaz entre las diferentes administraciones y ha habido una buena gestión". Sin embargo, ha advertido de que "esto no ha terminado y no se puede bajar la guardia" y ha insistido en hacer un llamamiento a la "responsabilidad individual". 

Representantes institucionales de la Junta, en la Delegación del Gobierno. Representantes institucionales de la Junta, en la Delegación del Gobierno.

Representantes institucionales de la Junta, en la Delegación del Gobierno. / Juan Ayala

Mientras, el gerente del Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir, José Manuel Rumbao, ha destacado también la rapidez y coordinación en la gestión del brote y la recogida de muestras y ha detallado que desde el pasado viernes "se amplió horario" del autocovid de Las Setas en el que estuvieron diez profesionales de enfermería y técnicos de salud "para etiquetar tubos y aligerar proceso". También Rumbao ha señalado que "todos los casos positivos deben guardar aislamiento independientemente del resultado durante 14 días". 

En esta misma comparecencia, la gerente del Hospital Reina Sofía, Valle García, ha reconocido que durante estos últimos días, tras la detección del brote, "se ha puesto a prueba el sistema sanitario". García ha indicado que el servicio de Microbiología ha "jugado un papel muy relevante" y ha afirmado que el número de pruebas recibidas ha hecho que se tenga que multiplicar por cuatro su actividad, ya que se han hecho 600 cada día, 96 cada cinco horas. 

García, además, ha apuntado que el Hospital Reina Sofía mantiene los circuitos diferenciados para casos covid-19 y no. Hasta el momento, ninguno de los contagiados en este brote ha tenido que ser hospitalizado, aunque la gerente ha recordado que el complejo sanitario dispone de una unidad covid y otra en la UCI.

El delegado del Gobierno, Antonio Repullo, por su parte, ha tildado de "excelente" el trabajo se que ha llevado a cabo para detectar los casos positivos y controlar el brote. También él ha hecho un llamamiento a que "aquellos que dieron positivo y, dentro de contactos hayan dado negativo" a que guarden la cuarentena para evitar más casos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios