Municipal

Piden medidas al Gobierno tras el regreso de Cañero al callejero

  • Un senador valenciano insiste en que están documentado el rejoneador "participó en matanzas de civiles"

Un momento del cambio del rótulo de la plaza de Cañero. Un momento del cambio del rótulo de la plaza de Cañero.

Un momento del cambio del rótulo de la plaza de Cañero. / Juan Ayala

El senador valenciano del grupo de Izquierda Confederal Carles Mulet ha pedido al Gobierno, mediante pregunta en el Senado, las medidas que adoptará tras el regreso de la plaza de Cañero al callejero de Córdoba al entender un juez que no incumple la Ley de Memoria Histórica. En su escrito, el senador explica que la plaza de Cañero, tras un acuerdo municipal, “empezó a conocerse como de los Derechos Humanos”. Sin embargo, el juez estimó el recurso presentado por un familiar del afamado rejoneador cordobés al entender que el cambio de no nombre no se adecúa “a las previsiones de la Ley de la Memoria Democrática de Andalucía”.

Según el senador, “independientemente” de su actividad como rejoneador o de sus “donaciones de terrenos”, está “demostrado y recogido por fuentes escritas y testimonios orales” que Antonio Cañero “participó en las matanzas contra civiles en varios pueblos de Córdoba encabezando una columna de paramilitares”, según el senador, que alude al libro del historiador Francisco Moreno 1936, el genocidio franquista en Córdoba.

“En el hipotético caso de que se retirase una placa denominada de los Derechos Humanos para recolocar una a Adolf Hitler” en Alemania, “ningún juzgado alemán tendría la ocurrencia de reponerlas porque no se colocaron por su papel de genocida”, sino por su “faceta como defensor de la agricultura orgánica, el vegetarianismo y el culto a la naturaleza”. Por ello, ante este “insulto y humillación” a las víctimas del franquismo, el senador ha pedido al Gobierno que explique las “medidas que piensa adoptar” ante esta situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios