Movilización

Marchas de la Dignidad convoca el día 7 en Córdoba una manifestación por el sistema público de salud

  • Entre las reivindicaciones destacan la situación de las familias sin recursos y la falta de planificación en sanidad y educación ante la crisis del coronavirus

  • Según el colectivo, en Córdoba se han solicitado cerca de 18.600 ayudas del Ingreso Mínimo Vital, de las que se han aceptado 544

Representantes del colectivo en el centro social Rey Heredia. Representantes del colectivo en el centro social Rey Heredia.

Representantes del colectivo en el centro social Rey Heredia. / Lolo Agredano

El colectivo Marchas de la Dignidad de Córdoba ha convocado una manifestación el sábado 7 de noviembre para defender el sistema público de sanidad y educación, así como para dar voz a quienes están sufriendo las consecuencias económicas y sociales de la crisis sobrevenida por el covid-19. Así lo ha explicado una de sus portavoces, Mercedes Aguado, que ha indicado que esta manifestación también se realiza en otros puntos del país. En Córdoba partirá desde el bulevar del Gran Capitán a las 11:30.

Aguado ha hecho hincapié en la repercusión económica de la crisis para las familias con menos recursos. Así, ha detallado la petición que realizan al Gobierno Central para que "trabaje en una Renta Básica de Emergencia que sustituya urgentemente al fiasco que ha supuesto el Ingreso Mínimo Vital", ya que no está llegando a la mayoría de los solicitantes. A su vez, ha aseverado que esto ha supuesto "la estigmatización histórica de los pobres a través de la burocracia y el sentimiento de culpa".

Según los datos que ha ofrecido la portavoz, en Córdoba se han solicitado cerca de 18.600 ayudas, de las que se han aceptado 544, lo que supone solo un 2,21%, "mientras vemos como se siguen dando cientos de millones a empresas", ha lamentado Aguado. Muchos de los solicitantes han tenido que recurrir al centro social Rey Heredia para poder realizar esta solicitud al no disponer de recursos como internet o no tener claro cómo se hace el trámite. "Los servicios sociales, en lugar de atenderlos, los mandan aquí", ha asegurado.

Otro de los portavoces del colectivo, Agustín Ariza, ha apuntado que la marcha será "en defensa de unos servicios públicos fuertes que den cohesión a la sociedad y garanticen la igualdad de oportunidades". Entre ellos, ha destacado el ámbito de la educación, que ha catalogado como "un pilar fundamental" para la transmisión de "valores irremplazables, democráticos, de igualdad y de inclusión".

Por ello, ha hecho hincapié en que "contemplamos con preocupación que se están dando procesos de privatización y mercantilización", como es el caso de "el avance de la concertada, la externalización de servicios y la falta de recursos para la pública".  En este último aspecto entran factores como la falta de personal docente y de apoyo, el elevado número de alumnos por aula o el problema de acceso a internet y las nuevas tecnologías que sufrieron los alumnos durante el primer estado de alarma. La comunidad educativa ha realizado protestas por ello en los últimos meses.

Finalmente, la sanidad es el ámbito más conectado con la crisis del coronavirus, aunque desde Marchas de la Dignidad han recordado que la pandemia no es el único problema del sistema sanitario. Jesús de Haro ha afirmado que "hablamos de sanidad porque es importantísima, la pandemia está dejando cifras escalofriantes", en referencia a los datos recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE) que indican que se han producido "65.800 muertes más de las esperadas" a causa del virus.

En este sentido, De Haro ha argumentado que muchas de estas muertes están directamente relacionadas con el coronavirus mientras que otras tantas están "indirectamente atribuidas". Es decir, la causa es una complicación de "procesos que antes eran atendidos urgentemente y que ahora, por la saturación de las urgencias hospitalarias y, sobre todo, por el déficit estructural de la atención primaria, no se tratan debidamente".

Ante esta situación, ha defendido que la sociedad necesita "una sanidad pública y eficaz", que pasa por mejorar el sistema de Atención Primaria. "La primera ola, evidentemente, nos pilló a todos descolocados", ha reconocido, "pero ya han pasado muchos meses y no se han tomado las medidas pertinentes". Entre los fallos, ha enumerado el bajo número de rastreadores, la falta de médicos y "de personal en general". Además, ha recalcado que "la atención telefónica lleva a la desprotección de los pacientes que necesitan asistencia presencial".

Al respecto, ha confesado que sabe que "es algo difícil de hacer", lo que no quita que se deban de buscar fórmulas nuevas porque "las líneas están saturadas". Las citas, en caso de concederse, se dan al menos con una semana por delante "y el proceso se puede desarrollar incluso de manera fatal" para el paciente.

Con todo, Marchas de la Dignidad de Córdoba realizará una manifestación "con todas las medidas de seguridad", para lo que han solicitado la puntualidad de los asistentes. Se organizarán varias filas para cumplir con la distancia de seguridad y la marcha saldrá a las 11:30 de manera puntual. De Haro ha hecho hincapié en que será una movilización "ejemplar", como ya hicieron el pasado 20 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios