Luis Luengo. Director gerente del Hospital Cruz Roja de Córdoba

“Mi intención es que los cordobeses continúen naciendo en Cruz Roja”

  • El nuevo responsable del centro sanitario se plantea como objetivos reabrir pronto la Unidad de Partos y potenciar la atención a pacientes que llegan derivados tras accidentes de tipo traumatológico

Luis Luengo posa delante del Hospital Cruz Roja. Luis Luengo posa delante del Hospital Cruz Roja.

Luis Luengo posa delante del Hospital Cruz Roja. / Jordi Vidal

Luis Luengo (Madrid, 1979) acaba de incorporarse a la Gerencia del Hospital Cruz Roja, centro para el que tiene como objetivo reforzar los campos en los que ya es fuerte como Cirugía Cardiaca, Cardiología o Neurocirugía, entre otros. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, entre sus proyectos está la reapertura de la Unidad de Partos y la potenciación de otras especialidades como Traumatología o Rehabilitación, enfocadas al tratamiento de pacientes que llegan derivados tras sufrir accidentes.

–¿Cómo ha sido su llegada al hospital?

–Ha sido fácil en el sentido de que me han ayudado mucho. La gente de Córdoba ha mostrado siempre su disponibilidad. Hay muchas cosas que ver y muchos frentes abiertos. Este es un hospital muy complejo, con mucha trayectoria y con un equipo muy fuerte.

–¿Por qué ha querido asumir este reto?

–Es un reto profesional porque supone muchos cambios: de empresa, de ciudad y de puesto de trabajo. Para mí es un crecimiento y un desarrollo profesional porque he estado muchos años en la dirección de gestión del hospital de Fremap de Madrid. Llevaba tiempo queriendo dar ese salto natural hacia la gerencia, se me ha planteado la oportunidad y la he aceptado.

–¿Hasta ahora, a qué más se había dedicado?

–Soy economista y profesor de Gestión Sanitaria y mi vida profesional ha girado siempre en torno la sanidad. Estuve seis años como responsable de hospitales intermutuales en Fremap y otros seis años en la gestión del hospital de Fremap, el primer centro hospitalario de referencia de la mutua, que está en Majadahonda (Madrid).

"Desde hace 85 años, Cruz Roja es hospital de referencia en la sanidad privada cordobesa"

–El cambio de Madrid a Córdoba ha debido ser importante.

–Bastante, en el sentido de que es una ciudad completamente diferente y llego a una entidad diferente. Sí es similar en el sentido de que Cruz Roja no tiene ánimo de lucro, algo parecido a la mutua; los beneficios revierten a la sociedad. Por tanto, el cambio de empresa quizás no ha sido tan notable porque la filosofía y el objetivo son los mismos.

–¿Por qué se especializó en sanidad?

–La sanidad es un reto. Lleva muchos años siendo insostenible desde el punto de vista financiero. La tendencia es que el gasto se incremente y los ingresos que recibimos los prestadores de servicios no son suficientes para acometer esos gastos. Profesionalizarse en esto significa intentar hacer las cosas de manera más eficiente y conseguir los resultados óptimos con el menor uso de recursos posible.

–¿Qué referencias tenía del Hospital Cruz Roja de Córdoba?

–La imagen que tenía por los contactos que conocían este hospital es de historia, de tradición. Es curioso porque eso se interioriza; aquí aflora mucho sentimiento. Durante 85 años ha sido el hospital de referencia en la sanidad privada de Córdoba y la gente lo quiere mucho. En octubre se decidió cerrar paritorios porque para prestar ese servicio se necesitan unos recursos y en ese momento no los había, lo que ha creado cierto impacto porque la gente se siente muy identificada con este hospital. La idea es volver a retomar el tema de los partos en cuanto podamos. Mi intención es que los cordobeses sigan naciendo en Cruz Roja, que todo vuelva a ser lo que era.

–¿Qué proyectos tiene para el hospital?

–El objetivo principal es reforzarlo. Lógicamente, con la entrada de nuevos operadores Córdoba está creciendo mucho desde el punto de vista sanitario. Estamos estudiando muchos proyectos con mucho detalle porque la situación no es la de hace unos años. Los proyectos vienen encaminados a reforzar lo que ya tenemos, donde somos fuertes, como Cirugía Cardiaca, Cardiología o Neurocirugía. Seguiremos apostando y cuidando a esos profesionales. La bajada de actividad se ha producido porque hay nuevos operadores, no porque lo hayamos hecho mal. Nuestro valor añadido como empresa es la humanización. Todos los beneficios de Cruz Roja se revierten en la sociedad, por lo tanto nuestra intención no es ganar dinero, sino hacer sostenible el hospital. Todas las estrategias giran en torno a tres vertientes: el paciente, los profesionales y nuestros clientes, que son las compañías.

"Las estrategias giran en torno al paciente, los profesionales y nuestros clientes, que son las compañías"

–Respecto al tema de los partos, ¿qué situación hay ahora mismo?

–Está en stand by. Estoy conociendo lo que tenemos y consolidándolo. Las nuevas líneas van a ir enfocadas a contactar con los servicios médicos que puedan prestar esa atención. Tiene que ser un grupo muy poderoso en cuanto a volumen de profesionales para atender partos las 24 horas de los 365 días del año. Estamos en fase de estudio. Las salas, incubadoras y paritorios siguen estando, no hemos dejado de mantener esas instalaciones.

–Desde su experiencia en otros centros sanitarios, ¿hay alguna inicitiva que le gustaría implantar aquí?

–Hay muchas cuestiones. Por ejemplo, el tratamiento de pacientes que vienen de accidentes de tipo traumatológico es algo que en Cruz Roja no esta muy implantado. Es cierto que este es un hospital con mucha complejidad, pero la Traumatología no se ha activado demasiado porque era algo que no hacía falta y porque había otro centro, San Juan de Dios, que se dedicaba a ello. Ese es un campo a explorar. Conozco a grandes profesionales de la Traumatología, Rehabilitación, Fisioterapia y Unidad del Dolor y, en ese sentido, ese modelo podía ser importable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios