Balance

El Fondo Común Diocesano de la Iglesia de Córdoba ingresó más de 11,4 millones de euros en 2023

Presentación de 'Ver Iglesia 24' en el Palacio Episcopal.

Presentación de 'Ver Iglesia 24' en el Palacio Episcopal. / El Día

El Fondo Común Diocesano de la Iglesia en Córdoba ha ingresado más de 11,4 millones de euros en el último año. Este es uno de los datos incluidos en las cuentas que ha dado a conocer la Diócesis de Córdoba correspondientes al ejercicio de 2023 durante la presentación de Ver Iglesia 24, un acercamiento a la actividad de la Iglesia Diocesana de Córdoba. Por su parte, al cierre del año 2023 los gastos se cifraron en más de 9,8 millones de euros; en ambos conceptos citados están ya incluidos los ingresos y gastos extraordinarios.

El citado fondo es un instituto canónico en el que se agrupan todos los bienes que son de titularidad de la Diócesis de Córdoba y en él aparecen los ingresos y gastos propios del Obispado. No obstante, en él no se no incluyen las cifras de la Casa de Espiritualidad San Antonio, la Casa Sacerdotal San Juan de Ávila, ni tampoco de las fundaciones Consuelo Vivo, San Juan de Ávila, ni de las generales, ni de las fundaciones para el Seminario, para la Casa Sacerdotal y de la Librería Diocesana

En este caso y, según los datos facilitados por la Diócesis de Córdoba, la partida más abultada de las cuentas de 2023 corresponde a la asignación tributaria, que suma más de 5,6 millones de euros. En concreto, la asignación tributaria se eleva a los 4,8 millones de euros, la seguridad social del clero se eleva a 619.498 euros y los 126.618 euros restantes corresponde a aportaciones a actividades caritativas y 126.618 euros de los ingresos para actividades caritativas.

Las cuentas también incorporan la partida de las aportaciones voluntarias de los fieles, que se ha cifrado en 818.219 euros. De esta cuantía, 146.087 euros son de suscripciones periódicas y 581.290 euros a peregrinaciones y la Jornada Mundial de la Juventud.

En el caso de otros ingresos corrientes, se elevan a los 3,3 millones de euros. Al detalle, 2,5 millones son ingresos del Fondo Común Diocesano, 600.000 euros al Cabildo Catedral, 403.247 euros de las parroquias, 79.149 euros de las hermandades, 691.467 euros a otras aportaciones de instituciones diocesanas. También están consignadas en este apartado los ingresos por exequias, 750.890 euros.

Por su parte, la partida del Fondo Diocesano de Sustentación del Clero, los ingresos son de 828.641 euros.  En este punto, resulta llamativo que la mayor parte de los beneficios procedan de aportaciones de  sacerdotes y parroquias. En concreto, 381.402 euros. 

En el caso de los ingresos patrimoniales y otras actividades del Fondo Común Diocesano estos se elevan a los 824.618 euros. Dentro de este apartado se encuentran los ingresos inmobiliarios, con un montante de 372.465 euros.

Así las cosas, con todas estas partidas, el total de ingresos ordinarios de 2023 se eleva a más de 10,6 millones de euros, a los que este balance incorpora los ingresos denominados extraordinarios/excepcionales  que suman 832.577 euros; es por ello, que los ingresos finales se elevan a los 11,4 millones de euros.

Mientras otras entidades dependientes, por el contrario, han obtenido resultados deficitarios, como la Casa Sacerdotal San Juan de Ávila (-330.676,15 euros) o la Casa de Espiritualidad San Antonio (menos 21.974,84 euros). El conjunto consolidado del Obispado supuso un superávit anual de 261.756,59 euros.

Por su parte, otras instituciones de la estructura de la Iglesia en Córdoba tuvieron como resultado los siguientes: Seminario San Pelagio (superávit de 31.792,69 euros), Seminario Redemptoris Mater (déficit de 16.261,63 euros), Instituto de Ciencias Religiosas (déficit de 6.686,17 euros).

Los gastos

Como en cualquier el balance, la Diócesis de Córdoba también incorpora los datos correspondientes a los gastos de este fondo, que a lo largo del pasado ejercicio fueron de algo más de 9,8 millones de euros.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, durante su intervención. El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, durante su intervención.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, durante su intervención. / El Día

Al detalle, la mayor cuantía fue para la pagar al clero de la provincia cordobesa, puesto que en el epígrafe aparecen 3,2 millones de euros. De esta cuantía, algo más de 2,4 millones de euros –lo que representa casi el 77% del total de la cuantía– es para abonar la labor de los sacerdotes y sus estudios. No obstante, este Fondo Común Diocesano también se hace cargo de las retribuciones correspondientes al personal seglar que trabaja para la Iglesia, que supera el millón de euros. Por cierto, que otro dato que aparece es el sueldo del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que recibe 8.400 euros al año. 

La tercera partida más elevada de este balance es la correspondiente a las acciones pastorales y asistenciales, que se eleva a los 2,9 millones de euros. En concreto, de esta partida forma parte accionesrealizadas con carácter caritativo, ayudas a parroquias y sacerdotes o el albergue juvenil Cristo Rey.

En el lado patrimonial, desde este órgano también se hacen aportaciones para la conservación de edificios. Una partida que a largo del ejercicio de 2023 fue de algo más de 2,5 millones de euros. 

Sumando todas estas cuentas, el total de gastos ordinarios se cifra en algo más de 9,8 millones de euros. No obstante, se trata de una cantidad a la que también hay que sumar, como en los ingresos, los gastos extraordinarios/excepcionales, que sumaron algo más de un millón de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios