Córdoba

Expertos piden cambiar el enfoque en el abordaje de la enfermedad mental

  • La asociación Asaenec organiza una jornada con psiquiatras, psicólogos, técnicos, asesores jurídicos y testimonios de pacientes

Participantes en la mesa 'La integración de la visión social en la práctica clínica'. Participantes en la mesa 'La integración de la visión social en la práctica clínica'.

Participantes en la mesa 'La integración de la visión social en la práctica clínica'. / Juan Ayala

Comentarios 0

La Asociación de Allegados y Personas con Enfermedad Mental de Córdoba (Asaenec) organizó ayer una jornada en la que expertos compartieron sus experiencias sobre el trabajo que realizan con afectados por estas patologías. La principal idea que dieron es la necesidad de cambiar el enfoque en el diagnóstico y reconsiderar términos referentes a estas enfermedades.

El especialista en Psicoterapia y doctor por la Universidad de Sevilla Juan Francisco Rodríguez, que participó en la mesa titulada La integración de la visión social en la práctica clínica, abogó por hacer “cambios en el enfoque hacia las personas que tienen dificultades” sobre todo dirigidos “en cuanto a la concepción en la psicopatología”. Por ejemplo, se refirió a “reconsiderar” términos como psicosis.

Rodríguez señaló que “hay que resaltar el papel de la persona” y no mirarla con visión reduccionista como si de un número se tratase. A su vez, acusó la excesiva prescripción de fármacos y relató que, según algunos estudios, en determinadas culturas las personas con esquizofrenia se recuperaban cuando tenían apoyos de su comunidad, sin tomar fármacos.

En este sentido, resaltó que hay autores que dicen que hay que cambiar el abordaje de estas patologías. Así, explicó que en Finlandia, por ejemplo, ya se practica el modelo de intervención denominado Diálogo abierto y solo se les da fármacos a los pacientes que los piden.

Buena parte de su intervención se centró en las voces interiores, recordando que algunos autores aseguran que tener alucinaciones o escuchar voces es una realidad humana.

De hecho, esto ya le ocurría a personajes históricos como Sócrates o Gandhi. Pero “la visión más tradicional de las alucionaciones no entiende que sean una experiencia, sino una amenaza”, apuntó el profesor de la Universidad de Sevilla.

Cuando las voces aparecen en personas que viven o han vivido situaciones complicadas tienen un mayor contenido negativo y a su vez conllevan otro tipo de reacciones. En caso de que la persona se aísle puede llegar a un trastorno psicótico esquizofrénico.

Al respecto, Rodríguez puntualizó que la investigación demuestra que las voces son señal de que “entendemos mal nuestro yo” y que este “no tiene una posición monolítica”.

Por último, aseveró que es necesario estimular más la actividad parasimpática del paciente, buscar la calma y el sosiego. En este punto nombró a Eleanor Longden, una “autora puntera” que tiene esquizofrenia y “estaba perdida hasta que entendió que tenía que aprender a escuchar esas voces”.

La mesa la abrió la psiquiatra de la Unidad de Salud Mental del Hospital de la Merced de Osuna, Carmen Romero, que habló sobre los cambios que se están produciendo en las personas debido al rápido avance de la sociedad. Esto hace que el campo de actuación sea “cada vez más amplio”.

“Cada vez llegan más pacientes a las consultas buscando respuesta al sufrimiento y al tiempo contradictorio en el que vivimos”, expuso. Por eso, hay que desarrollar una capacidad crítica enfocada hacia el sobrediagnóstico, el sobretratamiento y la bioética.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios