EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Desescalada Córdoba: Así se prepara la Mezquita-Catedral para el regreso de las visitas turísticas

Trabajos de limpieza en el interior de la Mezquita-Catedral. Trabajos de limpieza en el interior de la Mezquita-Catedral.

Trabajos de limpieza en el interior de la Mezquita-Catedral. / El Día

Es el principal monumento turístico de Córdoba y permanece cerrado al público, no al culto, desde el pasado 13 de marzo por la crisis del coronavirus. La Mezquita-Catedral, que el año pasado recibió más de dos millones de visitas se prepara ya para su apertura a los visitantes, aunque de manera parcial.

El Cabildo Catedral de Córdoba ha informado de que se encuentra inmerso en la preparación de la fase intermedia del plan de desescalada previsto por el Gobierno de España en el contexto de la pandemia del covid-19.

Esta segunda fase contempla la apertura turística a monumentos en un tercio de su aforo habitual y la celebración del culto religioso limitado al 50% de su capacidad. Por ello, la institución capitular está centrando sus esfuerzos en adoptar el conjunto de medidas y recomendaciones establecidas por las autoridades competentes en la materia, para así minimizar los riesgos que representa este virus para la salud pública.

En esta segunda fase de la desescalada, que comenzará de manera previsible el próximo lunes 25 de mayo, la libertad de movimientos será mayor y, por ejemplo, los velatorios podrán tener lugar en instalaciones públicas y privadas, pero con un máximo de 25 personas en espacios al aire libre y de 15 en espacios cerrados. Además, regresará en parte la actividad cultural y se podrá entrar en los bares y servicios de hostelería, pero la ocupación máxima permitida será del 40% del aforo.

Desde que cerró sus puertas a las visitas, la Mezquita-Catedral de Córdoba ha mantenido las celebraciones litúrgicas conforme a lo recogido en artículo 11 del Real Decreto de 14 de marzo y los diferentes departamentos profesionales que vertebran la entidad han continuado ejerciendo sus funciones, con predominio del trabajo telemático.

Así, el desarrollo de la actividad cultual ha supuesto la labor presencial del equipo de sacristía y música, a los se han sumado también el ejercicio de las funciones propias del área de seguridad y administración.

En lo que se refiere a mantenimiento del edificio, se ha prestado especial atención a la constante desinfección del edificio, encargándose de las labores de limpieza de diversas áreas como el Patio de los Naranjos, el crucero y sus cornisas, las arcadas o la capilla de la Inmaculada Concepción.

Durante estos más de dos meses, según la misma información, se ha procedido a la limpieza de piezas de bronce y de elementos de orfebrería en plata, como es el caso de la gran lámpara que preside la capilla mayor. También se mantenido el habitual y constante mantenimiento de las cubiertas del edificio. Además, el equipo de mantenimiento ha efectuado diversas labores de limpieza y reparación en la Ermita de Nuestra Señora de la Salud.

Actividad telemática

En este tiempo, el área de Comunicación ha recurrido a la vía telemática para el desempeño de su labor cotidiana. Se ha prestado especial énfasis a la utilización de las redes sociales y a la cobertura en la emisión de la eucaristía diaria.

Coincidiendo con la celebración de la Semana Santa 2020, se emitió un programa de información cofrade que ha rescatado las retransmisiones de años anteriores y se ha puesto en marcha con éxito la iniciativa Una vela por mi hermandad, tanto en Twitter e Instagram como a través de una web creada a tales efectos.

Por otra parte, ante la necesidad de permanecer en casa,  se ha incentivado la participación de los ciudadanos a través de iniciativas como Mi foto en la Mezquita-Catedral o el concurso de dibujo escolar Dibuja la Mezquita-Catedral

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios