Córdoba

Desescalada Córdoba: Hostecor descarta instalar mamparas de separación en bares y restaurantes

Un hombre prepara su negocio y limpia las sillas para una terraza en Córdoba. Un hombre prepara su negocio y limpia las sillas para una terraza  en Córdoba.

Un hombre prepara su negocio y limpia las sillas para una terraza en Córdoba. / Rafa Alcaide / EFE

La Asociación Cordobesa de Hostelería y Turismo (Hostecor) ha descartado la instalación de mamparas de seguridad en bares y restaurantes una vez que puedan abrir sus puertas. Es una decisión adoptada por la entidad, según ha informado a el Día el secretario general de Hostecor, Jesús Coca, tras la última reunión celebrada este miércoles en la que se han analizado las diferentes fases de desescalada y en la que también se han abordado las necesidades del sector. 

La decisión de no instalar las mamparas, que en otras localidades de España sí se han puesto, se debe, según Coca, a que "están contraindicadas".

Y es que, a partir del próximo lunes 11 de mayo, la vida volverá, en cierta medida, a los bares de Córdoba justo cuando da comienzo la fase 1 de la desescalada del coronavirus. Eso sí, con ciertas limitaciones, ya que sus terrazas solo podrán estar al 50% de su ocupación y, además, la distancia de seguridad entre las mesas será de dos metros para evitar la propagación del covid-19.

En un principio, el Gobierno central solo permitió la ocupación del 30%, una decisión que fue fuertemente criticada por el sector. El propio presidente de Hostecor, Fran de la Torre, ya advirtió de que la posibilidad de abrir establecimientos hosteleros al 30% de su capacidad iba a generar una situación de "ruina total" en el sector. 

Ahora, con la ampliación de la ocupación al 50%, el sector de la hostelería en la capital ve algo de mejora a su situación en plena crisis del coronavirus. Se trata, además, de una medida también analizada por Hostecor y que, según Coca, se va poder llevar a cabo "gracias a la generosidad del Ayuntamiento al poder ampliar las zonas" de los veladores. 

No en vano, desde la Gerencia Municipal de Urbanismo se va a flexibilizar la norma para poder dar más espacio a las terrazas de estos establecimientos que, además, van a tener que modificar sus veladores para cumplir con las distancias de seguridad establecidas para evitar la propagación del SARS-CoV-2.

Coca, además, ha reconocido que el próximo lunes no podrán abrir todos los locales de la capital, sino "solo una parte", debido a las condiciones de las distintas fases de la desescalada, ya que "habrá gente que no le compense". Sobre todo, los que tengan menos superficie en la calle para poder instalar sus terrazas.

El 85% de los negocios, en ERTE

Debido a la expansión del coronavirus, el sector de la hostelería atraviesa en Córdoba una notable crisis, ya que ha perdido los ingresos de la temporada alta del año, que corresponden a la Semana Santa y al mes de mayo. Una situación que, según Coca, ha provocado que hasta 85% de los locales hayan tenido que presentar un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), según sus cálculos. 

Así, otra medida que han pedido al Gobierno central es que se flexibilicen los ERTE mientras se prolongue el estado de alarma -en un principio, se ha aprobado una nueva prórroga del mismo durante dos semanas más- y que, incluso, la razón por fuerza mayor se pueda prorrogar hasta el próximo mes de diciembre para "ir recuperando al personal". No en vano, gran parte de los establecimientos del sector no van a poder recuperar a toda su plantilla en esta primera fase debido a las limitaciones del número de clientes que van a poder atender.

En esta línea, ha advertido también de que los establecimientos necesitan "liquidez" después de permanecer casi dos meses cerrados, al igual que el resto de pequeñas y medianas empresas. Otra de las peticiones que han lanzado es la de poder realizar test de coronavirus a los empleados de bares y restaurantes y la posibilidad de recibir algún tipo de ayuda por parte de las administraciones para su financiación. No en vano, ha señalado que "la salud pública es la máxima ley". 

Será a partir del 25 de mayo cuando de comienzo la fase II de la desescalada y cuando los bares y restaurantes tengan permitida la apertura de las zonas interiores pero también con limitaciones.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios