Previsión

Coronavirus en Córdoba: La provincia se prepara para un escenario con 450 ingresos, de ellos 68 en UCI

  • Salud tiene previsto ya un plan para 4.500 hospitalizaciones en Andalucía que supondrá que solo se atiendan las enfermedades oncológicas, las potencialmente graves, embarazos y urgencias

  • En la actualidad hay 321 personas hospitalizadas por coronavirus en Córdoba y un 30% de las camas UCI están ocupadas por ellos

  • De ser necesario, la Junta contará con 400 camas del hospital privado de Lucena

Dos profesionales sanitarias atienden a un paciente ingresado en una UCI. Dos profesionales sanitarias atienden a un paciente ingresado en una UCI.

Dos profesionales sanitarias atienden a un paciente ingresado en una UCI. / Efe

Córdoba ya ha alcanzado el límite de hospitalizaciones previsto en el plan 3.000 de la Junta de Andalucía, que establecía para la provincia un total de 326 ingresos por covid-19. En la actualidad, y según el último parte de Salud, los hospitales cordobeses están dando asistencia a 321 personas. De ellas, 38 están en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). También ha superado esa frontera el conjunto de la comunidad autónoma, al llegar este miércoles 4 de octubre a los 3.121 pacientes ingresados; con 408 de ellos recibiendo cuidados críticos.

Estas cifras suponen que en torno al 30% de las camas UCI de los hospitales públicos de Córdoba están ocupadas por afectados por coronavirus. Respecto a las camas convencionales (de ingreso en planta), aproximadamente el 18% de ellas están ahora mismo dedicadas a este tipo de enfermos. La presión asistencial es tan grande que el Hospital Reina Sofía ha tenido que abrir una séptima unidad covid (en dos días han pasado de cinco a siete).

Hay que tener en cuenta que, además de los afectados por este virus, también requieren asistencia, tanto en planta como en UCI, otro tipo de pacientes como los que tienen accidentes graves, los que se someten a intervenciones quirúrgicas o los que ven muy agravadas sus patologías, por lo que se necesitan camas libres para ellos.

Según las previsiones de la Junta, en Córdoba, tras la activación de este nuevo plan de contingencia en sus distintos niveles de acción y el cese de actividad asistencial normalizada se pasaría de 1.325 camas convencionales y 119 de UCI disponibles en la actualidad a un total de 1.554 camas convencionales (229 más) y 164 de UCI (45 más).

El nuevo plan supone la disponibilidad de 1.554 camas convencionales y 164 de UCI

Por otro lado, la Junta señala que "con el 10% de las hospitalizaciones totales en la provincia de Córdoba a día de hoy, en un escenario de 4.500 se contabilizarían 450 hospitalizaciones de los que 68 pacientes estarían en UCI". Llegado este punto y analizando todas las variables, "en dicho escenario no sería necesaria la implementación de recursos asistenciales no propios, además la provincia tendría capacidad para recepcionar posibles pacientes interprovinciales". Esto quiere decir que, en principio, si el covid sigue con este comportamiento, no hará falta medicalizar hoteles ni otros espacios. A su vez, la capacidad asistencial de Córdoba podría soportar incluso traslados de pacientes desde otros lugares de la comunidad autónoma.

Aún así, si hiciera falta se podrían habilitar otros recursos asistenciales que cuentan con características clínicas aprobadas por distintos comités provinciales de evaluación. En el caso de Córdoba se trataría de 400 camas adicionales ubicadas en el Hospital Centro de Andalucía de Lucena, que es de gestión privada.

"Estas previsiones se han calculado en función de la proyección epidemiológica que se está produciendo en Andalucía, al igual que las tasas actuales de hospitalización y UCI en cada provincia", indican desde la Junta.

El plan 4.000 contempla la adaptación de la gestión asistencial; manteniendo en todo caso todas las revisiones oncológicas al igual que las consultas, pruebas diagnósticas y/o tratamientos de esta índole; de igual modo, se mantendrían las primeras visitas y pruebas de primer diagnóstico de patologías potencialmente graves y del seguimiento del embarazo y se potenciarían las consultas en acto único.

También se mantendrían operativas las consultas y cirugías de urgencias y partos y la actividad relacionada con trasplantes, transfusiones o cualquier seguimiento de patologías que requiera soporte especializado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios