Córdoba

Coronavirus en Córdoba: La venta ambulante reclama un plan de rescate para el sector

Mercadillo de venta ambulante que se instala en El Arenal. Mercadillo de venta ambulante que se instala en El Arenal.

Mercadillo de venta ambulante que se instala en El Arenal. / El Día

La venta ambulante también sufre los efectos del coronavirus en Córdoba y reclama un plan de rescate para su recuperación, una vez que se levante el confinamiento.

Se trata de un sector "económico estratégico para la población gitana en Córdoba, que ya padecía problemas de carácter estructurales previo a la aparición del covid-19 y que, de no tomar medidas rotundas y claras en torno al mismo, dejará al 75% de la población gitana en una situación de precariedad absoluta que puede transformar esta crisis sanitaria, en una de carácter humanitario". Es el mensaje que ha lanzado la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas Kamira, que ha suscrito un manifiesto de la plataforma Khetane (Movimiento Asociativo Gitano del Estado) para pedir ayuda urgente a la venta ambulante.

En Córdoba viven mas de 8.000 personas de etnia gitana, mientras que en España hay más de 3.500 mercadillos que se celebran cada semana y detrás de ellos, 40.000 autónomos y miles de familias viven de esta actividad económica.

Entre todos ellos se encuentra Antonio Torcuato, portavoz de la asociación de comerciantes autónomos ambulantes de Córdoba Comacor), quien explica a el Día que no ha podido vender desde que se decretó el estado de alarma. "Estamos una situación mala y que, además, veníamos arrastrando", detalla, al tiempo que insiste en que en su sector tiene "una economía de supervivencia y muy débil". 

También alude a la situación que atraviesan sus compañeros y reconoce que muchos de ellos viven "en estado de shock por el confinamiento", mientras hay quien también tienen ya ansiedad e insomnio. "Tenemos negocios familiares y estos días hemos tenido una actividad de colaboración, pero somos un colectivo muy vulnerable", anota.

A su juicio, la única forma de superar esta situación es conseguir que se presten "ayudas directas". No en vano, recuerda que, al igual que en su caso, los vendedores ambulantes tienen la mercancía de la temporada primavera-verano "en furgonetas" por la imposibilidad de instalar sus puestos en los mercadillos. "No tenemos ingresos, solo la prestación del Gobierno por cesar la actividad", subraya. 

Torcuato, además, insiste en que cuando puedan retomar su actividad van a mantener "al máximo todas las garantías de seguridad porque en los puestos es más fácil que en un supermercado", aunque reconoce que al principio "será complicado porque la gente va a ir con miedo".

A pesar de ello, sostiene que "Córdoba es muy fiel con los mercadillos, desde los que ofrecemos una atención al cliente muy profesional".

La presidenta de Kamira, Carmen Santiago, por parte, advierte de que la crisis del coronavirus va a afectar muy gravemente a este sector y también al pequeño comercio por lo que reclama que se aporten medidas específicas para la venta ambulante.

El 63,6% de los puestos son textil, confección y mercería

Según el censo 2019 del comercio ambulante en Andalucía, en la provincia de Córdoba prácticamente la totalidad de los municipios poseen un mercadillo (74), solo Guadalcázar no lo celebra, siendo el dominical de El Arenal de la capital el que mas puestos reúne (246) seguido del de Lucena (172), el de Las Setas de la capital (168) y el de Cabra (135).

En la provincia, según los mismos datos, hay media docena de mercadillos con mas de 100 puestos. En la provincia de Córdoba, el día en el que más mercadillos se celebran es el viernes (21 municipios), seguido del martes (19 municipios).

Se trata en su mayoría de actividades económicas familiares con preminencia de la venta de artículos del sector textil y confección y mercería (63,64%) mientras que el resto de los sectores, exceptuando calzado, piel y artículos de cuero (12,87%); no superan el 10%.

Un 94,9% de los puestos encuestados ocupan a una o dos personas con una ata tradición familiar. La estimación de los ingresos medios diarios en los mercadillos andaluces es de 155,24 euros. Más del 70% se sitúa entre los 51 y 200 euros diarios en ventas, destacando un mayor porcentaje en el intervalo de 51 a 100 euros con un 45,2%, en contraposición de aquellas que manifiestan ingresar al día en ventas entre 101 y 200 euros, con un 27,4%.

El porcentaje de personas que ingresan menos de 50 euros y los que ganan más de 200 euros es similar, pues las primeras forman el 12,3% y las segundas el 15,2%, aunque aquellas con ingresos por encima de los 500 euros parece residual (1,1%.)

La población que trabaja en el sector del comercio ambulante en Andalucía está compuesta, aproximadamente, por un 65,67% de hombres y un 34,33% de mujeres, es decir, casi dos tercios está formado por hombres. Además, está población se caracteriza por establecerse en una franja de edad de entre los 36 y los 50 años (40,42%), siendo la edad media de 44,3 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios