gastronomía

Córdoba se erige como la ciudad del sabor

  • La alta cocina llena de actividad las calles con la quinta edición del Califato Gourmet, que incluye ponencias, talleres, la degustación de tapas en la calle y la tradicional cena del Círculo

Uno de los stands del 'Califato in the street'. Uno de los stands del 'Califato in the street'.

Uno de los stands del 'Califato in the street'.

Celebrar por quinto año consecutivo un acto gastronómico con gran acogida debe ser lo más parecido a la consolidación. El Córdoba Califato Gourmet ha regresado un año más para convertir a la ciudad en el epicentro de la alta cocina española con la concentración de numerosas estrellas Michelin que muestran estos días sus mejores dotes culinarias. Susi Díaz (La Finca), Fran Martínez (Maralba) o Nacho Manzano (Casa Marcial) son algunos de los chefs que este año participan en un evento donde no faltan los mejores cocineros cordobeses, Celia Jiménez, Paco Morales y Kisko García, además del panadero y repostero José Roldán.

Desde ayer y hasta hoy se celebra el Califato Gourmet con varios actos que van desde comer en la calle hasta disfrutar de una cena elaborada por los mejores cocineros participantes. Las citas más importantes tuvieron lugar ayer desde bien temprano. El Centro de Recepción de Visitantes (CRV) acogió a las 9:00 la conferencia inaugural del director general del Basque Culinary Center -una de las instituciones gastronómicas más reconocidas a nivel mundial-, Joxe Mari Aizega. Baiba Kitchen ofreció además, dentro de este acto, un taller práctico para, según la organización, "fomentar el emprendimiento en el sector alimentario de Córdoba y dinamizar a los emprendedores".

Y más allá del aprendizaje, lo que se espera de una cita como el Califato Gourmet es degustar los platos. El Califato in the street regresó al Bulevar de Gran Capitán con más de una treintena de establecimientos participantes que compiten por llevarse el premio a la mejor tapa de esta edición. Hamburguesa de secreto ibérico con queso azul, guacamole y cebolla caramelizada fue la apuesta de la Bodega de Lucman (Villanueva de Córdoba), las puntillitas de atún ahumado de Barbate sobre cama de cebolla caramelizada y salsa kimuchi fueron la presentación de Ostras & Mallorca y gyozas de carrillera de ternera compusieron la receta de Zahir Brillante. Había quien no sabía qué plato elegir, como Susana y Mario, una pareja de sevillanos que estaban de paso por Córdoba y que reconocían que "a un precio de dos euros te apetece probar todo". Sólo dos euros para degustar algunas de las tapas más sabrosas de la hostelería cordobesa. En este caso, los ciudadanos elegirán las tres mejores tapas y algunos de los chefs participantes, otras tres, los ganadores se conocerán hoy mismo en Medina Azahara.

La elaboración gastronómica continuó por la noche con la slow dinner en el Círculo de la Amistad. Susi Díaz, Elena Lucas y Celia Jiménez fueron las encargadas de elaborar uno de los menús, el Mezquita-Catedral, y Nacho Manzano, Fran Martínez y Kisko García tuvieron que cocinar el Sinagoga. Para ambos se agotaron las reservas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios