Salud

Córdoba es la provincia con más casos de cáncer pero con mejor supervivencia

  • La enfermedad seguirá creciendo por el envejecimiento de la población, pero también mejoran las perspectivas de curación

  • Los oncólogos apuestan por hábitos de vida saludables

Marcha de la Asociación Española contra el Cáncer. Marcha de la Asociación Española contra el Cáncer.

Marcha de la Asociación Española contra el Cáncer. / El Día

Córdoba es la provincia andaluza, junto con Jaén, con la tasa de prevalencia de cáncer más elevada. Algo más de 4.500 cordobeses sufrirán esta enfermedad a lo largo de este año, según los datos del Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que fija una tasa de 579 casos por 100.000 habitantes. Sólo Jaén, como ya se ha comentado, supera este umbral, con 582 casos.

Lo cierto que la provincia cordobesa se sitúa a la cabeza en todos los indicadores que recoge el informe elaborado por la AECC. Así, además de ser uno de los territorios con más prevalencia de esta enfermedad, también es la que presenta mejores índices de supervivencia. El informe apunta que en Córdoba hay una mayor tasa de personas que sobreviven al enfermedad después de cinco años.

Los cáncer de colon, mama, próstata, pulmón, piel y vejiga son los más frecuentes en Córdoba. La mortalidad es mayor entre los hombres porque hasta ahora eran los más afectados por el cáncer de pulmón, que tiene una tasa más alta de letalidad. En cambio, entre las mujeres destacan los tumores de mama, que presentan una mayor proporción de curación. Los datos indican que la tasa de mortalidad es de 220 por cada 100.000 habitantes, la más elevada de Andalucía.

En el Día Mundial del Cáncer, que se celebra hoy, el mensaje que se traslada tanto desde la AECC como desde la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SOAM) es positivo. El primero es que esta enfermedad se puede prevenir en gran parte si se siguen hábitos de vida saludable. El tabaco, por ejemplo, es la principal causa de cáncer, no sólo de pulmón sino de otros derivados, desde vejiga a garganta o esófago, según apuntan los informes de la AECC.

La alimentación y la lucha contra la obesidad –que es está convirtiendo además en un problema en edades muy tempranas– es otro de los hábitos que contribuye a prevenir esta patología. El segundo mensaje positivo es que la investigación ha avanzado mucho y la esperanza de vida también. Según la SOAM, más de mitad de los nuevos pacientes con cáncer en Andalucía logrará superarlos gracias a los nuevos avances en los tratamientos e innovaciones terapéuticas y a las nuevas técnicas de diagnóstico precoz, que ya está aumentan la supervivencia y la calidad de vida de las personas con algún tipo de tumor.

El presidente de la SOAM, Manuel Ruiz Borrego, ha destacado los últimos avances que se están desarrollando en la estrategia sanitaria contra el cáncer y en la mejora de la calidad asistencial y la investigación oncológica que se viene realizando en los últimos años en la comunidad, “aspectos que, sin duda, aportan razones para el optimismo y la esperanza de cara al futuro”. Las posibilidades de prevención, diagnóstico y tratamiento de los tumores “sigue creciendo cada año” y, además, “Andalucía es un referente nacional en el abordaje y tratamiento de estas patologías”.

Los cáncer de pulmón, mama, próstata y pulmón son los más frecuentes

Los datos en el territorio andaluz son similares a los que se registran a nivel nacional y europeo, tanto en la incidencia (nuevos casos) como en la prevalencia, con un crecimiento en los últimos años debido a diferentes factores como el aumento de la población, el envejecimiento, un mayor diagnóstico precoz, la contaminación y la adopción de hábitos y estilos de vida poco saludables, como el tabaco, el alcohol, la obesidad o el sedentarismo, que constituyen los principales factores de riesgo del cáncer.

Para el presidente de la SAOM, el gran reto de futuro contra el cáncer pasa por seguir promoviendo y facilitando el acceso a la innovación terapéutica para lo cual es necesario trabajar de manera conjunta entre todos los agentes implicados en la asistencia al paciente oncológico: profesionales sanitarios, administraciones públicas, investigadores, industria sanitaria, y pacientes, pero también los medios de comunicación, los líderes de opinión o la población en general.

“Sólo aunando esfuerzos y promoviendo la innovación, la investigación y la sensibilización sobre la incidencia de los malos estilos de vida en enfermedades como el cáncer, conseguiremos seguir avanzando”, ha dicho Ruiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios