El Campo en Córdoba

COAG denuncia coacciones a las cooperativas para que vendan el aceite por debajo de costes

  • La organización agraria defiende que los compradores están imponiendo cláusulas de manera abusiva en los contratos

Producción de aceite de oliva en una almazara. Producción de aceite de oliva en una almazara.

Producción de aceite de oliva en una almazara. / El Día

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha tenido acceso a documentación en torno a la compra-venta de aceite de oliva “en la que se evidencia claramente cómo las principales industrias compradoras están coaccionando a las cooperativas de aceite de oliva para que vendan por debajo de costes”, según han destacado desde la organización agraria.

Para COAG, los compradores están imponiendo cláusulas de manera abusiva, en las que obligan a reconocer costes de producción falsos, un 25% por debajo del coste oficial (2,70 euros por kilo), reconocidos por el propio Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para el aceite de oliva virgen extra.

“Esto tiene un nombre. Son prácticas mafiosas para intentar sortear la reforma de la Ley de mejora de la Cadena Alimentaria que obliga a pagar por encima de costes a los agricultores. En muchos casos las cooperativas se ven obligadas a pasar por el aro por el miedo a perder la venta y no dar salida a la producción de aceite almacenada, en un sector en el que son muy pocos los que concentran el grueso de la comercialización”, ha criticado Juan Luís Ávila, responsable del olivar de COAG.

“En medio de una crisis de precios en la que se ve sumida el sector desde hace casi dos años y con miles de olivareros abocados a la bancarrota, este tipo de prácticas no sólo son ilegales, sancionables y perseguibles sino que muestran la inmoralidad y especulación con la que juegan ciertas industrias”, ha añadido Ávila.

En este sentido, desde COAG se va a trasladar toda la información disponible a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) “para que, si se estima procedente, se inicien las denuncias correspondientes”, al tiempo que se ha pedido a la directora de la misma “que se active de forma urgente una campaña de inspección y verificación de contratos” en coordinación con el Ministerio de Agricultura y los organismos competentes de las comunidades autónomas.

“Se debe verificar que en los contratos de compra-venta de aceites de oliva se cumple el artículo 12 de la Ley para evitar la destrucción de valor en la cadena, es decir, que el precio que se pague sea igual o superior al coste de producción en el sector oleícola”, han sentenciado desde COAG. Desde esta organización agrararia se ha recordado que, si hay coacción para vender bajo costes o incluir cláusulas abusivas en los contratos, la sanción recaería para los compradores de aceite, no sobre el presidente de la cooperativa o la junta rectora de la misma.

Esta denuncia llega después de que hace pocas fechas la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos ya denunciara también “las prácticas especulativas que se están dando en el mercado del aceite de oliva, acentuadas con la situación de estado de alarma por la crisis sanitaria por coronavirus”. “Un significativo aumento de la demanda (+31 en hogares), una menor oferta (-37,6% de producción en última campaña) y el buen ritmo de las exportaciones, contrastan con una caída de los precios origen (-15%).

Para la organización agraria , esto evidencia que hay operadores que están destruyendo valor del campo a la mesa. “No es lógico que con esta situación de mercado, los precios al agricultor (1,90 euros por kilo) se sigan situando muy por debajo de los costes de producción, 2,70 euros por kilo”, apuntó entonces el representante de la organización agraria en la Interprofesional del Aceite de Oliva –Juan Luis Ávila–.

Desde COAG se pidió entonces a la Agencia de Información y Control Alimentarios que abriera de forma urgente una investigación para identificar a aquellos operadores “que están destruyendo valor en la cadena del aceite de oliva”.“La AICA tiene que empezar inmediatamente a verificar que, en los contratos de compra-venta de aceite de oliva, a la hora de fijar el precio se respeta el coste de producción, tal y como recoge la última reforma aprobada de Ley de mejora de la cadena alimentaria.  Es intolerable mantener una situación tan crítica por más tiempo cuando hay un repunte del consumo que está beneficiando a todos los operadores de la cadena menos a los olivareros”, subrayó entonces Ávila.

Todo ello, defendieron desde COAG, con unas exportaciones que se mantienen a buen ritmo pese a las dificultades que vienen sucediendo en los últimos meses en los intercambios comerciales mundiales que alcanzaban las 500.000 toneladas acumuladas en los primeros seis meses de campaña.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios