• La causa que llevó a Rafael Gómez a la cárcel, la Manada de Pozoblanco o la operación Fénix, entre los hechos más sonados

Crónica negra y tribunales

Juicios mediáticos y tristes sucesos

Rafael Gómez entrando a los antiguos juzgados. Rafael Gómez entrando a los antiguos juzgados.

Rafael Gómez entrando a los antiguos juzgados.

Barrionuevo

Escrito por

· Noelia Santos

Redactora

Más allá de los crímenes de violencia machista, que han supuesto la mayor parte de las muertes violentas acaecidas en Córdoba desde que este periódico naciera en 2020, la crónica negra de la provincia está salpicada de sucesos que han sorprendido y escandalizado a partes iguales a la sociedad cordobesa, que convive en un territorio seguro bajo este punto de vista. Capítulo aparte (como así ocurre en estas páginas) merece el caso Bretón, sin duda el más relevante y mediatizado de todos los que han tenido lugar en Córdoba.

Uno de los primeros sucesos narrados por este periódico que sorprendió y entristeció a todo el país fue la muerte de Julio Anguita Parrado, hijo de Julio Anguita y Antonia Parrado. El periodista murió en abril de 2003 cuando fue alcanzado por un misil lanzado por el ejército iraquí al sur de Bagdad.

Ese mismo año, también murieron cinco albañiles de Aguilar de la Frontera en un accidente de tráfico en la N-331, hecho que puso de relieve la siniestralidad de esta carretera. La petición de la mejora de las vías es, sin duda, uno de esos capítulos recurrentes en la provincia, dado el alto nivel de accidentes registrados, especialmente en la N-432.

Los restos mortales de Julio Anguita Parrado llegan al aeropuerto de Córdoba. Los restos mortales de Julio Anguita Parrado llegan al aeropuerto de Córdoba.

Los restos mortales de Julio Anguita Parrado llegan al aeropuerto de Córdoba. / Olga Labrador / Efe

En esta crónica negra no pueden dejar de aparecer varios sucesos que causaron gran conmoción en Córdoba, como la muerte de un niño de cuatro años ahogado en el Guadalquivir, en 2013, y cuya madre fue finalmente declarada culpable de asesinato. El río también le costó la vida a Jesús Moreno, un joven de 21 años que murió ahogado en septiembre de 2014 cuando intentaba salvar a un amigo.

Las desapariciones también han copado gran parte de los sucesos de la provincia. Las de Paco Molina y Ángeles Zurera aún no se han resuelto y este mismo año centraban el foco mediático las pérdidas de José Morilla y Mayte Cantarero. Estas últimas, tristemente, han tenido el peor desenlace posible. El cuerpo de Morilla fue encontrado tras más de dos meses de intensa búsqueda y lo mismo ocurrió con la joven cordobesa, cuya muerte apunta a un fatal accidente en un parque de Madrid.

También Córdoba se convirtió en foco mediático en 2013 cuando se halló, en el polígono de la Torrecilla, el mayor alijo de hachís incautado hasta el momento. En materia de drogas, la provincia ha protagonizado numerosos titulares en los últimos años por la presencia de plantaciones de marihuana y tabaco de contrabando.

Alijo de 52 toneladas de hachís incautadas en Córdoba en 2013. Alijo de 52 toneladas de hachís  incautadas en Córdoba en 2013.

Alijo de 52 toneladas de hachís incautadas en Córdoba en 2013. / Rafa Alcaide / Efe

En cuanto a los tribunales, hay dos juicios clave en estas dos décadas: el que sentó al empresario Rafael Gómez en el banquillo y el conocido como caso de la Manada de Pozoblanco. No está de más recordar que Gómez lideró un partido que llegó a ser la principal oposición al gobierno municipal. En febrero de 2017, el empresario fue condenado a cinco años y tres meses de prisión por varios delitos contra la hacienda pública, un fraude que la sentencia fijó en 29 millones de euros. Entró en la cárcel de Alcolea en diciembre de ese mismo año y desde hace dos disfrutaba del tercer grado. En 2020 ha conseguido la libertad condicional por su edad.

Igual o incluso más mediático fue el juicio a la Manada por delitos contra la libertad sexual y la intimidad cometidos contra una joven en Pozoblanco en 2016. El Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba condenó a penas que suman 13 años de prisión a Antonio Manuel Guerrero, Alfonso Cabezuelo, Jesús Escudero y José Ángel Prenda, los cuatro amigos sevillanos conocidos por la violación grupal de los Sanfermines.Sonado fue también el juicio al hermano Manolo, que estaba acusado junto a otro religioso y un cuidador de delitos de maltrato y abusos sexuales a usuarios de la Cruz Blanca. Los tres procesados fueron finalmente absueltos.

En los últimos años, otro de los procesos judiciales más sonados ha sido el que sentó en el banquillo a casi un centenar de joyeros acusados de fraude y encausados bajo la denominada operación Fénix. Ha sido el juicio más numeroso de cuantos se hayan celebrado en Córdoba. El caso arrancó en 2006, aunque no ha sido hasta este ejercicio cuando se ha celebrado la vista, que concluyó con la absolución de todos los implicados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios